Economía

La carretera más larga del mundo medirá 21.000 kilómetros y unirá Europa con Estados Unidos

El proyecto, ideado por Vladimir Yakunin, ha sido presentado en «Academia rusa de las ciencias de Moscú»

La idea todavía no ha sido presupuestada ni aprobada, pero augura una buena cantidad de beneficios para los que inviertan en ella
La idea todavía no ha sido presupuestada ni aprobada, pero augura una buena cantidad de beneficios para los que inviertan en ella - DAILY MAIL
ABC.ES - @abc_es - Madrid - Actualizado: Guardado en: Economía

Puede que, en los próximos años, viajar de Estados Unidos a Londres en coche sea posible. Al menos, así será si Vladimir Yakunin (presidente de la empresa «Russian Railways») logra que su macro proyecto sea aprobado. Y es que, tal y como afirma el diario «Siberian Times», este hombre de negocios ha presentado un plan para construir una gigantesca carretera transiberiana de más de 21.000 kilómetros que unirá las ciudades de Londres y Nueva York a través de Rusia.

Según ha afirmado el propio Yakunin en un plan presentado en la reunión de la «Academia rusa de las ciencias de Moscú», el objetivo es construir una carretera que una la frontera oriental de su país con el estado de Alaska cruzando la estrecha franja del mar de Bering que separa Asia de América del Norte. Bautizado como «Trans-Eurasian Belt Development (TEPR)», el proyecto pretende seguir la ruta del Ferrocarril transiberiano.

«Será una interestatal entre las civilizaciones. El proyecto debe convertirse en realidad y basarse en las nuevas tecnologías», explica el político en declaraciones recogidas por el «Siberian Times».

La distancia total de la carretera sería de unos 21.000 kilómetros y pasará por ciudades como Londres (Gran Bretaña), Moscú (Rusia), Nome y Fairbanks (Alaska) y Nueva York (Estados Unidos). Con todo, el informe no ofrece detalles de cómo será la ruta a través del mar o de cómo se llevará a cabo el susodicho proyecto. No obstante, la idea beneficiaría regiones como Nome, la cual no cuenta con ninguna ruta que permita a sus conductores llegar rápidamente al sistema de vías estatales.

De momento, se desconoce qué entidad será la encargada de sufragar este inmenso (y aún no aprobado) proyecto. De hecho, ni siquiera se ha ofrecido un presupuesto más allá de la afirmación de que el coste será de «miles de millones de dólares». No obstante, se sospecha que el desembolso del capital inicial podría verse altamente recompensado en un futuro en base a los ingresos que generará la carretera.

Toda la actualidad en portada

comentarios