Economía / formación & empleo

María Blasco: «España es un buen país para invertir en innovación»

Día 19/03/2014 - 13.30h

La directora del CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas) advierte de que «no debemos perder más oportunidades»

ignacio Gil
María Blasco es, desde 2011, directora general del CNIO

La multinacional japonesa Yamada Bee acaba de anunciar la inversión de tres millones de euros en Life Length, una de las primeras empresas biotecnológicas basadas en descubrimientos de científicos españoles que atrae un capital extranjero de ese volumen. Creada a partir de los avances hechos por el equipo de la doctora María Blasco sobre la Tecnología de Análisis de Telómeros (TAT), e impulsada desde el programa «Mind the Gap» de la Fundación Botín, Life Length es hoy la muestra de que «con innovación en la trasferencia y con colaboración público-privada se puede convertir la ciencia en riqueza económica y social», corrobora Blasco. En viaje permanente, la investigadora responde con rapidez y enorme amabilidad a esta entrevista online.

-¿Por qué existe en España ese gap entre el mundo de la ciencia y su trasferencia tecnológica al mundo empresarial?

-El motivo principal es que las instituciones a menudo carecende oficinas de Innovación o de Trasferencia de Tecnología con la capacidad de buscar «partners» (socios) privados para desarrollar las ideas de sus investigadores en productos innovadores. En mi caso esto fue posible gracias al apoyo de la Fundación Botín. Y ahora, como directora del CNIO, es para mi fundamental que otros investigadores tengan la misma ayuda; por eso, una de las primeras cosas que hice fue crear una Oficina de Innovación.

-¿Qué resultados está dando?

-En 2013 hemos licenciado tres productos del CNIO a compañías nacionales e internacionales. Merece mención especial la licencia de los inhibidores de ATR para el desarrollo de nuevos fármacos contra el cáncer a la compañía Merck. Un acuerdo de un calibre sin precedentes en un centro de investigación público español, que apareció en numerosos medios de comunicación internacionales. Estamos muy orgullosos de contribuir a cambiar esa imagen de país poco innovador.

-¿Era consciente de esa falta de conexión antes de comenzar a colaborar con la Fundación Botín?

-Sabíamos que teníamos una tecnología que podía tener un interés comercial, recibíamos muchas peticiones de colaboración de la industria. Pero la Fundación Botín nos ayudó a convertir esa tecnología en un producto innovador y a buscar socios que quisieran embarcarse en la creación de una nueva empresa, Life Length.

-¿Cuál era su ventaja competitiva?

-En mi grupo trabajamos con los telómeros de ratones, que son muy largos y muy heterogéneos, y por ello también muy difíciles de medir por las tecnologías convencionales. Esto nos forzó a desarrollar tecnologías mucho más precisas que las que se usaban en la mayor parte de los laboratorios. Y gracias a esa necesidad, nos situamos a la vanguardia del desarrollo de nuevas técnicas para medir telómeros.

-¿Cómo ha cambiado la óptica de una científica al ganar una visión más empresarial?

-Soy una firme defensora de la innovación como uno de los pilares estratégicos del CNIO. Experiencias como la de «Mind the Gap» sirven para demostrar que de la investigación no solo sale conocimiento, sino también retornos en forma de contratos con la industria o mediante royalties. De la investigación también surgen nuevas empresas que enriquecen la economía del país y crean puestos de trabajo. En momentos de crisis, estas empresas no solo sobreviven sino que crecen y se expanden a nivel internacional, porque sus productos son muy competitivos.

-¿Se está produciendo ese cambio de mentalidad en los científicos?

-Mientras que en descubrimientos básicos o fundamentales España está bien situada internacionalmente, noocurre lo mismo en cuanto a la trasferencia del conocimiento generado. Pero creo que cada día hay más cultura de trasferencia en nuestro país, especialmente en losCentros de Excelencia Severo Ochoa, en los que me consta que la innovación es una prioridad.

-¿Con qué medidas o modelos puede incentivarse esa trasferencia al mundo empresarial?

-Tenemos centros de investigación muy atractivos, pero lo que los «partners» privados echan en falta en España es que muchos de estos centros no tengan oficinas de innovación potentes y profesionales. El CNIO, por ejemplo, firmó hace dos años un acuerdo de colaboración con la multinacional Roche para la financiación de programas altamente innovadores. En esa decisión no solo pesó nuestro prestigio científico internacional, sino también nuestro interés y preocupación por la innovación y el hecho de tener personal especializado en ese campo.

-¿Y desde el punto de vista del emprendimiento?

-Es importante dar oportunidades a los investigadores para que aquellos que quieran puedan ser también emprendedores. En el CNIO estamos colaborando con IE Business School para formar a algunos de nuestros científicos en gestión empresarial y dotarles del conocimiento fundamental para acercar la trasferencia al sistema de investigación.

-¿Debería ser la generación de riqueza económica y social uno de los pilares de la investigación?

-Yo lo diría al revés, la inversión en investigación ha de ser uno de los pilares de nuestra economía ya que genera riqueza económica y social y nos hace un país más robusto y competitivo internacionalmente.

-Life Length es el ejemplo de que esa trasferencia puede llevarse a cabo con éxito. ¿Convencerá también a los inversores?

-Nos gustaría que este tipo de ejemplos ayude a que la inversión, nacional o extranjera, vea a España como un buen país para invertir en productos innovadores salidos de la investigación de excelencia. No debemos perder mas oportunidades.

Tecnología de Análisis de Telómeros (TAT)

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.