Economía

Economía

NO PUBLICAR AENA denuncia que el absentismo de los controladores en Barcelona sobrepasará el 26%

Día 20/07/2013 - 21.06h
Temas relacionados

La sociedad pública asegura que casi el 40% de la plantilla de este centro de control ha pedido ausentarse

Más de dos años después de la crisis de los controladores, algunos centros de control vuelven a padecer irregularidades y amenazan con generar demoras en los aeropuertos españoles. En plena temporada turística, Barcelona se ha convertido en el núcleo de la polémica: varios controladores han denunciado a AENA alegando el incumplimiento de la normativa de los turnos de trabajo durante el mes de julio. El operador, dependiente de Fomento, justifica la programación elegida -seis días de trabajo, dos de descanso- por la oleada de peticiones de reducción de jornada.

Fuentes de la sociedad pública creen que la coincidencia del repunte de estas solicitudes con los meses de vacaciones estivales no es casual. «Todos los años desde el sindicato de control se exige el aumento de los cupos de vacaciones de verano. Sin embargo, en las dependencias estacionales (aquellas más ligadas al turismo y, por tanto, con mayor demanda en verano), como son los centros de control de Barcelona y Palma, está petición resulta inasumible».

Al no poder disfrutar de un número mayor de días de descanso (un máximo de 15 días durante los meses de verano, que se integran en los 45 días que les corresponden durante todo el año), los controladores recurren, según AENA, a «mecanismos» para «no asistir al centro de trabajo, especialmente los que hacen uso de los días para cuidados de familiares».

En este sentido, el operador aeroportuario denuncia que, teniendo en cuenta las peticiones de reducción de jornada, las bajas médicas, las licencias y otros permisos, el absentismo se incrementará en agosto hasta el 26,04% en dicho centro de control, un porcentaje muy superior al del resto de la plantilla de controladores (13% de media) y los trabajadores de AENA de otros sectores (5%). En concreto, en el caso del centro catalán casi el 40% de la plantilla ha pedido ausentarse.

Un máximo de 170 horas de trabajo

El gestor aeroportuario insiste en que el turno establecido en Barcelona no vulnera la legislación, ya que no rebasa el máximo de 170 horas mensuales disponibles para atender el tráfico durante los meses de mayor demanda. Esta cuantía, además, se reduce significativamente en invierno (135 horas) y resulta inferior a la que realizan otros operadores diferentes a AENA (200 horas). El marco fundamental que sustenta la legalidad de esta programación de ciclos de trabajo, argumenta la sociedad presidida por José Manuel Vargas, es la reforma laboral, que permite introducir mayor flexibilidad a la hora de planificar los turnos.

En el polo opuesto, el sindicato de los controladores (USCA), atribuye el problema a la escasez de personal y «al retraso del proceso de privatización», que ha dado lugar a que los 19 controladores que se han incorporado al centro de control se encuentran aún formándose. Sin embargo, esta consideración parece omitir que el número de controladores no ha variado con respecto al año pasado (cerca de 250) y, en cambio, el tráfico se encuentra en retroceso.

La organización sindical ya ha denunciado ante la Inspección de Trabajo el supuesto incumplimiento de la normativa por la planificación de los turnos en dos ocasiones, en verano de 2012 y verano de 2013. En un proceso paralelo, 28 controladores han ido más allá y han presentado una demanda ante el Juzgado de lo Social de Barcelona por supuesto menoscabo a los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

De momento, la Inspección de Trabajo de Barcelona ha censurado el método empleado por AENA, que se escuda en el carácter territorial y particular de esta institución para rechazar su criterio y señala que las condiciones de trabajo de este colectivo (un nivel retributivo de más del 550% con respecto al salario de un empleado de AENA, un sueldo de unos 200.000 euros al año de media y unos turnos de descanso durante la jornada laboral que oscilan entre un 25% y un 33% del tiempo) son superiores a las del resto de la plantilla. Y que, por tanto, las características de sus puestos de trabajo les permiten disfrutar de un mayor grado de conciliación. E, incluso, anima a los controladores a elevar sus denuncias ante la Audiencia Nacional, si creen de veras en su ilegalidad. ¿Lo único positivo? AENA confía en que, a diferencia de lo sucedido en 2010, el conflicto de Barcelona no se extenderá al resto de centros.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.