Centro de Amazon en San Fernando de Henares
Centro de Amazon en San Fernando de Henares - LORENZO DURÁN

Los sindicatos acusan a Amazon de fichar trabajadores para intentar minimizar su primera huelga en España

Los trabajadores denuncian además que las «presiones» a los empleados se realizan ahora de forma individual

MadridActualizado:

Las horas previas a la huelga de 48 horas convocada por los trabajadores de Amazon en Madrid están siendo convulsas. Los sindicatos han denunciado que la compañía está intentando contratar «antiguos trabajadores» para contrarrestar el impacto que tendrán los paros en el centro logístico de San Fernando de Henares.

«Es la estrategia que están siguiendo», denuncia Douglas Harper, de la sección sindical de CC.OO en la planta, en declaraciones a ABC. Los trabajadores también señalan que la empresa está redistribuyendo horarios y obligando a muchos empleados a trabajar este fin de semana como respuesta a los paros. Para la semana que viene, han planteado ampliar una hora cada día de jornada.

Además, el comité de empresa del centro reitera que se están produciendo presiones a los trabajadores para que no hagan huelga. A diferencia de anteriores ocasiones, estas ya no serían a grupos de empleados, sino de forma individualizada.

En declaraciones a ABC, la compañía ha negado este supuesto y se ha remitido al comunicado que envió cuando comenzó el conflicto laboral, en el que señalaba que seguirá «manteniendo un diálogo directo con nuestros asociados, garantizando las mejores condiciones laborales, un paquete de remuneración competitivo, un gran ambiente de trabajo y oportunidades profesionales». Además, ha señalado que ha invertido en España más de 500 millones en seis años y ha creado más de 2.000 puestos de trabajo.

La huelga de los trabajadores de Amazon, que comenzará mañana y se extenderá hasta el viernes, se produce tras paralizarse las negociaciones entre trabajadores y empresa para determinar el nuevo convenio colectivo. El gigante logístico ofreció converger hacia el pacto regional de la logística, una propuesta que ha sido rechazada tajantamente por los trabajadores.

Estos protestan por las «extenuantes» condiciones que les impone la compañía durante eventos como las Navidades o el «Black Friday». Además, denuncian figuras como las horas «flexis», que la compañía puede reclamar con cinco días de antelación y no se compensan hasta que se finalice el contrato.

No es la primera huelga a la que se enfrenta Amazon en Europa. En los últimos meses se han producido paros en Alemania, Francia e Italia. Para los programados en España, los sindicatos esperan un apoyo «masivo». En la votación que realizó el comité de empresa hace escasas semanas, un 75% de los trabajadores votó a favor de la huelga.