2015, el año de la consolidación de la recuperación económica española
En el tercer trimestre de 2014 se contabilizaron 515.700 parados menos que hace un año - juan carlos soler

2015, el año de la consolidación de la recuperación económica española

Actualizado:

Analizamos en base a las entrevistas con cinco expertos las previsiones, los retos y la evolución de los indicadores económicos en nuestro país para el año que viene

12345678910
  1. El paro seguirá bajando, pero muy lentamente

    En el tercer trimestre de 2014 se contabilizaron 515.700 parados menos que hace un año
    En el tercer trimestre de 2014 se contabilizaron 515.700 parados menos que hace un año - juan carlos soler

    Los datos no engañan, si bien tienen matices. La tasa de paro, según la EPA del tercer trimestre de 2014, se situó en el 23,67% frente a una del 25,65% del mismo periodo del año pasado. El empleo creció en 274.000 personas en los últimos 12 meses y el paro bajó en otras 515.700. Los expertos consultados por ABC creen que el desempleo seguirá bajando, pero que será muy difícil recuperar los porcentajes de ocupación anteriores al estallido de la crisis económica.

    En opinión de Alfonso Novales, profesor de Economía Cuantitativa en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), "se han perdido muchos puestos de trabajo a lo largo de la crisis y se requerirá mucho tiempo para recuperar el empleo perdido". De hecho, considera que hasta dentro de tres años no será posible situarnos en niveles inferiores al 20%. Cree que el problema reside en que "la renta se encuentra un 10% por debajo que antes de que comenzara la crisis económica y esto ha mermado el consumo". Asimismo, considera que "la reforma laboral no ha servido de mucho porque se aspiraba a crear empleo permanente y no se ha hecho". "Los principales problemas hoy en día del mercado laboral son un exceso de legislación, el elevado número de contratos y la dualidad", asegura.

    Por su parte, David Cano, director general de Analistas Financieros Internacionales (AFI), resalta que si la economía crece al 2%, "el paro va a seguir cayendo y la creación de empleo mantendrá una tasa del 1,5%". Los matices negativos residen en que crecerá muy poco a poco y en que "la situación actual conlleva flexibilidad laboral y rebajas salariales". Preguntado por el impacto de la reforma laboral, asegura que en AFI no saben "cómo ha afectado a la creación de empleo en España" y que lo único que tienen claro es que "sube la ocupación por el crecimiento del PIB".

    Marcel Jansen, profesor de Teoría Económica e Historia Económica de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), pone de relieve que el paro ha bajado, pero "sigue habiendo casi 5,5 millones de desempleados". "Los Sevicios Públicos de Empleo deberían colaborar con las agencias privadas de colocación", asegura. Jansen describe el alto paro estructural (2,4 millones de personas desempleadas durante más de dos años) como el principal problema. "Los retos de España no están en el corto plazo ni en el 2015, sino en conseguir una recuperación sólida que llegue a todos los estratos de la población", sentencia. También incide en que la prórroga de la ayuda para los parados es un buen comienzo, siempre y cuando vaya acompañada de un programa de reinserción en el mercado de trabajo.

    Para Juan A. Gimeno Ullastres, catedrático de Economía Aplicada en la UNED, "el enfermo ha mejorado, pero sigue con fiebre muy alta". Gimeno Ullastres considera que se ha creado mucha desigualdad, ya que "más de la mitad de la población activa está parada, es precaria o tiene contrato temporal". El catedrático de la UNED se muestra crítico con la situación: "Es una salida en falso. Decir que la crisis es algo del pasado es insultante". También se queja de que con la reforma laboral "se crece antes, pero peor" y llega a afirmar que solo "ha servido para maquillar los datos".

    El quinto y último de los entrevistados; Javier Díaz-Giménez, profesor del IESE; es más optimista. Define 2014 como ·un año "bueno para el empleo si tenemos en cuenta la destrucción de puestos de trabajo que se ha dado anteriormente". "Me parece positivo que con un PIB bajo haya habido creación de empleo. Desde luego, la evolución ha sido mejor que en otros ciclos", destaca.

  2. Se mantienen las previsiones del PIB

    El PIB subirá un 2% en 2015, según las previsiones del Gobierno
    El PIB subirá un 2% en 2015, según las previsiones del Gobierno - fotolia

    Las previsiones del Gobierno incluyen un crecimiento del PIB del 1,3% este año y del 2% ya en 2015. Sin embargo, el estancamiento en la zona euro con un débil avance del 0,2% en el tercer trimestre de 2014 podría lastrar la recuperación española. La mayoría de profesores con los que ha hablado ABC son optimistas: las exportaciones sufrirán, pero España cumplirá con las estimaciones para el año que viene.

    Alfonso Novales, profesor de Economía Cuantitativa en la UCM, afirma que el estancamiento de la zona euro ya está afectando al sector exterior español. Si bien, recuerda que las previsiones del Instituto Complutense contemplan una previsión estimada acorde que ya incluía esta atonía de las exportaciones.

    El director general de AFI, David Cano, coincide en que es difícil que los problemas en la zona euro no afecten a España ya que "es el principal socio comercial de la economía española". Desde AFI, no obstante, mantienen las previsiones (un 2% para 2015) debido a que este escenario ya se manejaba. "Además, el crecimiento se puede compensar por la caída del precio del petróleo y la depreciación del euro frente al dólar", puntualiza Cano.

    Marcel Jansen, profesor de Teoría Económica de la UAM, no lo ve tan claro. Dice estar sorprendido por el hecho de que las tasas de crecimiento cercanas a cero en la zona euro no hayan afectado aún más a las exportaciones españolas. "Si países como Francia e Italia no adoptan reformas, tal y como ha hecho España, los efectos pueden ser muy negativos. Existen riesgos más elevados de los que transmite la Prensa. Se tarda mucho en adoptar medidas, los tiempos en Europa son demasiados largos", advierte.

    Jansen no se atreve a realizar previsiones "con tanta incertidumbre en Europa". Pero augura que "si no se toman las medidas adecuadas, el sufrimiento en los países rescatados va a ser enorme". También ve brotes verdes: "La QE del primer trimestre de 2015 podría ayudar a estabilizar la economía, pero la estrategia tiene que ser más amplia e incluir estímulos fiscales junto a reformas. Las medidas del BCE junto a la caída del precio del petróleo pueden ayudar a contrarrestar el efecto del parón de la zona euro".

    Por su parte, Juan A. Gimeno Ullastres, catedrático de Economía Aplicada de la UNED, opina que las previsiones macro del Gobierno se podrán mantener porque la caída de las exportaciones se compensará con otros factores como la rebaja de los precios del petróleo y el plan Juncker, que estimulará la demanda.

    Javier Díaz-Giménez, profesor de Economía del IESE, coincide con los otros expertos entrevistados. "Es evidente que España va a crecer menos de que crecería si el PIB de la zona euro estuviera avanzando en mayor medida. Sin embargo, no creo que afecte a las previsiones macroeconómicas; ahora mismo un crecimiento del 2% en 2015 no parece disparatado". También resalta que los bajos precios del petróleo y la depreciación del euro ayudarán a la recuperación española.

  3. Los hogares tirarán de la economía

    El consumo de los hogares subió un 2,7% en el tercer trimestre
    El consumo de los hogares subió un 2,7% en el tercer trimestre - isabel permuy

    Algunas voces se quejan de que la mejora de la prima de riesgo y de las financiación española aún no se ha notado en los bolsillos. Pero, los datos contradicen esta afirmación. La economía española creció en el tercer trimestre del año un 0,5% gracias al tirón de la demanda interna con una subida del consumo de los hogares del 2,7%. Preguntamos a los expertos si la mejora de los datos macroeconómicos se ha trasladado a la economía real.

    El profesor de Economía Cuántica de la Complutense Alfonso Novales responde que ambos parámetros van unidos. "Las expectativas de crecimiento, aunque modestas, han ayudado a mejorar los indicadores del mercado de deuda, pero estamos aún lejos de alcanzan los niveles de antes. En este sentido, la confianza de los mercados se traslada a la calle y viceversa".

    El director general de AFI opina lo mismo y cree que no debería hacerse distinción entre ambos. "El PIB ha subido un 1,6% interanual debido a que el consumo de las familias ha crecido un 2,5%. El consumo de los hogares ha sido el motor del crecimiento económico en 2014 y lo seguirá siendo en 2015", predice.

    Sin embargo, Marcel Jansen, profesor de la UAM, cree que aún se necesita tiempo. "A medida que se vaya creando empleo mejorará la situación e incluso algunas empresas se verán obligadas a subir salarios. Son los poco cualificados los que no van a ver una mejora de sus condiciones, de momento". Asimismo, insiste en que en España "se infravalora el problema de los riesgos de exclusión social y económica de los parados de larga duración".

    El catedrático de Economía Aplicada de la UNED Juan A. Gimeno Ullastres también destaca la desigualdad instalada en nuestra sociedad. "Se da una diferencia entre los datos globales y lo que vive realmente el ciudadano". En este sentido, apunta que hay españoles menos afectados por la crisis que han recuperado la confianza y por otro lado, una gran mayoría de la población que no percibe la recuperación económica.

  4. La inflación seguirá cercana al o%

    El IPC registró una tasa negativa del -0,4% en noviembre
    El IPC registró una tasa negativa del -0,4% en noviembre - fotolia

    Los analistas no esperan que los precios se recuperen en el corto plazo. El IPC en noviembre se situó en una tasa negativa del -0,4% encadenando así cinco meses consecutivos caídas. La bajada de precios del petróleo no contribuirá a una recuperación inmediata de los precios. De todos modos, la mayoría no cree que suponga un problema importante para la consolidación de la recuperación en nuestro país.

    "La inflación seguirá siendo reducida durante los dos próximos años", explica Alfonso Novales, profesor de Economía Cuántica de la Universidad Complutense de Madrid. "El escenario más razonable es que se mantenga por debajo del objetivo del BCE del 2%. Cuando se fortalezca la economía, crecerán los precios", indica.

    David Cano, director general de AFI va más allá e incluso habla de riesgo de deflación "si el petróleo sigue cayendo". "Los precios no van a crecer mucho porque no hay presiones al alza de la demanda. Desde AFI esperamos un estancamiento en los próximos meses", sentencia.

    El principal problema, según Marcel Jansen, profesor de Teoría Económica e Historia Económica de la Universidad Autónoma de Madrid, reside en que "si los precios y los salarios están estancados no se gana en competitividad". Pero Jansen apunta a Europa como el lastre fundamental: "Si hay inflación en Europa se gana en competitividad porque aumenta la demanda agregada y España exporta más", argumenta. Sobre el futuro, augura que la inflación en nuestro país "va a situarse entre el 0 y el 0,5% durante mucho tiempo". Si embargo, incide en que lo realmente le preocupa es que los precios bajos no se traduzcan en competitividad.

    Por su parte, Juan A. Gimeno-Ullastres, destaca que los precios dependerán de factores como la evolución europea, la demanda agregada y el petróleo. También prevé que no haya cambios sustanciales.

    Para Javier Díaz-Giménez, profesor del IESE, la baja inflación es un dato que tampoco le parece preocupante. Además, incide en que en este indicador influye una variable global como es la caída del precio del petróleo.

  5. ¿Subida de sueldos? Dependerá del sector

    La propia CEOE ha asegurado que los sueldos deberían subir en algunas empresas
    La propia CEOE ha asegurado que los sueldos deberían subir en algunas empresas - FOTOLIA

    Los analistas y diferentes instituciones mantienen posiciones enfrentadas sobre si ha llegado el momento de subir los sueldos en España tras años de ajustes.Hace unos días, el Banco de España alertaba de que un alza generalizada de salarios truncaría la recuperación. Sin embargo, organismos internacionales, como la OCDE apuestan por subir las retribuciones e incluso desde la patronal de empresarios CEOE han admitido que algunos sectores pueden permitirse volver a aumentar los salarios. Los expertos consultados por ABC también discrepan sobre el asunto.

    El profesor de Economía Cuántica de la Complutense, Alfonso Novales, incide en que la situación debería empezar a ser invertida ya que hasta ahora "el peso del ajuste ha recaído más en los trabajadores que en las empresas". "Sin embargo, todo depende de los sectores y de la situación de cada compañía; por ello, se debería ir más allá en la descentralización de los convenios", aclara.

    Por su parte, el director general de AFI, David Cano, cree que todavía no ha llegado el momento de subir sueldos en las empresas."Sigue siendo necesaria la contención laboral para recuperar la competitividad. Es difícil que suban los salarios cuando la oferta de trabajadores es mayor que la demanda. Además, sigue habiendo una tasa de paro muy elevada de un colectivo sin cualificación", subraya.

    Marcel Jansen, profesor de la Universidad Autónoma, tampoco cree necesaria una subida de sueldos en la actualidad, aunque recalca que depende de cada empresa. Sin embargo, prevé que el crecimiento acabará por llegar a los bolsillos de los ciudadanos y recuerda que los ajustes salariales los han sufrido más los trabajadores poco cualificados.

    Para Juan G. Ullastres, catedrático de Economía Aplicada de la UNED, sí ha llegado el momento de subir los salarios como una medida "para estimular la demanda interna y que vuelva el consumo". El catedrático de la UNED considera, al contrario que el Banco de España, que un alza generalizada de sueldos tendría un efecto positivo en toda la población y recuerda que desde la OCDE también se ha pedido.

    Javier Díaz-Giménez, profesor de Economía del IESE, argumenta que todavía no deberían producirse subidas. "Los nuevos contratados están notando un ajuste. Aún falta tiempo para que suban los salarios y fluya el crédito. De todos modos, hay que tener en cuenta que cada empresa es un mundo y hay algunas que están mejor y se pueden permitir un aumento de las retribuciónes", indica. No obstante, matiza que ya se está dando un menor número de despidos gracias a un avance del crecimiento del PIB.

  6. A la espera del BCE

    El presidente del BCE aprobará la QE a partir de enero
    El presidente del BCE aprobará la QE a partir de enero - jaime garcía

    El Banco Central Europeo (BCE) ha sacado toda la artillería en los últimos meses para atajar la baja inflación y el débil crecimiento. La entidad central ha rebajado los tipos de interés hasta el mínimo histórico del 0,05% y ha anunciado un programa de compra de bonos privados. Asimismo, ha lanzado dos subastas de liquidez por 400.000 millones de euros para los bancos en septiembre y este diciembre. Ahora, los mercados esperan la compra de bonos soberanos anunciada para el primer trimestre de 2015. Consultamos a los cinco expertos si estas medidas han sido efectivas y el futuro impacto de un posible QE (Quantitative Easing) con vistas al primer trimestre de 2015.

    Alfonso Novales, el experto de la UCM, afirma que el BCE ha creado "frustración" en sus últimas reuniones al despertar "expectativas que no han llegado a materializarse" tal y como ocurrió en la reunión del pasado diciembre con el retraso de la compra de bonos soberanos a enero. Pese a ello, reconoce que Draghi ha conseguido en varias ocasiones "frenar la especulación en los mercados gracias a sus mensajes".

    David Cano, califica de muy buena la actuación del BCE. "En AFI valoramos de forma muy positiva la posible compra de bonos soberanos a partir de enero y la rebaja de los tipos de interés", indica.

    Otros expertos, como Marcel Jansen de la UAM, consideran que en los próximos meses va a producirse "una batalla en el seno del BCE" por la discrepancia de opiniones. "Las medidas aprobadas hasta ahora y las previstas contribuyen a dar aire a la economía, ya que se compra tiempo. Suponen un estímulo temporal a la demanda, pero insisto en que se necesitan más reformas, algo que también ha dicho Draghi", explica. Jansen añade: "España se beneficiará de estas medidas, sin duda".

    Juan A. Gimeno Ullastres, catedrático de Economía Aplicada de la UNED, indica que el BCE está haciendo todo lo que puede hacer y advierte: "Es necesario que estas medidas se complementen con un cambio en el modulo productivo español. No podemos seguir dependiendo de la vivienda y la construcción".

    Javier Díaz-Giménez, profesor de Economía del IESE, cree que los estímulos de la entidad central siempre ayudan, aunque "todavía le queda margen de actuación". "Vamos a ver qué pasa con el tercer rescate a Grecia y cómo responde Mario Draghi", sentencia.

  7. Todavía quedan reformas pendientes

    El Gobierno de Rajoy ha aprobado numerosas reformas en tres años
    El Gobierno de Rajoy ha aprobado numerosas reformas en tres años - jaime garcía

    Aunque el Gobierno ha aprobado numerosas reformas en lo que llevamos de legislatura (laboral, de las pensiones, fiscal, de la Administración), los profesores entrevistados por ABC echan en falta de forma unánime más voluntad reformadora por parte del Ejecutivo.

    El profesor de Economía Cuántica de la Complutense Alfonso Novales considera que habría que darle otra vuelta al mercado laboral. "Hay que eliminar la dualidad, reducir el despido y establecer sistemas activos de formación de trabajadores. Los derechos adquiridos deberían poder ser trasladador por los trabajadores de una empresa a otra tal y como establece el modelo austríaco de despidos. También se debería promover la movilidad horizontal en las empresas y que los empleados puedan ser colocados en puestos más razonables sin capacidad de negarse a ello". afirma.

    David Cano, de AFI, critica que el déficit no se ha ajustado todo lo que debería y que habría que acometer una reducción adicional del gasto.

    Preguntado por las reformas que quedan por aprobarse, el profesor de Teoría Económica de la UAM, Marcel Jansen, cita una en profundidad del sistema público de empleo y la colaboración de las agencias privas y públicas; intensificar más las políticas activas para ayudar a los parados de larga duración y avanzar más en la reforma fiscal.

    Juan A. Gimeno-Ullastres, por su parte, cree que faltan muchas reformas como la referente a introducir competencia en sectores básicos como la banca o la electricidad, que en su opinión, "ofrecen servicios muy caros"; la reforma del mercado energético "porque hay mucha dependencia del petróleo y por el parón de las renovables"; una más profunda de la administración pública "para que los funcionarios que trabajen mal la noten"; otra reforma fiscal más a fondo; una autonómica y municipal "real" y otra "de la Justicia para atajar los casos de corrupción".

    Por último, Javier Díaz-Giménez, profesor de Economía del IESE, pone de manifiesto que siempre son las mismas las reformas que quedan pendientes. "Habría que modificar más la del mercado de trabajo e incluir el contrato único y una mayor flexibilización del despido. También es necesaria una reforma profunda de la administración y de la financiación autonómica. La de las pensiones tampoco está resuelta. Creo que los cambios que se han llevado a cabo adolecen de baja intensidad porque hay poca voluntad de reforma", señala.

  8. España cumplirá con el déficit

    La reforma fiscal de Montoro entrará en vigor en 2015
    La reforma fiscal de Montoro entrará en vigor en 2015 - EFE

    En su último informe de previsiones, la Comisión Europea (CE) dio un tirón de orejas a España al advertir de que está "en riesgo" de incumplir con el objetivo de déficit en 2015 si no acomete más ajustes para compensar la reforma fiscal. No obstante, la mayoría de los analistas con los que hemos hablado consideran que pese a la rebaja del IRPF que entrará en vigor en enero, nuestro país sí conseguirá el objetivo del 4,2%.

    Por ejemplo, Alfonso Novales de la UCM, asegura no tener muy claro "que se vaya a incumplir el objetivo ni que se vayan a necesitar medidas adicionales". Además, recuerda que "los anuncios de previsiones se realizando con una discrecionalidad tremenda y van cambiando a lo largo del año".

    El director general de AFI, David Cano, también apunta a que es posible cumplir el objetivo debido a un aumento de la recaudación. De todos modos, advierte: "Aunque nos quedemos una décima arriba o abajo, el problema del déficit y la elevada deuda seguirán siendo un lastre para España".

    Marcel Jansen, profesor de la Universidad Autónoma, es el más crítico. En este sentido, asegura que "la reforma fiscal ha sido muy modesta y claramente electoralista". "La CE ya ha dado un aviso a España y le ha dicho que puede obstaculizar el objetivo de déficit. Se tendrían que haber simplificado impuestos, suprimido deducciones y corregido la tarifa plana para que se contrate a personas con salarios bajos", opina.

    Bajo otro punto de vista, Juan A. Gimeno-Ullastres, catedrático de la UNED, destaca que "la rebaja fiscal no será tan grande ya que se contemplan bajadas en los tipos impositivos, pero correcciones menos visibles en el impuesto de la Renta y de Sociedades que van a compensar las primeras".

    Javier Díaz-Giménez, profesor de Economía del IESE, tampoco cree que existan problemas para cumplir con el objetivo de déficit del 4,2% en 2015. Su opinión se basa en que se llegará a la meta gracias al crecimiento previsto y en que, por otra parte, "el objetivo no es muy ambicioso".

  9. El fin del ajuste en la vivienda

    Algunos organismos prevén que el precio de la vivienda comience a subir en 2015
    Algunos organismos prevén que el precio de la vivienda comience a subir en 2015 - REUTERS

    El precio de la vivienda, tras años de caídas por el estallido de la burbuja inmobiliaria, ha sumado dos trimestres consecutivos al alza, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, en el tercer trimestre de 2014 subió un 0,3% y en el segundo, un 0,8%. Sin embargo, los datos son contradictorios. Otros organismos, como el Ministerio de Fomento, reflejan que el precio de los inmuebles volvió a bajar en el tercer trimestre de este año, en concreto un 2,6%. Además, la agencia de calificación Moody's prevé que siga cayendo en 2015. Por su parte, los expertos consultados por ABC predicen que el ajuste probablemente haya acabado.

    Alfonso Novales, profesor de Economía Cuántica de la Universidad Complutense de Madrid, cree que los precios de no pueden seguir cayendo, aunque existe un exceso de viviendas muy difícil de vender. "El precio subirá en las zonas donde haya demanda. En otras, como en las capitales de provincias, los precios no van a encarecerse debido al elevado «stock»".

    David Cano, director general de AFI, señala que gracias a que empieza a haber crédito y sobre todo, a la entrada de inversores internacionales, el valor de los inmuebles ha marcado un punto de inflexión en 2014. "En AFI esperamos una recuperación del sector inmobiliario en 2015", resume.

    Para Marcel Jansen, profesor de Teoría Económica de la Universidad Complutente, el fin del ajuste del sector del ladrillo dependerá de la recuperación de la economía en general. También destaca que se producirá, principalmente, un repunte de la demanda de vivienda de segunda mano.

    Sin embargo, Juan A. Gimeno Ullastres, catedrático de Economía Aplicada de la UNED, duda de que suba por el «stock» existente tan alto aún sin absorber. Sí augura que tendrá lugar una estabilización de los precios.

    Por último, Javier Díaz-Giménez, del IESE, asegura que "lo más normal es que haya una estabilización y que se encarezcan cuando acabe el ajuste".

  10. La incógnita del Ibex 35

    Sesión de mediados de diciembre del Ibex 35
    Sesión de mediados de diciembre del Ibex 35 - efe

    Predecir cómo se va a comportar el Ibex 35 es difícil. El selectivo español depende tanto de la evolución de la economía nacional como de la internacional e incluso de sucesos geopolíticos que ocurren al otro lado del planeta. Para muestra un botón: en 2014 se ha visto afectado por asuntos tan dispares e impredecibles como la crisis en Ucrania, la caída del rublo, los mensajes del BCE o el impago de los bonos de deuda por parte de Argentina.

    Desde BBVA Global Markets Research calculan que el principal indicador de la Bolsa española se sitúe alrededor de los 12.000 puntos en 2015 y que la prima de riesgo caiga hasta los 70 puntos básicos. Consultamos a los cinco profesores cómo creen que va a evolucionar el Ibex el año que viene.

    El primero de los entrevistados por ABC; Alfonso Novales, de la UCM, augura que el comportamiento en el parqué español seguramente sea bueno incluso antes de trasladarse a la economía real. "Es de esperar que el Ibex salga pronto de la banda de los 10.000-11.000 puntos en la que se está moviendo. La Bolsa española está ahora infravalorada, mientras que durante los años del «boom» estuvo sobrevalorada. El Ibex recuperará el impulso cuando retorne la confianza de los inversores extranjeros en España", explica.

    David Cano, por su parte, expone las previsiones de AFI: "Esperamos que suba en un contexto de recuperación económica, pero somos prudentes. El Ibex se situará más arriba de la cota de los 11.000 puntos, pero crecerá de forma moderada por su composición empresarial. Tienen mucho peso los bancos (que todavía no cuentan con un margen elevado de crecimiento) y valores caros como Telefónica e Inditex. La Bolsa española solo despuntaría en el caso de darse un relevo generacional con empresas tecnológicas.

    Otros, como el profesor de la UAM Marcel Jansen, no se atreven a dar "previsiones exactas" porque se haría "muy rico" si realmente lo supiera. Jansen indica que "las grandes empresas están mejor posicionadas dentro del selectivo madrileño, pero tienen que dar cifras muy positivas". No obstante, ve claro que "el año 2015 pinta mejor que el 2014, pero España no debe conformarse".

    "La Bolsa es una especie de casino ya que cualquier susto la hace bajar", según pone de relieve Juan A. Gimeno-Ullastres, catedrático de Economía Aplicada de la UNED. "Se debería recuperar la tasa a las transacciones financieras para frenar la especulación y evitar así la volatilidad", indica.

    Quien tampoco se atreve a predecir cómo evolucionará el Ibex 35 en los próximos meses es Javier Díaz-Giménez, profesor de Economía del IESE. A la pregunta realizada por ABC responde tajante: "No tengo ni idea".