La disonancia entre quienes salen de la universidad y lo que buscan las empresas
Un aula universitaria - efe
Observatorio de Innovación en el Empleo

La disonancia entre quienes salen de la universidad y lo que buscan las empresas

Casi la mitad de las compañías no encuentra determinados perfiles entre los recién titulados, el 60% opina que su formación es incompleta

Actualizado:

«Dejas de estudiar, que es lo que llevas haciendo toda la vida, para hacer otra cosa totalmente diferente...». El salto produce vértigo. Es un momento importante. Y la situación económica no ayuda: el paso de la universidad al mundo laboral está bloqueado. En la actualidad, la tasa de desempleo en España es muy alta: un 26,03%. Entre los jóvenes, es más dramática aún: supera el 55%.

Con el objetivo de aportar acciones que ayuden a resolver esta situación, 19 grandes empresas de distintos sectores se han aliado para crear el Observatorio de Innovación en el Empleo (OIE), liderado por Addeco, que nace con el objetivo de impulsar un cambio en el mercado laboral español. Son las firmas Acciona, Addeco, Amadeus, Bankinter, BMW, Capgemini, Coca-Cola, Delaviuda Confectionery Group, Domecq Bodegas, EY (anteriormente Ernst & Young), Ikea, Línea Directa, L'Oréal, Mahou San Miguel, McDonald's, Pelayo, Sephora, Seur y Xerox. Pretenden promover soluciones eficaces. «Queremos juntarnos y proponer iniciativas concretas», expresó Enrique Sánchez, el presidente de Adecco.

«El Observatorio es una entidad sin ánimo de lucro, que une a una serie de empresas reputadas que quieren dar un paso más porque están preocupados por lo que está pasando España. Nos juntamos para proponer iniciativas y sugerencias concretas», destacó Sánchez durante la puesta de largo en el Teatro Real de Madrid.

Y la primera investigación que va a llevar a cabo el Observatorio es la enorme distancia que existe entre la universidad y la empresa, para lo que ya ha presentado su primera investigación: «Informe OIE sobre jóvenes y mercado laboral: el camino del aula a la empresa». Un estudio que realiza un diagnóstico claro: «las universidades trabajan de espaldas al sistema productivo. Debe haber un acercamiento», señaló el presidente de Addeco.

El informe destaca que casi la mitad de las empresas (el 47%) no encuentra determinados perfiles entre los universitarios recién titulados, mientras que el 60% opina que la formación de los estudiantes es incompleta. Además, el estudio constata que las expectativas de los estudiantes y las demandas de las empresas no se corresponden en varias cuestiones, como explicó Margarita Álvarez Pérez de Zabalza, secretaria general del OIE.

Los estudiantes creen que lo más importante para poder acceder a un puesto de trabajo son los conocimientos específicos y dejan en un segundo plano habilidades «transversales» como la comunicación o el trabajo en equipo. Los estudiantes consideran que las demandas del mercado laboral son demasiado altas. Esto genera inseguridad y decepción. A muchos estudiantes no saben, incluso, cómo empezar a buscar trabajo.

¿Qué es lo que debe cambiar? Según el estudio, las demandas de las compañías son tres: conocimientos específicos, tanto técnicos en el área de formación, como informática, idiomas y cursos complementarios; experiencia o prácticas; y competencias transversales, como la capacidad para hablar en público, la gestión del estrés, habilidades directivas. Las empresas creen que hay un déficit tanto en formación (el enfoque de las universidades es demasiado teórico) como en esas habilidades, algunas de las cuales, como la motivación, está infravalorada por los propios estudiantes.