Nace un nuevo nicho de negocio: limpiadores de cementerio
Cementerio de Huelva - ABC

Nace un nuevo nicho de negocio: limpiadores de cementerio

Actualizado:

Frente a la ausencia de alternativas, la parálisis del ánimo y la falta de oportunidades, hay quien busca nuevos nichos de mercado para esquivar la guadaña de la crisis. Literal. La empresa murciana Eternalia ha ideado una nueva fórmula empresarial: una franquicia especializada en la limpieza y cuidado de tumbas. En poco tiempo han logrado ampliar el negocio, para establecerse en Madrid, Barcelona, Sevilla, Vizcaya, Cantabria y Valencia. «En época de crisis hay que agudizar el ingenio», explican desde la empresa, según recoge Servimedia.

La clave de su rápida evolución se encuentra, explican desde Eternalia, en que se trata de un servicio con una demanda hasta ahora desatendida y en el que los requisitos exigidos resultan asequibles. «La edad avanzada de los propietarios o la distancia al cementerio dificultan la realización de las necesarias limpiezas». Además, «la poca predisposición a visitar el cementerio de las nuevas generaciones» convierte a este mercado potencial en «bastante amplio».

Los franquiciados se comprometen a limpiar la tumba y colocar «flores y elementos decorativos» por 100 euros al año. Para que el cliente pueda comprobar el resultado del servicio, los limpiadores envían un e-mail con la foto de la tumba o un mensaje de texto al teléfono móvil.

Por su parte, tanto la inversión como las exigencias para iniciar el negocio son reducidas. «El franquiciado no necesita disponer de un local comercial, tan sólo de un ordenador, un vehículo y un pequeño espacio de almacenamiento para enseres de limpieza. El canon de entrada es de sólo 1.200 euros y la inversión inicial total está por debajo de los 2.000 euros. Además el royalty mensual, que depende de la población asignada, ronda los 50 euros en provincias de tamaño medio».