La CEOE, a favor de que las indemnizaciones por despido tributen
El presidente de la CEOE, Juan Rosell (c), conversa con el presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Pedro Luis Martínez (d), y el secretario general de la UGR Asturias, Justo Rodríguez Braga (i), durante la clausura de la Asamblea General de la FADE - efe
reforma fiscal

La CEOE, a favor de que las indemnizaciones por despido tributen

El presidente Juan Rosell ha apuntado que no es lo mismo 20.000 euros de indemnización que dos millones de euros

Actualizado:

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, se ha mostrado este jueves a favor de que se paguen impuestos «por todo», incluida la tributación por las indemnizaciones de despido que recoge el anteproyecto de reforma fiscal del Gobierno Central, eso sí, aplicando una serie de diferenciaciones en función de la cantidad percibida y otros criterios.

En este sentido, ha apuntado que no es lo mismo 20.000 euros de indemnización que dos millones de euros, por lo que podría establecerse un escalafón en función quizás del número de años o la cuantía, u otros criterios. Rosell ha hablado así a preguntas de los periodistas respecto a la reforma fiscal proyectada, antes de participar en la clausura de la asamblea de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), en el Teatro de la Laboral de Gijón.

También ha conminado a no reducir la reforma fiscal solo a esa cuestión y ha recordado que los beneficios fiscales por las indemnizaciones fueron el año pasado de poco más de 100 millones de euros y en su momento máximo, hace dos o tres años, fueron de 200 millones.

Asimismo, ha mostrado la disposición de la CEOE a sentarse con el Gobierno y los sindicatos para abordar todas estas cuestiones en materia de fiscalidad. Dicho esto, ha indicado que la propuesta fiscal del Ejecutivo central va en la línea de las legislaciones de otros países europeos. Y aunque ha reconocido que pueda haber diferencias de criterio respecto a los cambios impositivos, debe partirse de la base, a su juicio, de que «hay que pagar impuestos por todo».

Preguntado por las últimas detenciones de empresarios dentro de la investigación de los ERE 'falsos' de Andalucía, ha incidido en que todo el mundo está para cumplir la Ley. «Si hay alguien que ha estado fuera de la Ley y ha hecho lo que no tenía que hacer, que acarree con las consecuencias legales que tenga que acarrear», ha asegurado, a lo que añadido que no solo los empresarios sino cualquier persona.

Círculo de empresarios

En cuanto a las declaraciones de la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, sobre que la CEOE es una «casta» al igual que los sindicatos UGT y CC.OO., ha matizado que él ha leído «una parte de lo que dicen que dijeron». Rosell ha recalcado que De Oriol forma parte del Consejo Consultivo de la CEOE y está «valorando muy positivamente» las reformas que está haciendo la organización empresarial, por lo que ha recomendado leer las declaraciones «enteras, de arriba a abajo».

Sobre la opinión de De Oriol sobre los llamados 'nini' -jóvenes que ni estudian ni trabajan-, ha indicado que el paro es una preocupación de todos, especialmente por la tasa de desempleo juvenil. Es más, ha señalado que la CEOE está haciendo propuestas para ver cómo se puede reconducir la situación, y ha aludido a la necesidad de la formación, fundamentalmente la profesional.

Respecto a las recientes sentencias judiciales que han anulado algunos ERE como el caso de la embotelladora de Coca-Cola, ha remarcado que en España uno de los problemas es que hay «demasiada» legislación, por lo que cuando se acude a un juzgado, aunque se crea tener la razón, se desconoce cuál va a ser la sentencia. Por este motivo, ha animado a «clarificar» las leyes para no dejar en manos de los jueces decisiones ante las que no saben cómo actuar porque la legislación «no es suficientemente concreta».

Los empresarios echan «algo en falta»

«Todo lo que sea reducir y simplificar impuestos es bueno»En declaraciones a los periodistas formuladas en Gijón antes de participar en la clausura de la asamblea general de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Rosell ha dicho también que «todo lo que sea reducir y simplificar impuestos es bueno». El dirigente empresarial ha asegurado que, en términos generales, la reforma es buena, aunque los empresarios echan «algo en falta», una modificación en las cotizaciones sociales que «siguen siendo una de las más altas de Europa».

Rosell ha considerado además que «una de las claves está en reconducir la economía sumergida» y ha pronosticado que este año «va a ser bueno» en términos de empleo y de Producto Interior Bruto.