En los últimos años se ha detectado un incremento de las tentativas de fraude de pequeño importe
En los últimos años se ha detectado un incremento de las tentativas de fraude de pequeño importe - ABC

Las aseguradoras evitan pagar 430 millones de euros en indemnizaciones durante el año pasado

Según estimaciones del último informe «El fraude al seguro español», las compañías descubrieron en 2017 casi 166.000 intentos de fraude frente a los 180.754 del año anterior, y por cada euro invertido en investigación recuperaron 48,10

MadridActualizado:

Las aseguradoras españolas han evitado pagar en concepto de indemnizaciones un montante de 430 millones de euros, un millón más que el año anterior. Además, han recuperado 48,10 euros por cada euro destinado a investigar posibles casos de fraude, según datos aportados por el último informe «El fraude al seguro español» de 2017 publicado este jueves por Investigación cooperativa entre entidades de crédito (ICEA).

En rueda de prensa, los representantes de ICEA, Marta Rodríguez, y de la patronal del seguro español, Unespa, Miguel Ángel Vázquez, han recordado que el estudio se ha elaborado con la información remitida por 38 compañías que suman una cuota de mercado del 54,5%. Rodríguez ha precisado que las aseguradoras participantes en el estudio descubrieron el año pasado casi 166.000 intentos de fraude, concretamente 165.959, frente a los 180.754 de 2016, con lo que se puede afirmar que evitan casi el 80% de los intentos.

Y gracias a ello, las compañías han evitado pagar indemnizaciones por importe de 430 millones, un millón más que el año anterior, añadió Rodríguez, que explicó que la comparativa entre ambos ejercicios no es totalmente fiable, ya que en 2016 participaron en el estudio tres aseguradoras más que en 2017.

Aumento de los pequeños fraudes

Asimismo, en los últimos años se ha detectado un incremento de las tentativas de fraude de pequeño importe, que en 2017 fueron en torno al 38 % de los casos, frente al 29% en 2011, lo que indica el aumento de los intentos no profesionales, aunque aún hay muchas redes delictivas organizadas que simulan siniestros, especialmente en el ramo de autos.

Según los datos de ICEA, el 63,6 % de los casos descubiertos se dio en el seguro de autos, en tanto que los del ramo de diversos (que incluye hogar, comercios y pymes entre otros) concentraron el 29,4 %; y otro 5,9 % de los intentos se produjeron en los seguros de vida, accidentes y salud.

La inversión media de las compañías en la investigación de fraudes se ha situado en torno a los 54 euros, aunque varía en función de los ramos, ya que en automóviles el gasto medio está en 42,40 euros y en diversos, en 78,30.

Un intento de fraude al minuto

En cuanto al tipo de fraudes que se intenta cometer, en autos han destacado las reclamaciones desproporcionadas, en un 38,5% de los casos, mientras que en diversos, lo más frecuente fueron los siniestros simulados, el 28,1% de total, y en seguros personales los más numerosos (el 52,2%) intentaron ocultar lesiones o daños preexistentes.

Los representantes de las compañías han recordado, como hacen cada año, que el coste de los fraudes a una aseguradora lo paga el conjunto de su clientela, y alabaron el compromiso de las compañías para luchar contra esta lacra, igual que el de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Según ha explicado el representante de Unespa, Miguel Ángel Vazquez, «cada minuto una persona intenta defraudar a una aseguradora en España», por un importe que estaría en torno a los 50.000 euros cada hora.