Economía

España coloca deuda a 10 años por debajo del 3% por primera vez

En concreto, en la subasta se han emitido 1.536,79 millones a cinco años y 1.993,48 millones a 10 años

efe - Actualizado: Guardado en: Economía

España ha adjudicado este jueves 3.530 millones de euros en bonos a cinco años y obligaciones a diez, y ha logrado por primera vez en su historia colocar deuda a diez años por debajo del 3%, avanzando así en su estrategia de financiación tras captar cerca del 54% de sus necesidades de liquidez para el ejercicio.

De los 3.530 millones de euros adjudicados, 1.536,7 millones de euros han salido a cinco años con un interés marginal del 1,671%, el más bajo para este plazo desde que existen registros históricos; se trata además del quinto mínimo histórico para este bono.

Pero donde verdaderamente el Tesoro Público ha roto moldes ha sido en la emisión a diez años, con la que ha adjudicado 1.993,4 millones de euros con un interés marginal del 2,988%, por primera vez por debajo del umbral del 3 %.

Otro de los factores destacados en la emisión de este jueves ha sido la demanda, que ha alcanzado 6.297 millones de euros, con lo que la ratio de cobertura, que es la proporción entre las solicitudes y el importe adjudicado ha sido de 1,7 veces.

El elevado apetito inversor por la deuda soberana española contrasta, según explica el estratega de Citi en España, José Luis Martínez Campuzano, con el menor interés que despertó este miércoles una emisión alemana también de deuda a diez años, cuya ratio de cobertura fue de apenas 1,1 veces.

Con esta, y desde comienzos de año, el Tesoro ha captado 71.647 millones de euros dentro del programa de financiación regular a medio y largo plazo, el 53,7% de la previsión de emisión incluida en la estrategia del Tesoro para 2014, que es de 133.300 millones de euros.

El coste medio de la emisión se mantenía, al cierre del pasado mes de abril, en el 2,01%, por debajo del 2,45% de cierre del pasado año.

Joaquín Robles, analista de XTB, señala que "se está convirtiendo en costumbre los éxitos en las emisiones de deuda pública en España y ya no extraña la fuerte demanda", que en esta ocasión se ha dirigido a los bonos a cinco y diez años.

Aparte de destacar la mejora de los costes de financiación, y la colocación del bono a diez años por debajo del 3%, Robles asegura que "estas noticias siempre son buenas, porque nos dan muestras que tanto nuestra economía como la confianza de los inversores está mejorando, y si nos encontramos en este buen momento de estabilidad es lógico aprovechar estas emisiones para financiarnos de forma más barata por lo que pudiera ocurrir".

No obstante, advierte de que España corre el peligro de situarse en una zona de "sobrefinanciación" que "puede acarrear problemas de cara al futuro", ya que tras varios años superando el objetivo anual de captación España se encuentra demasiado cerca de llegar al 100% de deuda sobre el PIB.

Toda la actualidad en portada

comentarios