Industria justifica el cambio en el recibo de la luz para que las familias paguen menos
José Manuel Soria, en una reciente comparecencia en el Senado - EFE

Industria justifica el cambio en el recibo de la luz para que las familias paguen menos

El Ministerio reconoce que el nuevo incremento del término de potencia de la factura penaliza los menores consumos, las segundas residencias y las viviendas vacías

Actualizado:

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo afirma que ha modificado la estructura del componente regulado de la tarifa con el objetivo de que se reduzca la factura eléctrica de los grupos de mayor consumo, como son las primeras residencias y especialmente las familias con hijos, unos colectivos penalizados por la anterior estructura de los peajes de acceso.

El departamento que dirige José Manuel Soria justifica así la subida del 18% del término de potencia del recibo de la luz y la bajada en un 7% del término de energía consumida que aparecieron por sorpresa en el BOE del pasado sábado, medidas que en la práctica vuelve a encarecer la factura de los 18 millones de consumidores domésticos acogidos al denominado precio voluntario para el pequeño consumidor (pvpc) y que anteriormente se llamaba tarifa de último recurso (TUR).

El Ministerio de Industria explica que el precio voluntario para el pequeño consumidor se calcula en base a los peajes de acceso –la parte regulada del recibo, que fija el Gobierno y que tiene con un peso en torno al 55% del total- y un término de energía, que es el coste de producir electricidad. Los peajes de acceso que sirven para pagar todas las actividades que son necesarias para hacer llegar el suministro eléctrico hasta los hogares (transporte y distribución de electricidad, primas a las renovables, etc...), tienen a su vez dos partes: una fija que depende de la potencia contratada y una variable que depende del consumo eléctrico de cada consumidor. «El Gobierno ha modificado la ponderación de estas dos partes para que no se penalice a los consumidores que más consumen, como se venía haciendo los últimos años», indica en una nota.

«La subida de los peajes afecta a todos»

«Esto es así porque una parte de los costes fijos del sistema eléctrico se pagan en función del consumo y por tanto, la parte que le correspondería a las segundas residencias y viviendas vacías, la están pagando las primeras residencias que tienen un mayor consumo. En las últimas órdenes de peajes, el Gobierno ha ido corrigiendo esta situación de desequilibrio en la factura eléctrica desde las primeras residencias y familias con hijos hacia las segundas residencias y viviendas vacías». En este sentido, ha cambiado la ponderación entre la parte variable del peaje (que se paga en función del consumo) y la parte fija (que se paga en función de la potencia contratada), «para dar cada vez más peso relativo a ésta última».

Aunque en la nota se destaca que esta reponderación «no supone un incremento de la factura, sino una transferencia entre consumidores eléctricos a favor de aquellos que más consumen, especialmente las familias con hijos», al final de la misma se indica que «este incremento de peajes, que afecta a todos los consumidores, afecta en menor medida a los consumidores domésticos».