Hacienda multará con 10.000 euros a los que no declaren bienes en el extranjero
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro - efe
campaña de la renta

Hacienda multará con 10.000 euros a los que no declaren bienes en el extranjero

Los asesores fiscales aconsejan revisar de manera minuciosa el borrador que envía la Agencia Tributaria

Actualizado:

La declaración de la renta 2012, cuyo plazo de presentación a través del Programa PADRE comienza hoy, tiene importantes novedades que no se tienen que dejar pasar. Entre ellas destaca que por primer vez los ciudadanos tenemos obligación de declarar los bienes y derechos que tenemos fuera de España y, si no se hace, la multa de entrada será de 10.000 euros, más la posible sanción por la incidencia en el IRPF.

En el caso de que se opte por el borrador que facilita Hacienda el Consejo General de Colegios de Economistas de España recomienda, para empezar, recopilar todos los documentos que necesitaremos y, en especial, obtener los datos fiscales que nos proporciona la Agencia Tributaria. Después hay que revisar el borrador cuidadosamente y, en su caso, modificarlo antes de su confirmación.

En el caso de los empresarios o profesionales habrá que cuadrar los ingresos y los gastos de la actividad económica con otros modelos presentados, tales como los de IVA, retenciones, declaraciones de operaciones con terceros, etc..

En el caso de los ciudadanos que se han acogido a la amnistía fiscal, técnicamente denominada Declaración Tributaria Especial, mediante la afloración de bienes o derechos adquiridos con rentas no declaradas, en la declaración de IRPF de ahora no se nos puede olvidar incluir los rendimientos que hayan producido en 2012 o la imputación de rentas que corresponda, así como tenerlos en cuenta a efectos del Impuesto sobre el Patrimonio.

Además hay que comprobar si se han realizado operaciones vinculadas en el ejercicio, lo que puede suceder si somos socios o administradores de sociedades o si somos cónyuges o parientes de de socios o administradores.

En materia de alquileres, si se tiene un inmueble arrendado y el inquilino se ha retrasado en el pago, habiendo transcurrido más de seis meses desde la última gestión de cobro hasta el 31 de diciembre de 2012, se debe considerar el ingreso no percibido y deducirnos lo no cobrado como saldo de dusoso cobro. Además si se alquila la vivienda a un joven menor de 30 años y, si cumple una serie de requisitos, no hay que tributar por el rendimiento neto del inmueble.

En el caso la obtención de plusvalía por la venta de la vivienda habitual hay que exonerarla de tributación si se reinvierte el dinero. Los asesores fiscales aconsejan no olvidar declarar la transmisión y marcar la casilla de la exención.

En el caso de las cuentas vivienda por las que hayamos deducido en ejercicios anteriores, y si se decide finalmente no destinarlas a adquirir una vivienda en el plazo establecido, en la declaración de 2012 se puede incrementar la cuota de renta en los importes deducidos pero sin pagar intereses de demora.