Telefónica abarata «Movistar Fusión» y calienta la guerra de tarifas
El presidente de Telefónica, César Alierta - isabel b. permuy

Telefónica abarata «Movistar Fusión» y calienta la guerra de tarifas

Actualizado:

Telefónica revolucionó el mercado español el pasado octubre lanzando «Movistar Fusión», que integra en la misma factura telefonía fija y móvil y ADSL, y el resto de operadores tuvieron que mover ficha, presentando sus propios paquetes. Orange y Vodafone lo hicieron de nuevo en las últimas semanas, desatando una suerte de guerra de tarifas en la que el primer operador del país está dispuesto batallar. Telefónica empezará a comercializar desde el próximo jueves «Movistar Fusión Cero» por 34,9 euros sin IVA, un nuevo paquete 15 euros más barato que el «pack» más básico que ofertaba hasta ahora, por 49,9 euros.

En concreto, esa nueva modalidad incluye teléfono fijo con llamadas a fijos ilimitadas, telefonía móvil con llamadas a cero céntimos el minuto pero pagando 15 céntimos por establecimiento de llamada, 100 «megas» de conexión móvil a internet y ADLS a una velocidad de 10 «megas». A la oferta se le pueden sumar además los distintos paquetes de televisión de Telefónica, Imagenio, por 10, 20 o 30 euros al mes más, así como una línea de móvil con 500 minutos gratis y 1 «giga» de internet por 20 euros, o por 9 euros si se elige la misma «tarifa» que incluye el móvil bajo «Fusión Cero».

Junto a este nuevo paquete, Telefónica mantiene el resto de paquetes de fijo, móvil y ADSL que venía comercializando entre 49,9 y 89,9 euros sin IVA, según el volumen de llamadas, el tipo de internet para el hogar —ADSL o fibra óptica— y la oferta de televisión escogidos por el usuario. «Movistar Fusión ha conseguido en seis meses más de 1,5 millones de altas, de las que se están beneficiando unos cuatro millones de personas», celebra la compañía presidida por César Alierta.

Movimientos en el sector

Esos datos han obligado a reaccionar al resto del mercado. Aunque algunos de los operadores reclamaron en su momento a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que paralizase la comercialización de la oferta, al considerarla no replicable por ellos, Orange, Jazztel y Vodafone han ido sacando sus propios planes integrados. E incluso a revisarlos en una segunda ocasión. La filial española de France Télécom, por ejemplo, oferta «packs» por entre 35 y 45 euros. Y Vodafone llegó a igualar en precio el paquete básico de Telefónica.

Junto a esta batalla en los paquetes integrados, los teleoperadores siguen librando su guerra de precios en las tarifas móviles y ahora también en la fibra óptica, lanzando promociones de un año a precio rebajados para intentar captar nuevos clientes.