Martín Giacchetta es propietario, junto al empresario Carlos Mateo, de Boutique Gym
Martín Giacchetta es propietario, junto al empresario Carlos Mateo, de Boutique Gym - abc

Boutique Gym, un selecto gimnasio en el corazón de Madrid

Actualizado:

Paula Echevarría, David Bustamante, Soraya, Álex González, Hiba Abouk, Cristina Pedroche, Manel Fuentes, Romina Belluscio o los futbolistas Guti o Álvaro Morata han pasado por sus manos. El argentino Martín Giacchetta está considerado uno de los mejores entrenadores personales de nuestro país - fue declarado por la FIBO entrenador personal de 2012-, y propietario, junto al empresario Carlos Mateo, de Boutique Gym, el selecto gimnasio que ambos abrieron el 5 de mayo pasado en Madrid (www.boutiquegym.es).

«Haber nacido en Argentina tiene sus ventajas, y una de ellas es que aprendí a convivir con crisis, a enfocar todo desde mi estado de ánimo y no del general. Y por suerte me asocié con alguien de mis mismas características. Desde que lo decidimos fuimos a por todas, sin pensar en lo que pasaba a nuestro alrededor. Para ganar hay que arriesgar y nosotros lo arriesgamos prácticamente todo... sin el prácticamente», relata este deportista que hace algo menos de 13 años llegó a España con tan solo 300 euros en la cartera, pero con la maleta hasta arriba de sueños.

Martín y Carlos, un aventajado alumno que se unió al deportista para emprender, montaron Boutique Gym «a pulmón, con mucho sacrificio porque no es fácil lograr ayudas públicas», explica Giacchetta, para el que «tantos impuestos y tan altos son un obstáculo para emprender». Su demanda es la de otros muchos emprendedores: «Un empresario que esta dispuesto a dar trabajo debería tener una carencia de 24 meses en el pago de impuestos, lo contrario ralentiza y a veces frustra cualquier tipo de emprendimiento», dice.

Los comienzos siempre son difíciles y para estos empresarios también. «Arrancar un negocio no es tan fácil como tener buenas ideas de negocio. Cuando uno vuelca la idea a la realidad se da cuenta de por qué no todo el mundo tiene un negocio entre manos», apunta este experto en nutrición y dietética, entrenador personal y superior de triatlón, licenciado en educación física y finalista en diez maratones internacionales.

¿Por qué Boutique Gym? «Se nos ocurrió cuando mi gran amigo el arquitecto Jorge Miquelarena, me habló de que debíamos diferenciarnos de todos, que debíamos ser un gimnasio especial, un gimnasio Boutique. Estábamos un poco cansados de que todos los nombres terminen con la palabra FIT o con algo que esté relacionado con el cuerpo. Hay que ser originales en la vida o al menos intentarlo», afirma.

Martín y Carlos no tienen previstos, por el momento, en su hoja de ruta planes de expansión. «Estamos centrados en sacar adelante el Boutique Gym de Serrano 50 pero mentiría si te dijera que parte de nuestro pensamiento no está en crear una cadena de gimnasios Boutique. Posiblemente, Barcelona sea nuestro siguiente paso», avanza.