Guía para entender la nueva tarifa de la luz que entra en vigor este 1 de abril
José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo - Jaime garcía

Guía para entender la nueva tarifa de la luz que entra en vigor este 1 de abril

Actualizado:

A partir de hoy, 1 de abril, entra en vigor un nuevo mecanismo para fijar el recibo de la luz. El Gobierno aprobó el pasado viernes un cambio decisivo: desaparecen las subastas trimestrales y la parte liberalizada de la factura queda marcada por el precio diario de la energía en el mercado mayorista, conocido como «pool».

-¿Qué va a cambiar a partir de ahora?

La parte liberalizada del recibo de la luz (el 40% de la factura, la relativa al precio de generar la energía) quedará fijada por la cotización media del precio diario de la electricidad en el mercado mayorista. En este mercado, conocido como «pool», los agentes del mercado casan las ofertas y las demandas. El objetivo del cambio es crear un sistema «transparente» y que acerque el precio al valor real del mercado. Se da una señal de precios más adecuada.

-¿La luz va a ser más barata?

El Gobierno estimó ayer un ahorro de entre dos y tres euros al mes para un consumidor medio, el que paga unos 50 euros mensuales. Este ahorro se debe a la desaparición de las subastas trimestrales, las que fijaban esta parte del recibo anteriormente. La Comisión Nacional de la Competencia (CNMC) aseguró hace semanas que el nuevo mecanismo debería provocar una reducción de un 4,3% en la factura. Expertos consultados por ABC consideran difícil cifrar el ahorro porque ello dependerá de cómo se comporte el mercado mayorista, algo que varía según diversos factores.

-¿A qué se debe el previsible ahorro?

-Con el nuevo mecanismo desparece el sobrecoste que generaban los intermediarios financieros que participaban en las subastas, como Goldman Sachs o Morgan Stanley. Estos agentes compraban la electricidad para venderla a futuro, por lo que exigían una cobertura financiera que elevaba el precio final. Según el Gobierno, ese sobrecoste sumó unos 1.671 millones de euros desde 2009. La subasta que se celebró el 19 de diciembre de 2013, que debía fijar el precio para el primer trimestre de 2014, marcó un precio de 61,83 euros/MWh. El Gobierno la anuló y el precio medio del mercado para ese periodo ha sido de 26 euros/Mwh.

-¿El nuevo sistema es para todos los consumidores?

-No. Este mecanismo afecta a los consumidores que están acogidos a la tarifa regulada, antes conocida como TUR y ahora denominada Precio Voluntario del Pequeño Consumidor, que son la mayoría de los hogares. Se pueden acoger a esta tarifa los consumidores que engan una potencia inferior a 10 kilovatios. Son 17 millones de consumidores de un total de 27 millones. No afecta, por tanto, a los consumidores que están en el mercado libre.

-¿Qué pasa si tengo un contador inteligente?

-Una de las peculiaridades del nuevo mecanismo es que marcará un precio diferente para los consumidores que tengan un contador digital adaptado. En este caso, el precio lo determinará el consumo realizado cada hora, según lo que marque el «pool». El problema es que, en la actualidad, solo hay tres millones de contadores digitales. El plan es que lo tengan todos los consumidores antes de 2018. La ventaja de disponer de un contador es que se puede acomodar el consumo de electricidad a las horas en que es más barato.

-¿Quiénes se pueden acoger al precio anual?

-Los consumidores que no quieran depender de los cambios que se puedan producir en el mercado mayorista tendrán la opción de contratar un precio fijo anual que deberán oferecer las eléctricas. Será ligeramente más caro que la media del periodo facturado, pero será estable. Todos los expertos señalan que uno de los perjuicios del nuevo sistema es, precisamente, su volatilidad.

-¿Dónde puedo seguir el precio que registra el mercado mayorista?

-Los consumidores podrán seguir diariamente el precio que resulta del mercado mayorista a través de las webs del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, de Red Eléctrica (REE), de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y de la Omie, el organismo que gestiona las mencionadas subastas.