Última Hora Tiroteo en la estación de tren de Nimes, de donde hoy salía la Vuelta

Economía

Montoro obliga a las eléctricas a pagar 3.600 millones que iba a asumir el Estado

Esta cifra engrosará el déficit de tarifa energético, pero aligerará los números rojos de las cuentas públicas ayudando a cumplir los objetivos

l. m. ontoso / y. gómez - Actualizado: Guardado en: Economía

El Partido Popular introdujo esta medianoche una enmienda a la Ley del Sector Eléctrico para no ejecutar el desembolso del crédito de 2.200 millones de euros previstos en los Presupuestos de 2014 para financiar los costes del sistema eléctrico ocasionados por las primas a la producción de energías renovables -una medida aprobada por el Congreso de los Diputados el pasado mes de junio-. Además se obligará a las eléctricas a asumir los 900 millones de euros de los sobrecostes extrapeninsulares, que también corrían a cargo del erario público.

Por último, el Gobierno no permitirá que 500 millones vinculados a la recaudación del impuesto sobre hidrocarburos para el gas natural, aprobado en el tramo de la reforma energética de 2012, se dirijan a sufragar los sobrecostes del sistema.

En total, las compañías (entre ellas, Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa) deberán hacerse cargo de 3.600 millones de euros que pasarán directamente a engrosar el déficit de tarifa eléctrico, la deuda reconocida legalmente a las compañías del sector que se produce porque los ingresos regulados no han cubierto históricamente los costes del sistema eléctrico.

El Ministerio de Industria defendió en varias ocasiones el carácter «extraordinario» de este préstamo, que se dirigía a contrarrestar los desfases por la retribución a las energías renovables. El propio secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, argumentó durante la presentación de las cuentas para el año que viene la idoneidad de esta medida, que no se debía repetir en el futuro.

El Ejecutivo puso en marcha este verano una nueva batería de medidas con las que pretendía erradicar un agujero, que ha crecido año tras año y que recae sobre los balances de las empresas eléctricas, de más de 26.000 millones de euros acumulados. Para ello, aprobó un conjunto de normas para que las compañías contribuyeran con 2.700 millones de euros a través de modificaciones en sus retribuciones (que, en el caso de las primas a las renovables, se ligaron a las obligaciones del Estado a 10 años), 900 millones de euros serán asumidos por el Estado a través de los Presupuestos Generales y 900 millones que fueron asumidos por los consumidores tras una subida de los peajes de acceso, la parte regulada del recibo de la luz.

Previsiblemente, la reacción de las eléctricas no se hará esperar. La patronal de las grandes compañías del ramo, Unesa, había confiado en cerrar el año 2013 con «déficit de tarifa cero», siempre que se cumpliera el compromiso del departamento que dirige José Manuel Soria de poner en marcha el crédito extraordinario de 2.200 millones y la asunción de los costes extrapeninsulares por parte de los Presupuestos Generales. Fuentes corporativas del sector energético ya avanzan que las enmiendas aprobadas hoy constituyen el certificado del «fracaso de la reforma energética».

Razones de la medida

Sin embargo, esta medida permitirá al ministro de Hacienda aligerar los números rojos de las cuentas públicas, lo que ayudará a cumplir los objetivos de déficit. En su conjunto, las administraciones públicas españolas deben cerrar el año con unos números rojos del 6,5% del PIB, y hasta agosto ascienden ya al 4,8%. En un momento en el que la confianza está volviendo a los mercados, es muy importante cumplir los objetivos de déficit y esta medida da un colchón de más de tres décimas a Cristóbal Montoro para cumplir los objetivos. Esto se une a los más de 8.500 millones que se ahorrará el Estado en pago de intereses de la deuda por la rebaja del coste de la colocación de la deuda.

Toda la actualidad en portada

comentarios