Economía

Estudiantes contra las ofertas de trabajo abusivas

Cuatro jóvenes de Almería crean Dignifica.me, un portal para denunciar los anuncios laborales indignos y sacar los colores a aquellas empresas que pretendan aprovecharse de la delicada situación de los desempleados

INMA ZAMORA - Actualizado: Guardado en: Economía

«Buscamos dependienta. [...] Oferta de dos meses de prueba no remunerados, en los que tiene que asistir a nuestra tienda de lunes a sábado de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.30». Anuncios tan denigrantes como el mencionado se cuentan por decenas en internet. De hecho, si a algo han ayudado los portales de búsqueda de empleo «online» además, claro está, de a hacer mucho más rápida y sencilla la ya de por sí ardua tarea de encontrar un trabajo, ha sido a convertir la Red en un auténtico nido de ofertas de trabajo en las que la línea que marca la frontera entre lo digno y lo denigrante está más que difuminada.

A los parados, principal diana de abusos como el mencionado en la citada oferta, no les queda en muchas ocasiones más remedio que dar el «sí» a un trabajo cuyas condiciones no hacen más que herir su orgullo y dar una patada más a su, en muchos casos, ya maltrecha autoestima. Traicionar los principios se queda en nada si el dinero entra en casa. Muchas compañías lo saben y, por este motivo, ofertas como aquella tan comentada en Twitter en la que una empresa buscaba a un ingeniero con diez años de experiencia a cambio de 450 € brutos al mes acaban siendo un éxito en demasiadas ocasiones.

Cuatro jóvenes estudiantes de Almería han decidido acabar con situaciones como esta y, hastiados de tanto abuso, trabajan a contrarreloj para poner en marcha Dignifica.me, un portal de internet con su correspondiente aplicación para iPhone y Android y que permitirá, además de localizar ofertas de trabajo, denunciar aquellos anuncios el usuario que considere abusivos. Javier Imbernón, uno de los creadores del proyecto, explica a ABC cómo fue precisamente una oferta denigrante localizada en un portal de internet lo que llevó al grupo a sacar adelante la idea.

«Hace un par de semanas vimos un anuncio que ha sido muy sonado en las redes sociales, en el que una gran consultora buscaba a un programador Java con más de cinco años de experiencia por un sueldo de 9.000 € al año». Ahí fue, relata el estudiante, «cuando nos dimos cuenta de que el problema del empleo no solo trata de la falta de puestos de trabajo, sino también del abuso que intentan ejercer algunas grandes empresas aprovechando la mala situación económica».

El evento de El Hackatón, que se celebró en Almería los pasados 22 y 23 de marzo, fue la plataforma que permitió a los creadores de Dignifica.me hacer realidad el proyecto. «Decidimos aportar nuestro granito de arena creando la plataforma en las horas que duraba el encuentro». Y así lo hicieron Javier Imbernón, Jorge Martín, Marc Toral y Rafa Prats , cuatro estudiantes de Grado en Ingeniería Informática en la Universidad de Almería, que llevan tiempo compaginando los libros con trabajos freelance en diversos proyectos y que, a pesar de su corta experiencia, ya han saboreado las mieles de la desesperación que en ocasiones supone la búsqueda de trabajo.

«El problema actual del mercado laboral no es exclusivo de los parados actuales sino también de las familias que, incluso teniendo algún miembro con trabajo, ven cómo no les llega el dinero para cubrir las necesidades más básicas». En opinión de Javier, dos son los requisitos que toda web de búsqueda de empleo debería cumplir: dignidad y transparencia. «Cuando vemos ofertas de empresas que son 'líderes en el sector' pero no publican su nombre, lo que realmente estamos viendo es un acto de vergüenza propia. Vergüenza de reconocer que esa oferta de trabajo abusiva es suya».

Víctimas de abusos

A pesar de su juventud, los creadores de Dignifica.me no han permanecido al margen de las ofertas de empleo indignas. «Nos ha pasado un montón de veces. Desde el 'se busca becario senior' hasta el 'hazme una red social por 200 €'. Sin embargo, en nuestro caso siempre hemos optado por rechazar este tipo de trabajos, pues creemos que la única forma de acabar con las ofertas abusivas es no aceptarlas». No en vano, prosigue Imbernón, «lamentablemente no todo el mundo puede actuar de esta forma, ya sea por su situación personal o por el desconocimiento acerca de cómo está el sector en el que aspiran a moverse. Es especialmente a estas personas a quienes pretendemos ayudar con nuestro proyecto».

El mecanismo de funcionamiento de Dignifica.me es sencillo. Solo hay que seleccionar la oferta laboral publicada para, si no nos gustan sus condiciones, denunciarla exponiendo nuestros motivos para ello. «De inicio, las razones del usuario no se publicarían, solo sabríamos el número de denuncias de la oferta en cuestión. Queremos proteger a los trabajadores pero también a las empresas que hayan tenido algún problema puntual con una persona e intenten utilizar nuestra web a modo de venganza». No en vano, «si la oferta llegara a alcanzar un número de denuncias considerable, automáticamente se publicarían todas las denuncias y la empresa pasaría a la "lista negra"».

La vocación social de Dignifica.me está más que clara, aunque sus creadores no niegan que si algo buscan a través de este proyecto es disfrutar. «Esperamos recibir ofertas de todos los buscadores que nos sean posibles para esta web y ver que el proyecto realmente funciona y sirve para mejorar las condiciones laborales».

Toda la actualidad en portada

comentarios