Las Autonomías vuelven a desbocar el gasto de personal

En 2017 dedicaron a sueldos 74.800 millones, casi 7.000 millones más que en el año 2013

MADRIDActualizado:

Los gobiernos autonómicos han vuelto a desbocar sus gastos de personal, tras el tijeretazo que impuso la crisis económica y el peligroso agujero contable que acumuló el sector público regional. Aquel ajuste fue drástico, pero fugaz. Y la mayor parte del ahorro que se consiguió con él ya ha sido dilapidado, porque las Autonomías no paran de aumentar sus gastos de personal desde hace cuatro años.

Según los datos definitivos de 2017 que acaba de certificar la Intervención General del Estado, el sector público autonómico se gastó en sueldos un total de 74.802 millones de euros durante el último año. Fueron unos 1.500 millones más que en 2016; casi 3.500 millones más si se compara con la cifra de 2015; y más de 6.000 millones superior al gasto de personal que registraron en el año 2014. Desde aquel ejercicio, el sector público autonómico está inmerso en una expansión continua del gasto de personal.

Austeridad enterrada

Entre 2009 y 2013, en el cuatrienio en el que la Administración se vio forzada a recortar su gasto estructural, los costes de personal del sector público autonómico se redujeron en un 11%. Pero desde el año 2013 lo han incrementado en prácticamente un 10%. El resultado: las Autonomías ya se están gastando en sueldos más que en el año 2008, cuando la crisis económica empezó a caer a plomo.

Si la vista se echa más atrás, el panorama es demoledor: en quince años, desde 2002, los gobiernos autonómicos han engordado sus gastos de personal un 82%. Es decir, prácticamente los han doblado. En 2002, la plantilla del sector público autonómico consumió un total de 41.048 millones de euros, frente a los 74.802 millones a que ascendió esta «factura» el año pasado.

La dura crisis económica que afloró en 2008 tampoco ha servido para adelgazar los costes de personal de las administraciones autonómicas y de sus extensos entramados compuestos por sociedades mercantiles, fundaciones, organismos autónomos y entes de lo más variado. En sueldos, los gobiernos regionales gastan mucho más ahora que antes de la crisis. Exactamente, del orden de 10.000 millones de euros más cada año. En 2007, los costes de personal del sector público autonómico ascendieron a 64.405 millones de euros, exactamente 10.397 millones menos que en 2017.

Plantillas engordadas

A las Autonomías les costó poner a dieta sus gastos estructurales cuando la crisis desplomó sus ingresos y desbocó la deuda. Sin embargo, han estado muy rápidas para remontar el gasto en cuanto empezó a sentirse la recuperación. Según desvela la Encuesta de Población Activa (EPA), el sector público autonómico ha engordado con 150.000 empleados más en solo tres años. En las administraciones regionales ha cundido la contratación de interinos.

Las administraciones regionales ya gastan más en sueldos ahora que antes de la crisis

La escalada de los gastos de personal condicionan la contabilidad de conjunto de los gobiernos regionales. Hay que tener en cuenta que, con mucha diferencia, los sueldos son la mayor partida de gasto en el sector público autonómico. Y en los últimos años han aumentado sustancialmente el peso que tienen en la estructura global de coses de las comunidades autónomas.

En el año 2007, las nóminas se tragaron el 39,9 por ciento del todo el gasto no financiero que acumuló el sector público autonómico. El año pasado, ese porcentaje se había incrementado hasta suponer el 43,3% del gasto total de las Autonomías -excluidas las operaciones financieras vinculadas a la deuda-.

Las administraciones regionales españolas acumulan décadas de acelerado aumento de los gastos de personal. Entre los años 2000 y 2009, al calor del «boom» económico, engordaron sus plantillas y los sueldos. En esos nueve años, los costes de personal del conjunto de las Autonomías se disparó un 137%.