Economía

Los hurtos cuestan 1.600 millones anuales a las grandes empresas de consumo

Las compañías se muestran satisfechas con la reforma del código penal y creen que ayudará a reducirlos

Productos confiscados por la Policía procedentes de hurtos
Productos confiscados por la Policía procedentes de hurtos - abc
s. e. - Madrid - Actualizado: Guardado en: Economía

Las empresas de gran consumo se han mostrado satisfechas con la reforma del código penal en materia de hurtos comerciales, que suponen unas pérdidas anuales de 1.600 millones de euros, el 1% de la facturación, según datos del sector. El director general de la Asociación de Empresas de Gran Consumo (AECOC), José María Bonmatí, se ha mostrado «seguro» de que «habrá una labor de freno clarísima» en los hurtos comerciales a partir de la reforma del código penal, aunque no ha ofrecido una estimación de la reducción de estos delitos que podría producirse gracias a la modificación, según recogió Ep.

Bonmatí ha apuntado que el porcentaje de denuncias de hurtos comerciales «tendrá que subir» con la reforma del código penal, ya que actualmente se encuentra en el 15%, según datos de AECOC. No obstante, el director general de esta asociación ha esperado que «la masa de los delitos baje por el efecto disuasorio». Esta reforma, en su opinión, no trata todos los temas que el sector consideraba «relevantes», pero sí «los más sustanciales».

Según ha indicado Jesús Zarzalejos, profesor de derecho procesal y asesor externo de AECOC, esta «reforma beneficia a todo el sector», incluso a los pequeños comercios, que «no pueden disponer de fondos e inversiones suficientes para crear sistemas de seguridad preventivos». El interés del sector, según Zarzalejos, «no es que los delincuentes entren en la cárcel, sino que no entren en las tiendas a robar».

Zarzalejos ha explicado que, tras la reforma el Código Penal, el hurto pasa a ser considerado delito en todo caso, aunque hasta 400 euros se considerará delito leve. Según ha aclarado, se ha actuado sobre la multirreincidencia, ya que se contemplan penas de prisión a partir del cuarto hurto.

Además, se han incluido en el hurto las actuaciones de grupos criminales que no tienen una estructura jerárquica interna, sino que se asocian para cometer hurtos esporádicos y la posibilidad del ministerio fiscal de pedir el archivo en los delitos de escasa gravedad cuando se haya reparado el daño.

Por su parte, el director general de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), Ignacio García Magarzo, ha denunciado que los hurtos comerciales suponen «un problema muy desconocido en este país», ya que «el hurto de productos de alimentación se entiende como consustancial a la sociedad».

Magarzo ha apuntado que las pérdidas de 1.600 millones de euros por hurtos comerciales no solamente perjudican a las grandes empresas de consumo, sino también a los fabricantes y a los consumidores y, especialmente, a los trabajadores del comercio, «porque son ellos los que se enfrentan día a día a este tipo de actos».

Por último, el director general de la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), Aurelio del Pino, ha apelado a la conciencia ciudadana, ya que «está en sus manos no contribuir al crecimiento y fortalecimiento de las redes», ya que «este tipo de delincuencia pone en riesgo muchos valores de la convivencia».

Toda la actualidad en portada

comentarios