Sector público

El agujero financiero de las autonomías supera ya los 270.000 millones de euros

La deuda que acumulan es casi diez veces mayor que el capital del que disponen

El desequilibrio de las cuentas financieras de los gobiernos regionales se traduce en déficit y deuda creciente
El desequilibrio de las cuentas financieras de los gobiernos regionales se traduce en déficit y deuda creciente - E. Agudo
Roberto Pérez Madrid - Actualizado: Guardado en: Economía

Los gobiernos autonómicos suman un agujero financiero que supera ya los 270.000 millones de euros. Este indicador es la diferencia entre pasivos y activos financieros. Es lo que se conoce como activo financiero neto: restar el dinero que se debe al dinero que se tiene ahorrado o invertido –depósitos bancarios, acciones y préstamos concedidos a otras entidades–. Esa resta arroja unos números rojos de órdago en el conjunto de las autonomías, porque la deuda que acumulan los gobiernos regionales es nueve veces superior que el capital del que disponen. Y ese espinoso desequilibrio va a peor mes a mes.

Según los últimos datos anuales certificados por el Banco de España, las administraciones autonómicas tenían un agujero «monetario» –diferencia entre activos y pasivos financieros– de 269.989 millones de euros a 31 de diciembre pasado, y el avance del déficit hace que esa cifra siga empeorando mes a mes. Esos números rojos con los que se cerró 2016 eran 8.000 millones más que un año antes, casi 15.000 más que el agujero financiero que tenían las autonomías a finales de 2013, del orden de 59.000 millones más que el que presentaban a finales de 2012… De siete años a esta parte, ese agujero financiero de las autonomías prácticamente se ha triplicado, y el grueso corresponde a Cataluña –que lidera la lista en volumen de endeudamiento autonómico– y a la Comunidad Valenciana. Entre ambas regiones y Andalucía concentran más de la mitad de toda la deuda financiera del conjunto de los gobiernos regionales.

A principios del presente año, la deuda global de los ejecutivos autonómicos había rebasado ya la barrera de los 300.000 millones de euros: 230.000 millones de euros por préstamos pendientes de pago, más de 50.000 millones de euros por títulos de deuda pública y unos 22.000 millones por otro tipo de pagos pendientes. Frente a esos más de 300.000 millones anotados al debe, los gobiernos regionales suman apenas 35.000 millones de euros en activos: unos 15.000 millones en dinero en efectivo y depósitos bancarios, alrededor de 550 millones en inversiones crediticias –préstamos concedidos a otras entidades–, más de 13.000 millones en forma de acciones y participaciones empresariales y unos 6.000 millones por diversos derechos de cobro.

Desde el año 2011, el dinero líquido de los gobiernos autonómicos ha aumentado en casi 12.000 millones de euros. Sin embargo, en términos prácticos ese ahorro ha tenido nulo efecto en saneamiento económico, porque las deudas de las autonomías se han disparado en ese mismo tiempo en la friolera de 101.000 millones de euros.

Toda la actualidad en portada

comentarios