Panel de vuelos en el aeropuerto de El Prat (Barcelona)
Panel de vuelos en el aeropuerto de El Prat (Barcelona) - INÉS BAUCELLS

Las aerolíneas «low-cost» y las tradicionales ya se reparten el mercado español a partes iguales

Las compañías de bajo coste transportaron a casi 23 millones de pasajeros hasta julio y alcanzaron el 50% de cuota de mercado

MadridActualizado:

El modelo «low-cost» en España vive su particular recuperación. Durante los primeros siete meses del año las aerolíneas de bajo coste experimentaron un crecimiento del 13,4% respecto al año pasado, transportando 22,86 millones de pasajeros extranjeros. La tendencia al alza del modelo provocó que durante este periodo alcanzara el 50% del tráfico aéreo de pasajeros en España, alcanzando de esta forma a las aerolíneas tradicionales.

Así lo confirman los datos difundidos este jueves por la Subdirección General de Conocimiento y Estudios Turísticos, dependiente del Ministerio de Industria y Turismo. Las compañías tradicionales también mejoraron sus cifras hasta julio, al transportar un 10,9% más de pasajeros; 22,87 millones en total.

Ambos segmentos mantuvieron el pasado mes el crecimiento mostrado en todo 2016 y aumentaron en tráfico. Las «low-cost» transportaron 4,8 millones de pasajeros, un 11,7% más que el mismo mes de 2015. Las compañías tradicionales hicieron lo propio con 4,7 millones de pasajeros, aumentando esta cifra un 13,7% en comparación con 2015.

Las cifras de julio también evidencian el cambio de tendencia en el tráfico aéreo español. Durante este mes fueron las compañías de bajo coste las que obtuvieron mayor cuota de mercado, con un 50,3% del tráfico. Esta cifra sirvió para alcanzar prácticamente el número de pasajeros internacionales transportados por las compañías tradicionales durante los primeros siete meses del año y fijar un reparto del 50% en la industria.

Ryanair, easyJet y Vueling fueron las principales responsables de estos datos, al concentrar entre las tres el 65,1% del volumen de pasajeros generados en compañías «low-cost» y el 33,3% del total del flujo en julio.

El Brexit no lastró el avance de las compañías de bajo coste. El Reino Unido, con 8,29 millones de pasajeros (el 36,2% de los usuarios «low-cost») lideró las llegadas en este tipo de compañías aéreas hasta julio y cosechó un crecimiento del 14,9% respecto al año pasado. Los italianos (11,7%) y los alemanes (11,2%), siguieron a los británicos en este índice.

Tras superar en pasajeros a las compañías tradicionales durante la crisis económica y perder el liderazgo del sector en 2014, las compañías de bajo coste han dado caza a sus rivales durante el verano de 2016. Varios analistas sostienen que esta particular recuperación se debe a la creación de aerolíneas de bajo coste por parte de compañías tradicionales, así como el crecimiento en el número de vuelos de corto alcance provocado por las tensiones vividas en regiones como los países del Mediterráneo.