El 60% es por la creación de empleo

El 40% del aumento de la recaudación del IRPF en 2017 se debe al alza de salarios, según la Airef

Los Presupuestos de 2017 fueron los primeros con previsiones realistas desde 2008 ya que «solo» inflaron los ingresos en 3.600 millones

De media el desvío en los últimos nueve años fue de 17.641 millones

MadridActualizado:

Los presupuestos de 2017 tuvieron unas previsiones realistas de ingresos, algo que no ocurria desde 2008. Las últimas cuentas «solo» inflaron los ingresos en 3.628 millones, un desvío «razonable» según apuntó ayer en el Congreso de los Diputados el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá. Según sus datos, el desvío medio de los Presupuestos presentados entre 2008 y 2016 con la recaudación final fue muy superior, de 17.641 millones cada año.

Los capítulos donde este año habrá un desfase mayor entre lo que reflejan las cuentas y lo que se recauda son el IRPF (se ingresarán 1.095 millones menos de lo contemplado) y, sobre todo, las cotizaciones sociales (1.578 millones menos). En Sociedades se recaudará 930 millones menos, según la Airef, mientras que el IVA será la única figura que tendrá un comportamiento mejor de lo esperado: recabará 420 millones más.

Oficialmente el Gobierno dibujó las cuentas de 2017 con un crecimiento de la economía del 2,8%, aunque internamente se contemplaba un repunte del PIB mayor -ahora prevé un 3,1%-. Escrivá señaló que desde 2008 “las administraciones han sido extraordinariamente optimistas en sus previsiones de ingresos, en torno a dos puntos o punto y medio del PIB”.

Al observar la desviación media de los nueve años que transcurren entre 2008 y 2016 se vislumbra que año a año las cotizaciones se han inflado en 5.648 millones por encima de lo recaudado en cada ejercicio. La crisis y el mayor optimismo de los sucesivos Gobiernos año a año, sobre todo para cuadrar las cuentas ante Bruselas e incumplir a final de año el déficit, explican este optimismo reiterado.

Algo que no ha ocurrido este año. La fortaleza de la economía explica parcialmente este cumplimiento: por ejemplo en IRPF, el 60% del aumento recaudatorio se explica por la creación de empleo, pero el 40% restante es por el repunte de los salarios. Unos 2.200 millones mas de ingresos en el impuesto que, en buena parte, se deben a las mayores nóminas que mejoran los datos de otros años, en los que la contribución de los sueldos era marginal en el alza de la recaudación del IRPF, debido a la contención salarial. Entre 2014 y 2016 casi todo el incremento de ingresos se debió a la creación del empleo.

En este punto, la Airef coge los datos en términos nominales, por lo que no se descuenta el efecto de la inflación sobre el poder adquisitivo. Pese a que la moderación de los sueldos se mantiene, ya que la remuneración por asalariado según el Gobierno, crecerá un escueto 1,1% este año, es algo mayor que en ejercicio precedentes. En 2016 fue negativa, del -0,3%. Este año, pese a la contención, las nóminas crecerán levemente con el correspondiente impacto en las cotizaciones -que repuntan al 5%- y los ingresos por IRPF.

Sin embargo, si España cumplirá el déficit este año no será por la Administración Central y la Seguridad Social, que rebasarán sus objetivos, sino, de nuevo, por el superávit de los ayuntamientos y porque las comunidades cumplirán con su meta del 0,6% este año. En este punto, la intervención de Hacienda en Cataluña tendrá un efecto beneficioso para el déficit: Escrivá ha puntualizado que el cumplimiento de la comunidad, tras la vigilancia reforzada del departamento dirigido por Cristóbal Montoro, se sitúa en factible, por lo que se espera que la región se adecúe a las meta de déficit, algo que no ocurría desde 2007.

Como fuere, hasta la intervención de Hacienda, la comunidad había procedido a un ajuste que le había dejado en buena posición para adecuarse a la meta. Realmente, casi todas las comunidades cumplirán este año, gracias a la contención del gasto y, sobre todo, a los mayores recursos recibidos por el sistema de financiación. La Airef cree que sólo Extremadura y Murcia rebasarán con certeza el objetivo del 0,6%.