La banca española mantiene sus peticiones de financiación al BCE en mayo

Las entidades financieras solicitaron el mismo montante del mes anterior, unos 169.640 millones de euros, mientras que los bancos centrales han pedido 757.783 millones de euros en el quinto mes del año, menos que en abril

MadridActualizado:

La banca española ha mantenido en mayo sus peticiones de financiación a largo plazo al Banco Central Europeo (BCE) al solicitar 169.640 millones de euros, el mismo importe que el demandado en abril. Concretamente, la banca española ha reducido por sexto mes consecutivo sus peticiones de financiación a la institución financiera, 38.000 millones menos.

Según los datos publicados hoy por el Banco de España, en mayo, los bancos centrales han pedido entre todos 757.783 millones de euros, un importe inferior a los 759.280 millones solicitados en abril.

En cuanto a la liquidez a corto plazo, las entidades financieras españolas han solicitado 35 millones de euros, por encima de los 28 millones del mes anterior. Por otra parte, el Banco de España ha incrementado en mayo, un 0,76%, las compras de deuda pública y bonos de bancos que forman parte del programa de estímulo de la economía europea a través de la adquisición de activos que impulsa el BCE, hasta los 321.219 millones de euros.

En el marco de dicho programa, los bancos centrales de la eurozona también han adquirido bonos de empresas, con la condición de que no tengan la calificación de «bono basura». En total, los bancos centrales de la zona del euro han destinado en mayo 2,5 billones de euros a todas estas adquisiciones, frente a los 2,48 del mes anterior.

El programa de estímulos del BCE se remonta al mes de marzo de 2015 y hasta finales del año pasado consistía en adquirir cada mes, a través de los bancos centrales de la zona del euro, hasta 60.000 millones de euros en deuda pública y de bancos de la eurozona. A partir de enero de 2018 y hasta septiembre de este año, el BCE comprará cada mes hasta 30.000 millones. El BCE estudiará hoy la posibilidad de poner fin al citado programa de compra de deuda.