Economía

Abertis se refuerza en Argentina con una inversión de 250 millones

Supone el primer paso para solventar el conflicto que el grupo y el país mantienen abierto desde hace años

Salvador Alemany, presidente de Abertis
Salvador Alemany, presidente de Abertis - INÉS BAUCELLS
EUROPA PRESS Madrid - Actualizado: Guardado en: Economía

Abertis ha alcanzado un acuerdo con Argentina que constituye el primer paso para solventar el conflicto que el grupo y el país mantenían abierto desde hace años por la congelación durante más de una década de los peajes de las dos vías que la compañía tiene en ese mercado.

En virtud del principio de acuerdo, Argentina extenderá doce años, hasta 2030, el contrato de concesión a Abertis de la autopista de acceso Oeste a Buenos Aires, una de las más importantes del país, que inicialmente vencía en 2018.

La ampliación del plazo de concesión compensa a la compañía española por el importe que Argentina le adeuda por los años en que estuvieron congelados los peajes, estimada en unos 250 millones de dólares (unos 223 millones de euros).

Asimismo, permite cubrir la inversión, también de 250 millones de dólares, que el grupo se ha comprometido a realizar en la vía con los propios recursos que genere la infraestructura.

El principio de acuerdo entre Abertis y Argentina (a través de la Dirección Nacional de Viabilidad, dependiente del Ministerio de Transporte del país) queda ahora pendiente de lograr las correspondientes aprobaciones legales y gubernamentales. Asimismo, Abertis y Argentina negocian en paralelo un acuerdo similar respecto a la otra autopista que tiene en el país, el acceso Norte a la capital.

Una vez que todos estos acuerdos se cierren y formalicen, la compañía que preside Salvador Alemany está dispuesta a retirar la demanda de arbitraje internacional que impuso contra Argentina en el Ciadi en diciembre de 2015, ante la imposibilidad que entonces veía de lograr un acuerdo con el Gobierno argentino sobre la congelación de peajes casi una década antes.

Ahora, Abertis considera que este acuerdo evidencia la apuesta del grupo por la colaboración público-privada para invertir en infraestructuras, por «alcanzar soluciones con las administraciones que creen valor futuro para los distintos territorios» y por crecer orgánicamente, esto es, con su actual cartera de autopistas.

Estrategia de crecimiento

El pacto logrado en Argentina es similar a los que el grupo ha alcanzado en otros países en los que opera (Francia, Brasil, Chile y Puerto Rico) en los que, si bien este caso sin mediar conflicto, ha logrado extender los plazos para explotar autopistas a cambio de comprometerse a realizar inversiones.

Así, con el pacto con el Gobierno argentino, además de sentar las bases para solventar un contencioso, Abertis da un paso más en su estrategia de crecimiento con la que continúa mientras está pendiente de la opa formulada por la italiana Atlantia.

De hecho, 2017 puede constituir un ejercicio récord de inversión del grupo, dado que, sólo en el primer semestre de 2017, la compañía ya ha acordado operaciones de crecimiento en autopistas por unos de 3.300 millones de euros, importe al que habría que sumar el pacto para reforzarse en Hispasat.

En Argentina, el grupo español cuenta con dos autopistas. En concreto, controla el 57,6% de la vía acceso Oeste a la ciudad de Buenos Aires, de 56 kilómetros de longitud por la que circulan unos 78.744 vehículos diarios; el 49% del acceso Norte, de 95 kilómetros, y un tramo de 24 kilómetros de la vía de circunvalación. El país aportó ingresos de 189 millones de euros en 2016, alrededor del 4% del total, y 56 millones a su Ebitda.

Toda la actualidad en portada

comentarios