Recreación del puente Cau Cau, en la Región de los Ríos (Chile) - mOP. vídeo colgado por cnn-chile en youtube

Polémica en Chile por la construcción de un puente al revés por parte de una empresa española

Actualizado:

La construcción de un puente en la chilena Región de los Ríos por parte de la compañía española Azvi ha generado una intensa polémica en el país hispanoamericano. El Ministerio de Obras Públicas (MOP) ha denunciado que se produjeron errores en la construcción del llamado «puente de Cau Cau», en la ciudad de Valdivia.

En un escueto comunicado, el organismo señala que «la cubierta del tablero tuvo algunos problemas en su montaje que fueron detectados desde hace tres semanas». Lo llamativo es que uno de estos errores fue la construcción de las plataformas del puente levadizo, que, según la Administración chilena, se colocaron al revés.

La infraestructura no presenta irregularidades en la instalación de los ejes estructurales, pero sí en la señalización de la vía. El error resulta fácilmente apreciable: como se puede ver en el video facilitado por CNN Chile, un carril bici que recorre el lado derecho del viaducto continúa por el izquierdo en la otra mitad del puente.

El puente Cau Cau es uno de los proyectos más emblemáticos de Valdivia, ciudad situada a 840 kilómetros al sur de Santiago, que tenía previsto celebrar la inauguración de su nueva infraestructura a finales de enero. El importe de su construcción ascendió a un total de 30 millones de dólares (cerca de 22 millones de euros).

El error ha originado un aluvión de declaraciones, tanto desde el propio Ejecutivo como por parte del Ministerio de Obras Públicas y la oposición. El propio presidente en funciones chileno, Sebastián Piñera, ha asegurado que Azvi debe asumir el coste del fallo. «Ese error se puede corregir y los contratos contemplan las precauciones para que el costo de ese error lo asuma la empresa que cometió el error, y no afecte a ningún chileno».

Por su parte, la ministra de Obras Públicas, Loreto Silva, también hizo hincapié en que «el gran responsable es la empresa, que tiene prestigio, que acreditó experiencia y que no debe cometer errores de esta naturaleza» y remachó que desde el Palacio de La Moneda se va a «exigir a la empresa todo lo necesario para entregar el puente de forma correcta».