Economía

Rajoy: «Lo peor ha pasado y hay que mantener la misma política económica»

El presidente de la CEOE afirma que «el Gobierno está siendo y ha de ser valiente» y que los principales retos son la reactivación de la financiación y reducir el desempleo

Mariano Rajoy (c) acompañado del presidente de la CEOE, Juan Rosell (i), y el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, en la asamblea de la CEOE - efe
JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO - Madrid - Actualizado: Guardado en: Economía

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes en el acto de clausura de la asamblea anual de la CEOE que «estamos en el buen camino, pero hay que perseverar» y que «lo peor ha pasado, pero debemos mantener la misma línea de política económica».

Rajoy, que fue recibido con aplausos por los más de 1.300 empresarios e invitados que llenaban el Palacio Municipal de Congresos de los Recintos Feriales de Madrid, afirmó que «la sensación de afixia que vivimos hace unos meses hoy no es tal» y para ello enumeró diversos datos económicos, como el descenso del paro en 149.294 personas entre marzo, abril y mayo de 2013 cuando en el mismo trimestre de 2012 aumentó en 2.024 personas.

Recordó que hace justo un año, cuando estuvo en este mismo acto, «les dije que íbamos a salir adelante, a pesar de que pocos días después la prima llegó a los 639 puntos». Insistió en que «hay motivos fundados para la esperanza, pero el paro, la falta de crecimiento económico y la falta de crédito siguen ahí». «Estamos mejor que hace un año, pero tenemos que seguir trabajando», subrayó.

El presidente del Gobierno manifestó ante los cientos de empresarios presentes que «soy consciente de las dificultades que tienen para conseguir créditos y sus costes». Y, delante del presidente de La Caixa, Isidro Fainé, y del consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, añadió que «también entiendo a los que dan los créditos». Añadió que «hemos limpiado la herida, está cicatrizando y debe de volver el crédito y con rapidez».

Por último, dijo que los empresarios son «imprescindibles» y que «trabajamos para facilitarles las cosas» y pidió a todos que «tenemos que hablar bien de España fuera y dentro de nuestro país».

«Todavía existen sombras»

Por su parte, el presidente de CEOE, Juan Rosell, que intervino antes que Mariano Rajoy, ha afirmado que el Gobierno «está siendo y ha de ser valiente. Es preciso profundizar y ser ambiciosos en las reformas, muchas de ellas dolorosas e impopulares, difíciles de explicar». Y apuntó que los principales retos a corto plazo se refieren a «la necesidad de reactivar la financiación y reducir el nivel de desempleo».

Añadió que «hemos de ser sinceros y reconocer que el incremento tan trágico del número de desempleados en España no es sólo culpa de la crisis. El origen se encuentra en la ausencia de reformas en el mercado laboral durante tantos años».

Rosell dijo en su intervención, con la ministra de Empleo y Seguridad Social en la primera fila del auditorio, que «la economía española todavía presenta muchas sombras que han de ser corregidas, como la rigidez de nuestro mercado laboral, donde existen 41 modelos distintos de contratación». En este sentido, insistió en la flexibilidad interna y en la abundante legislación «desfasada con la realidad actual».

También dio las gracias públicamente a la Casa Real por «su eficaz labor de soporte y colaboración con las empresas españolas en el exterior. Es de grandísima eficacia su ayuda y es de especial elegancia su discreción»

El presidente de la patronal había comenzado su intervención reconociendo, en clara alusión a los supuestos delitos cometidos por el anterior presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y a otros escándalos, que «ha habido conductas, cuando menos, inadecuadas y demasiada impunidad ante la irresponsabilidad». Y subrayó que «no podemos multiplicar por mil los desastres y devaluar los éxitos, que los hay».

Sobre la reforma de la CEOE -que incluye un nuevo código ético y un cambio de los estatutos- afirmó que «está en marcha y es irreversible y quizás deberíamos haber empezado antes e ir más deprisa». Añadió que «estamos adaptándonos a las necesidades de financiación para que proceda, todavía más directamente, de nuestros miembros, y la utilización de fondos públicos sea residual».

Toda la actualidad en portada

comentarios