Presentación de resultados de Abanca en 2016
Presentación de resultados de Abanca en 2016 - ABC

Abanca logra un beneficio neto de 229 millones en el primer semestre de 2017

La entidad ha reforzado su orientación a pymes y autónomos, colectivos que reciben el 61% de la financiación concedida

VIGOActualizado:

Abanca ha obtenido en los seis primeros meses de 2017 un beneficio neto de 229 millones de euros, un 23,1% más en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. El crecimiento del negocio recurrente, un 16,2%, ha permitido a Abanca obtener una rentabilidad del 11,4%.

La cartera crediticia de Abanca, como se ha indicado en una rueda de prensa celebrada, avanzó un 6% interanual y su tasa de morosidad se redujo hasta el 5,6%, más de dos puntos por debajo de la media del sector, mientras que la cobertura de activos problemáticos se sitúa en el 55%.

La entidad ha reforzado su orientación a pymes y autónomos, colectivos que reciben el 61% de la financiación concedida. En términos interanuales, el número de nóminas y pensiones domiciliadas creció un 6,8%. En lo que va de año, Abanca ha logrado captar 60.000 nuevas nóminas.

Con 1.845 millones de euros sobre el nivel de capital exigido por el Banco Central Europeo (BCE), cifra equivalente a una holgura del 6,96%, la entidad se sitúa como la segunda mejor capitalizada del sector financiero en España.

Por lo que respecta a los requerimientos de liquidez, cumple los requisitos a largo y corto plazo establecidos por el BCE para 2018.

La entidad dispone de 5.034 millones de euros en activos líquidos y una capacidad de emisión de 4.453 millones, lo que suma 9.500 millones de euros de capacidad de generación de liquidez.

Estos números, unidos a su posición de solvencia, con un capital CET1 situado en el 14,5%, posicionan favorablemente a Abanca para afrontar los retos del entorno.

«Mejora significativa»

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, se ha mostrado "muy complacido" por la "mejora significativa" en la cuenta de resultados de la entidad durante la presentación de los resultados del primer semestre en Vigo, acompañado por el consejero delegado, Francisco Botas, y el director general financiero, Alberto de Francisco.

Escotet se ha congratulado por la consecución, y en algunos casos, la superación de los objetivos "complejos" marcados hace tres años en la planificación estratégica de la entidad.

Ha rememorado que "recibimos un banco con muchas dificultades", que exigieron "un esfuerzo considerable", pero ha demostrado su capacidad para superar las dificultades y, hoy por hoy, tiene "mucho futuro y muchas posibilidades de seguir mejorando los resultados".

Escotet ha ratificado una vez más la apuesta de Abanca por Galicia, ya que es su "plataforma de negocio" principal y "la esencia de lo que somos", ha dicho, sin menoscabo de que se trata de una entidad "con ambición nacional y trabajamos en ello".

Escotet ha resaltado que en el Grupo Banesco "nunca hemos vendido en 40 años ninguna de nuestras inversiones", y ha añadido que "en Galicia no va a ser distinto, mucho menos con la rentabilidad que estamos obteniendo. El negocio va francamente muy bien y sabemos que va a ir mejor", ha apostillado.

Sobre la salida a Bolsa de Abanca, ha vuelto a manifestar la "vocación clara" de la entidad gallega, pero entiende que aún no se dan las circunstancias, como acumular un historial de "buenos resultados y buena gestión" que permita, en el momento de salir al parqué, "asegurar el mayor valor a los accionistas".

También ha apuntado a la necesidad de esperar a que "las curvas de tipo cambien", lo que no parece, ha dicho, que vaya a suceder en el corto plazo.

Sin prisa para deshacerse de activos

Preguntado por las desinversiones, Escotet ha indicado que de lo que queda en la cartera de participadas no hay "ninguna prisa" en deshacerse de activos, y que los procesos se basarán en la búsqueda de "la mejor oportunidad" que pueda ofrecer el mercado en su momento.

En el caso concreto de Itínere, ha admitido que "hay interesados" en comprar acciones, pero "no parece" que a corto plazo Abanca vaya a desinvertir, al menos hasta 2018, en vista de que "no hace sino mejorar tráficos y resultados".