Los ayuntamientos urgen a Hacienda a reformar la plusvalía municipal

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) está de acuerdo con la propuesta de reforma del Ministerio para no gravar las ventas con pérdidas

Piden un fondo que compense a los consistorios por los menores ingresos que recibirán

MADRIDActualizado:

Los ayuntamientos llaman al Ministerio de Hacienda a reformar la plusvalía local con urgencia y están de acuerdo con su propuesta, aunque piden que les compense. El Tribunal Constitucional tumbó el impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana hace casi un año en los casos en los que no existiera esta apreciación, es decir, cuando se vende con pérdidas frente a cuando se compró. En verano el Ministerio de Hacienda elaboró un proyecto de ley para reformar el tributo en el que fija que las ventas a menos de un año de la compra también tributan.

En dicho borrador, en las transmisiones onerosas -ventas- el contribuyente podrá acreditar que no hay incremento de valor con las escrituras mientras que en las gratuitas (donaciones o herencias) se tomará de referencia el valor real a efecto del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que fija cada autonomía. Si no se desglosa el valor del suelo, se calculará aplicando la proporción en la fecha de transmisión del valor catastral del terreno respecto al del inmueble.

Ahora la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha acordado por unanimidad que entre en vigor con urgencia la reforma elaborada por Hacienda para eliminar la inseguridad jurídica y plantea al Gobierno la creación de un fondo de compensación a través de una enmienda al texto.

Pequeñas ganancias

Como fuere, asesores y despachos reclamaba mayor claridad al texto de Hacienda para dirimir, por ejemplo, qué ocurría cuando el incremento de valor era pequeño y el impuesto era desorbitado. O en casos de ganancias, en los que algunos tribunales están cuestionando los coeficientes aplicados para calcular la revalorización del suelo.

Lo cierto es que meses antes de que el TC tumbara el impuesto, la recaudación de la plusvalía municipal alcanzó récord, con 2,577 millones de euros de ingresos en 2016, un 0,23% del PIB.