Competencia confirma que el precio de la luz puede bajar con el nuevo mecanismo
Instalación de contadores inteligentes en de Unelco en Tenerife - ACFI PRESS

Competencia confirma que el precio de la luz puede bajar con el nuevo mecanismo

No obstante, la tarifa será «difícil de saber en el momento en que se consume» y la elaboración de las facturas será más complicada, por lo que la CNMC pide aplazar su entrada en vigor

Actualizado:

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha elaborado el informe sobre la propuesta de real decreto por el que se establece la metodología de cálculo de la tarifa eléctrica o precio voluntarios para el pequeño consumidor (pvpc) y su régimen jurídico de contratación. Así, valora positivamente que puede reducir el precio de la electricidad, tal y como ha anunciado el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. No obstante, advierte de que lo hace menos estable y que habrá dificultades para su puesta en funcionamiento prevista para el 1 de abril.

Con el nuevo precio voluntario se pasa de un modelo en el que el precio de la electricidad se fijaba con antelación, a través de las subastas trimestrales, a un mecanismo en el que el consumidor abonará el precio que ha tenido en el mercado de contado (spot) la energía consumida en cada periodo de facturación (dos meses). Dispone de dos modalidades de facturación, en función de que el consumidor disponga o no de equipo de medida (contadores) con capacidad de telegestión. Es decir, que los casi siete millones de clientes que tienen contadores inteligentes serán facturados por horas y, el resto, la mayoría, por días.

La CNMC advierte de varios inconvenientes, como que la puesta en marcha de la nueva fórmula es compleja y requiere una labor informativa dirigida al consumidor.

Además, el nuevo mecanismo presenta mayores variaciones en los descensos o incrementos de la factura. No obstante, estas variaciones irían de 2 a 6 euros al mes. Adicionalmente, el nuevo mecanismo supone pasar de un precio conocido a priori a otro difícil de saber en el momento en que se consume.

la CNMC valora positivamente, en su informe, que la nueva fórmula puede reducir el precio de la electricidad. En términos medios, en el periodo comprendido entre julio de 2009 (primera subasta Cesur) y octubre de 2013 (último dato disponible) el coste de la electricidad implícito ha sido un 11% superior al que habría resultado de aplicar los precios registrados en mercado. Esto habría supuesto un precio final de la factura un 4,3% de media superior a lo que hubiera resultado con este nuevo modelo.

La nueva fórmula complica la elaboración de las facturas al comercializador y la comprobación de la misma al consumidor, al incorporar 1.480 valores (horas de dos meses). Por ello, se considera insuficiente el plazo de un mes previsto en el RD para la adaptación de las comercializadoras.

La CNMC considera también que se debe adaptar el bono social a la nueva fórmula para no perjudicar a los consumidores más vulnerables.

Asimismo, la CNMC se compromete a crear un sistema en su web que permita al consumidor comprobar que su factura es correcta, tal y como establece la propuesta.

Finalmente, considera positivo que la nueva fórmula llegará a transmitir a los consumidores las señales adecuadas de precios cuando éstos cuenten con equipos de medida con capacidad de telegestión. Esto contribuirá a modificar sus hábitos y permitirá corregir a medio plazo las llamadas «puntas de demanda», facilitando un consumo más eficiente y sostenible para el sistema. En un día laborable entre las horas punta y valle existe un diferencial de precios de 1 céntimo/KWh.