MILLÁN HERCE

La aceituna de mesa desata un conflicto comercial con Estados Unidos

La denuncia por «dumping» de dos empresas de California podría ocasionar pérdidas de 700 millones al sector en España

MadridActualizado:

Las aceitunas de mesa son un producto representativo de la Marca España. De hecho, nuestro país es el principal exportador a Estados Unidos y un referente a nivel mundial. Sin embargo, la industria aceitunera está en entredicho después de la denuncia realizada por dos empresas de California (Bell-Carter Food Inc. y Musco Family Olive Company). que acusaron al sector de estar realizando importaciones subsidiadas y comercializando a un precio inusualmente bajo, un fenómeno conocido como «dumping».

La Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa) ha comenzado a coordinar la respuesta que se va a dar ante estas acusaciones. Ya se han reunido directamente con representantes de la Secretaría de Estado de Comercio, integrada en el Ministerio de Economía, y con el Ministerio de Agricultura. Además, están contactando con despachos jurídicos en España, Bruselas y EE.UU., según ha informado a ABC Antonio de Mora, secretario general de Asemesa.

Este afirma que es fundamental «la coordinación de todos los implicados, de España con la UE y entre las comunidades autónomas afectadas». Asemesa se ha reunido también con Sánchez Haro, consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, ya que esta comunidad es la más afectada como principal productora de aceitunas. La UE ya se ha posicionado en este caso ofreciendo apoyo para la defensa de la industria aceitunera en España.

En las distintas reuniones que han tenido lugar, Asemesa ha concluido que las acusaciones son infundadas. «Las empresas españolas están comercializando dentro de la legalidad de la UE y de la Organización Mundial del Comercio», ha afirmado el representante de la asociación. Ahora están en proceso de analizar, con ayuda jurídica y en contacto directo con las autoridades pertinentes, qué documentos e información es necesaria para defender las exportaciones de las aceitunas de mesa. «No se está poniendo en entredicho las exportaciones de aceitunas negras de España, sino todo el sistema de ayudas europeas a la agricultura mediante la PAC y los planes de desarrollo rural», ha afirmado Antonio de Mora.

Esto se debe a que si la acusación fuese aceptada por las instituciones competentes de EE.UU. se sentaría un precedente en contra de todas las ayudas agroalimentarias concedidas por la UE y el caso podría llegar a afectar a otros sectores. Copa-Cogeca, la organización que representa los intereses de los agricultores europeos, mostró asimismo su voluntad de colaborar y a Asemesa les ha llegado la preocupación y respaldo de otros países que podrían verses afectados, como Francia.

El conflicto, según ha explicado Antonio de Mora, consta de tres fases. La primera, que se desarrolla hasta el 4 de agosto, estudia si realmente se está haciendo daño al sector aceitunero de California y las exportaciones de España son una amenaza real, como ellos afirman. La segunda fase es la que corresponde al conflicto relacionado con el «dumping», es decir, si las aceitunas españolas se están vendiendo a un precio por debajo de lo normal y que las empresas de California consideran injustos. La tercera es la que estudia si las subvenciones obtenidas están dentro de la legalidad.

En caso de una resolución desfavorable para la industria española de la aceituna de mesa, esta sanción podría suponer el cierre del mercado durante cinco años, con una pérdida estimada de 350 millones de euros y hasta 700 millones de euros, en el peor de los casos, si la sanción se prorrogase durante otro lustro.