Imagen de archivo
Imagen de archivo - JOSÉ GALIANA

La Airef cree que las pensiones subirán un 0,25% al año hasta 2022

La Autoridad Fiscal prevé que los Presupuestos de 2017 han inflado los ingresos de la Seguridad Social en 2.000 millones

MadridActualizado:

Las maltrechas cuentas de la Seguridad Social impedirán que las pensiones suban más de un 0,25% al año al menos hasta 2022. Es la conclusión a la que llega la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) en su último informe sobre el índice de revalorización de las pensiones de 2017, en el que calcula que el déficit del sistema (sin incluir el Servicio Público de Empleo Estatal y el Fogasa) será del 1,1% del PIB en 2022 frente al 0,8% que calcula el Ministerio de Empleo y la Seguridad Social. La Airef ya señaló que ello redundará en una pérdida de poder adquisitivo del 7% para los pensionistas hasta dentro de cinco años, ya que la inflación crecerá más.

El 0,25% de revalorización es el suelo que marca la Ley y es el porcentaje que subirán las pensiones en 2017 según los Presupuestos, un alza avalada por la Airef. Si este tope no se aplicara, las pensiones tendrían que bajar casi un 3% este año atendiendo a la fórmula de revalorización que tomade referencia la situación de las cuentas de la Seguridad Social. De hecho, si el tope del 0,25% no se aplicara el déficit del sistema sería del 0,2% en 2022 y las pensiones se reducirían cada año hasta un 0,75% en 2022.

Las razones de las diferencias entre lo que calcula la Airef y Empleo recae en que los primeros pronostican un gasto por pensiones superior y unos ingresos inferiores para los próximos años. Fuentes de la Airef apuntan que la gran desviación se produce este año, cuando el Gobierno ha cuadrado las cuentas sobre el papel para cumplir el objetivo del déficit. La Autoridad Fiscal cree que los Presupuestos han inflado los ingresos por cotizaciones sociales en 2.000 millones en 2017. Por ello, frente al objetivo del 1,4% de déficit, la Airef augura un 1,6%.

Desde este año las estimaciones de Empleo ganan realismo, según la Airef. El gran problema es que los ingresos por cotizaciones están recuperando brío tras la destrucción de empleo de la crisis y con la moderación salarial como gran obstáculo. Al mismo tiempo, el número de pensionistas está en máximos históricos y con la generación del baby boom aún por jubilarse, lo que se producirá a finales de la década de los veinte. De esta forma los gastos crecerán de media hasta 2022 un 2,7% de media según Empleo y un 2,9% en opinión de la Airef. Los ingresos avanzarán un 4% (un 3,7% para la Airef) y pese a ello, el agujero del sistema no se cerrará en los próximos cinco años.

Las proyecciones de pensiones de la Airef y de la Seguridad Social, a la que el organismo ha alabado por su transparencia, dependen del número de ocupados, de jubilados pero también de las previsiones demográficas. En este sentido, fuentes de la Airef critican con dureza las estimaciones de población del INE, por «poco sofisticadas». En su opinión, las previsiones de Estadística dependen en exceso del momento en que se elaboran, por lo que las desviaciones con la realidad en los últimos años han sido considerables.

Por ejemplo, para 2016 creía que el saldo migratorio (entradas menos salidas) iba a ser de 13.000 personas, prosiguiendo la etapa de debilidad de la crisis. Finalmente, España acabó recibiendo 89.000 inmigrantes más de los que salieron en 2016.

Ante esto, la Airef dejará de utilizar las previsiones del INE y elaborará las suyas propias. La Autoridad también se ha quejado a la Comisión del Pacto de Toledo de las estadísticas del INE.