Tener una piscina en casa mejora la calidad de vida de sus habitantes
Tener una piscina en casa mejora la calidad de vida de sus habitantes - fotolia
veraneando

¿Cuánto cuesta construir una piscina en casa?

Actualizado:

Tener una piscina dentro o en el jardín de casa es claramente un añadido para la calidad de vida de sus habitantes. Si decide dar el paso y encargar su construcción, primero tendrá que contar con una licencia municipal que permita las obras y por el que hay que abonar unos 1.000 euros de media. Una vez conseguida, llega la hora de calcular el presupuesto. No solo hay que contabilizar el de instalación de la piscina, sino también el de mantenimiento anual.

Tal y como recuerdan desde el portal de Aranpool, lo primero que hay que tener en cuenta es el lugar donde se va a ubicar, el espacio y la profundidad. A la hora de calcular costes es fundamental sumar los extras. La opción más económica es la de instalar una escalera de aluminio. También se pueden añadir escaleras interiores o de obra anexa a la piscina. Otro de los accesorios que no pueden faltar son las duchas. Desde Aranpool recomiendan las solares y con agua caliente por ser una de las posibilidades de mejor precio.

Un elemento básico en la elaboración del presupuesto es el de la depuradora. Existen dos alternativas, la de una depuradora común o la de un aparato de cloración salina. Aunque este aparato supone un sobrecoste a abonar al principio, su mantenimiento es más ecónomico. Además, la cloración salina es más saludable para la piel que los cloros químicos.

Con todo ello, obtenemos que el precio base a pagar por la construcción de una piscina puede suponer un desembolso mínimo inicial de unos 9.000 euros sin IVA (para un modelo de hormigón armado con un tamaño de 6x3 metros). Este precio irá aumentando en función del tamaño de la piscina, el revestimiento, si es climatizada o no y el coste de los accesorios que hemos citado con anterioridad.

Sumar gastos de mantenimiento

A todo ello hay que sumar los gastos de mantenimiento y limpieza anuales, así como el de agua y electricidad por las bombas de consumo. El precio medio por año de este concepto rondaría los 600 euros, sin embargo hay medidas que pueden ayudar a rebajar ese presupuesto. En Reparalia ofrecen una serie de consejos para conservar mejor nuestra piscina y a la vez ahorrar dinero.

Entre ellos, enumeran ventajas como colocar una cubierta; usar un limpiafondos autómatico, instalar un depósito que aproveche el agua de lluvia y no vaciarla durante el tiempo de inactividad. Para ahorrar en electricidad, proponen el uso de bombas de consumo eficiente, la instalación de un temporizador y usar LEDs para la iluminación en vez de lámparas tradicionales.