El ministro español de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria - Efe/elvira urquijo

Guía para entender qué es el déficit de tarifa del sistema eléctrico

Actualizado:

Una de las grandes preocupaciones del Gobierno de Mariano Rajoy es poner en orden el sistema eléctrico, que arrastra un déficit de tarifa que amenaza con convertirse en un problema de primer nivel para la economía española. Este objetivo pasa por acabar con el creciente déficit de tarifa, el desequilibrio entre los costes regulados y los ingresos del sistema eléctrico. Un agujero que empezó a dispararse en 2005 y que acumula 23.159 millones de euros después de las últimas colocaciones. Este año, a pesar de las reformas aprobadas, volverá a crecer en torno a los 3.600 millones.

¿Qué es el déficit de tarifa?

Es una deuda reconocida por el Gobierno que tienen contraída los consumidores con las empresas eléctricas. Asciende a 23.159 millones y este año sumará en torno a 3.600 millones más.

¿Cómo se forma?

El déficit se crea porque los ingresos regulados del sistema eléctrico no son suficientes para cubrir los costes asociados a las actividades reguladas. Esto es así desde 2007, cuando los Gobiernos empezaron a utilizar la parte regulada de la factura para modular las posibles subidas de la luz. El déficit que se generó los años anteriores lo hizo porque el Gobierno no repercutió en la tarifa integral los costes reales de la generación de electricidad. Esto significa, en definitiva, que lo que pagan los consumidores en la factura de la luz es insuficiente para cubrir los costes del sistema.

¿Por qué se produce este desequilibrio?

Este agujero se produce porque los Gobiernos han metido en la tarifa conceptos políticos como las primas para incentivar a las energías renovables o la protección al carbón nacional. Estas decisiones han elevado los costes reales y el Gobierno no los ha trasladado a la tarifa para evitar subir la luz, algo que no es popular. El objetivo es mantener las tarifas dentro de lo «aceptable» política y socialmente. Aunque, desde 2007, la factura ya ha crecido más de un 60%, en parte por no agrandar el agujero que se ha ido creando.

¿Qué son los costes regulados?

La tarifa de la luz se compone de dos partes: el precio de generar energía, que se fija en el mercado; y el coste de las actividades reguladas, que lo marca el Gobierno. Las actividades reguladas tradicionales son la distribución, el transporte y la operación del sistema. Pero en los últimos años se han incluido otras partidas, como las primas a las renovables, los sobrecostes por generar la electricidad en las islas o la amortización de los déficits anteriores.

¿Cuándo empezó a generarse el déficit?

El mecanismo de déficit se creó con la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico. El primer gran desequilibio se produce en 2005. Tanto en 2005 como en 2006 (años en los que se generó un déficit de casi 8.000 millones entre ambos) el precio por la generación de electricidad fue muy superior al reconocido en la factura, que entonces tenía una tarifa integral. La entrada exponencial de las renovables a partir de 2008, unida a la caída de la demanda que provoca la crisis económica general, lo disparó.

¿Cómo se financia?

Esta deuda la soportan en sus balances las compañías de Unesa: Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa, E.ON y EDP. Desde 2011 lo han titulizado en el FADE, fondo estatal que lo ha ido colocando en el mercado y que dejará de funcionar al acabar 2013.