Bruselas rebaja al 0,5% la previsión de crecimiento para España en 2014

Actualizado:

La comisión Europea confirma la tendencia a recuperación de la economía española, aunque rebaja unas décimas las previsiones de crecimiento que ha trazado el Gobierno para el año 2014. Según las previsiones de otoño del ejecutivo comunitario, la economía española cerrará este año con una contracción del 1,3% y registrará un débil crecimiento del 0,5% en 2014, es decir, dos décimas menos del 0,7% que prevé el Gobierno. Sin embargo, también prevé que en 2015 se encontrará en franca recuperación con una tasa de crecimiento del 1,7% , que está en torno de lo que están creciendo en estos momentos los países más saneados. La Comisión advierte, no obstante, que seguirán siendo necesarias más reformas y «amplios ajustes» y recortes en los gastos del Estado que seguramente «limitarán la fuerza de la recuperación». A falta de más medidas, la Comisión advierte que la economía española podría perder impulso en 2015 con un aumento del déficit y de la deuda.

El Gobierno atribuye las dos décimas de diferencia entre sus previsiones y la de la Comisión Europea al hecho de que en los pronósticos de primavera no se tuvieron en cuenta las medidas fiscales que se han puesto en marcha para cumplir con el objetivo de déficit y, de hecho, el ejecutivo comunitario estimaba que España no lo alcanzaría. Sin embargo, en las actuales previsiones se prevé ya claramente que las cuentas públicas estarán este año dentro del objetivo de déficit del 6.8% para 2013 (teniendo en cuenta las tres décimas extra que corresponden a las ayudas a la banca) y en 2014 una décima por encima del 5,8% fijado por Bruselas. Sin embargo, la deuda seguirá creciendo peligrosamente respecto al PIB (104,3% en 2015) y el desempleo bajará ligeramente desde el máximo del 26,6% de media este año hasta el 26,4% en 2014 –el Gobierno prevé un 25,9% - y apenas descenderá al 25,3% en 2015.

La Comisión cree que el consumo interior podría reavivarse más rápidamente de lo que se pensaba, aunque por ahora mantiene que las exportaciones seguirán siendo el principal motor del crecimiento. La Comisión recuerda que a pesar del saneamiento del sector financiero, el crédito sigue contrayéndose y que las condiciones de financiación para hogares y empresas siguen siendo difíciles, especialmente para los pequeños prestatarios.

La confederación europea de empresarios Bussineseurope ha recibido con satisfacción estas previsiones de un crecimiento del 1,4% para el año que viene en el conjunto de la UE, con las que coincide, pero en un comunicado insiste en que «están lejos de los niveles de crecimiento que debemos alcanzar para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos europeos y luchar contra los niveles inaceptables de desempleo». Los comentaristas anticipan que el Banco Central Europeo deberá tener en cuenta estos datos de crecimiento tan poco robustos a la hora de analizar si es conveniente una nueva rebaja de tipos de interés como medida de estímulo.

.