Mark Carney, presidente del Banco de Inglaterra
Mark Carney, presidente del Banco de Inglaterra - AFP

El Banco de Inglaterra se distancia de la gala benéfica solo para hombres del Presidents Club Charity Dinner

«El gobernador está profundamente consternado», ha señalado este organismo quien ha negado que tuviera conocimiento del evento sólo para hombres en el que participaron 360 hombres de círculos financieros y 130 azafatas

LondresActualizado:

El Banco de Inglaterra ha negado este miércoles cualquier relación con la organización de la gala benéfica anual Presidents Club Charity Dinner, en la que se subastaba una reunión con Mark Carney, presidente de la entidad, después de que una investigación realizada por 'Financial Times' haya desvelado el acoso al que fueron sometidas las azafatas que participaban en el evento. Por otra parte, un alto cargo del Ministerio de Educación británico ha dimitido por haber ayudado en la organización del polémico ágape sólo para hombres en un hotel de lujo de Londres.

En concreto, se trata de David Meller, miembreo no ejecutivo del consejo de dirección del departamento de Educación desde 2013.

«El Banco de Inglaterra desea reiterar que no tenía conocimiento de la cena y no aprobó ningún premio para dicho evento», ha indicado la institución, subrayando que no ha tenido contacto de ninguna clase con Presidents Club ni con los organizadores del evento.

La cena benéfica exclusivamente masculina, celebrada la semana pasada en Londres, reunió a 360 hombres pertenecientes a círculos políticos, empresariales y financieros de Reino Unido que fueron atendidos por 130 azafatas contratadas para la ocasión, con el fin de recaudar fondos para el hospital infantil Great Ormond Street Hospital.

Acoso y proposiciones

Durante el evento, al que acudieron dos periodistas de «Financial Times» infiltradas como azafatas, varias trabajadoras fueron objeto de acoso y recibieron proposiciones por parte de los invitados a la cena, según revela el rotativo.

Entre los distintos lotes subastados durante la cena con el fin de recaudar fondos, se incluía la posibilidad de pujar para almorzar con Boris Johnson o para tomar el té con Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, que ha asegurado que desconocía esto, asegurando que el encuentro con Carney correspondía a otro evento benéfico y fue «vuelto a subastar» sin autorización del banco central en beneficio de los organizadores de Presidents Club Charity Dinner.

«El gobernador está profundamente consternado por que esto haya pasado», ha señalado el Banco de Inglaterra, explicando que, previamente, a petición de Lord Mayor, el banco había accedido a donar un recorrido por la institución para su fundación benéfica.

«El BoE entiende que quien se adjudicó la subasta de Lord Mayor resubastó el premio en Presidents Club Dinner», ha apuntado el banco central británico, subrayando que la entidad no fue consultada antes de esta circunstancia.

«Si lo hubiera sido, el banco habría rechazado dar permiso. La entidad tiene una política clara sobre organizaciones benéficas con las que colabora y el Presidents Club no figura entre ellas», ha subrayado la entidad, añadiendo que la «resubasta sin autorización del premio en la cena del Presidents Club iba claramente en contra del espíritu de la donación original y el banco la ha retirado».