Economía

Economía

José Manuel Soria: «Ford, Fiat y Renault no serán los únicos que apostarán por España»

Día 31/12/2012 - 03.22h
Temas relacionados

Las reformas y las caídas de costes laborales han sido y serán claves para atraer inversión, según el ministro de Industria

José Manuel Soria: «Ford, Fiat y Renault no serán los únicos que apostarán por España»
IGNACIO GIL

José Manuel Soria hace balance de un año «complicado» tanto para el Gobierno como para su cartera ministerial, amplia y llena de frentes no precisamente pacificados. No solo le ha tocado lidiar con las compañías del sector eléctrico, donde ha aprobado una serie de recortes e impuestos para tratar de aminorar las incesantes subidas de la luz.

En su «memoria anual» también figuran las «conversaciones» con las petroleras para contener los precios, el conflicto con los mineros, un plan de reestructuración para salvar a Paradores —asegura— de la suspensión de pagos... Y, de telón de fondo, la no menos alarmante situación de la economía española.

Da la impresión de que el cierre del año no va a suponer un gran cambio en la carga de trabajo. No hay tregua en Industria, como confirma la sorprendente expropiación ayer mismo de las filiales de Iberdrola en Bolivia.

—¿Qué valoración tiene, en general, de este año de Gobierno?

—Sabíamos que iba a ser un año difícil. No nos hemos llevado una sorpresa grande. Hemos tomado medidas que no solo no llevábamos en el programa, sino que a nosotros tampoco nos gustan, y que son muy difíciles de tomar, de explicar y de entender. Y sabemos que esto está teniendo un coste. Pero no estamos midiendo el coste político de las medidas. Lo único que tenemos en cuenta es si resultan convenientes para el interés general. Y la respuesta es sí.

—¿Cree que hay que entonar el «mea culpa» en algo?

—Uno toma decisiones todos los días. Hay cuestiones en las que acierta y otras en las que se equivoca. Pero, claro, eso es lo que nos recuerda la oposición todos los días. Si uno además de hacer su trabajo le hace el trabajo a la oposición (risas)... Aunque hay un termómetro que no falla: las urnas. Entiendo perfectamente el descontento que se palpa en la calle, pero ahora mismo no podemos guiarnos por lo que más nos conviene en términos políticos.

—Se dice que usted podría ser el ministro de Economía si Luis de Guindos se va al Eurogrupo.

—Eso se lo dirán algunos que no me quieren aquí (sonríe). Desconozco si hay alguna cuestión en ese sentido. Luis de Guindos es un profesional muy acreditado. Está haciendo una labor extraordinaria en un momento extraordinariamente difícil. La noticia más importante del año pasado es que, después de que pasáramos todos los días desayunando con el famoso rescate, resulta que nos hemos financiado. Es cierto que con dificultades, pero sin ningún tipo de ayuda financiera.

—¿Descarta, entonces, el rescate?

—Tanto el presidente del Gobierno como el ministro de Economía lo han dicho reiteradamente. Es un mecanismo que está a disposición de cualquier país. España no renuncia a solicitar esa ayuda. Solo lo hará si conviene al interés general.

—Y entrando ya en sus tareas ministeriales, ¿cómo convenció a Montoro para que en un año de fuertes recortes aprobara estos incentivos al sector del automóvil?

—Los recursos del plan PIVE proceden del IDAE, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, que tiene como finalidad sustituir vehículos ineficientes del mercado por vehículos eficientes. Pero además es que para la Hacienda Pública el plan PIVE supone un importante retorno. Por cada euro invertido, Hacienda recupera 2,1.

—El plan es hasta marzo pero, ¿se podría prorrogar?

—Acaba en marzo, pero creo que se va a cubrir antes. A mí me gustaría prorrogarlo, y si hay recursos, se hará.

—¿Se podría extender y ampliar el plan a otro tipo de vehículos?

—El Ministerio de Agricultura está trabajando para extenderlo a furgonetas y vehículos industriales que se utilizan en agricultura. El plan está funcionando muy bien. Cada coche que está en una línea de montaje ya tiene dueño y, como decía, esto ha movido la fabricación, el mundo de los concesionarios, el de la publicidad, el de la prensa con los anuncios...

—¿Y qué perspectivas tiene el sector de la automoción este año que llega?

—Hay buenas perspectivas porque las decisiones que han tomado Iveco (Grupo Fiat), Renault Nissan o Ford, no se van a quedar ahí. Tengo la impresión de que otros operadores del mundo del automóvil se están planteando nuevas líneas y relocalización de actividad industrial en España. Algún medio de comunicación francés planteaba estos días que hay que seguir el modelo español, que se basa en dos cosas: reducción de costes laborales unitarios y reformas estructurales. Cuando he hablado con las empresas que han aumentado aquí su producción seleccionan estos dos factores como determinantes.

—¿Ve, entonces, algo de luz al final del túnel?

— No cabe duda, sobre todo en un sector como el industrial que no solo en España, sino también en Europa, ha visto reducido su peso. Hay un objetivo europeo, que es reindustrializar Europa y que en el año 2020 el peso de la industria en el conjunto de la actividad económica en Europa alcance el 20% del PIB. Ahora está en un 16,5% o 17%, salvo en casos como el alemán, que mantiene un 24% de actividad industrial y actúa como locomotora, aunque ahora se está resintiendo porque parte de su producción se vende en Europa. Y si el resto de Europa no tira...

—¿En España también se va a producir esa reindustrialización?

—En España la reindustrialización es objetivo fundamental, apoyada en sectores convencionales, como el del automóvil y el naval, en el que se ha producido una buenísima noticia con el nuevo sistema del «tax lease». Aunque ahora tenemos que esperar a ver si hay que devolver las ayudas que dieron; el sector de la industria espacial, el de las nanotecnologías, todo lo que tenga que ver con el sector de las telecomunicaciones, la industria de contenidos digitales, la sociedad de la información... Todo esto está incluido en la hoja de ruta de la agenda digital española.

—Y para el conjunto económico, ¿qué nos espera en los próximos meses?

—Creo que hay que ser muy realistas, y el realismo significa no caer en el optimismo patológico, pero tampoco en el pesimismo. Cuando uno sale por ahí y ve lo que están haciendo las empresas españolas desde el punto de vista de las exportaciones y de la inversión, cuando uno ve que la mitad de los vuelos comerciales de todo el mundo son operados por sistemas españoles, que pese a la situación del sistema financiero español, dos bancos españoles están dentro del «top 50» del mundo, que somos líderes mundiales en energías renovables y en turismo... Frente a esto, datos muy negativos, como el paro juvenil, no nos pueden impedir ver que estamos exportando más que nunca. Por tanto, creo que nos espera un año de dificultades, pero menos que en 2012.

—El turismo figura también en su Ministerio. ¿Cómo va el año?

—Va bien desde el punto de vista de llegadas internacionales. Las últimas cifras, que corresponden al mes de noviembre, confirman la tendencia al alza tanto del gasto turístico como de las entradas de visitantes internacionales. Ahora bien, desde el punto de vista del turismo nacional, el sector lo está pasando mal.

—¿Cómo acabará finalmente el año en entrada de turistas?

—Según los datos de noviembre vamos a estar más cerca de los 58 millones de visitantes, casi un récord histórico.

—Paradores era la joya de la Corona, y ahora vemos una empresa con pérdidas, un ERE encima de la mesa, posibles cierres de establecimientos... ¿Qué ha pasado?

—Era la joya de la Corona y tiene que seguir siéndolo. Es una cadena con 94 establecimientos, 4.600 empleados... Lo que ha pasado es que en 2004 Paradores era una empresa saneada, que generaba 20 millones de euros al año de beneficios, que tenía un fondo financiero invertido de 45 millones de euros en bonos del Tesoro, y ocho años después resulta que donde había una inversión de 45 millones y unos beneficios anuales de 20 millones, nos encontramos pérdidas de 35 millones. Ni un solo indicador ha evolucionado favorablemente en este periodo.

—¿Por la crisis o por la gestión?

—Por todo un poco. Podemos atribuir la crisis a los resultados que se han producido desde el año 2008 hasta la actualidad, pero no a lo ocurrido entre 2004 y 2008. La gestión no ha sido la adecuada. En los últimos ocho años, en lugar de centrarse en conservar y mantener lo que había, que ya era muy bueno, se metieron en una política de inversión y de apertura de nuevos establecimientos que no es lo que España demandaba. Y ahora estamos ante una empresa que es inviable, prácticamente en una situación concursal, y en la que hay que ajustar plantilla y cerrar transitoriamente algunos establecimientos para garantizar su viabilidad.

—¿La privatización está descartada?

—La privatización en el sentido de vender la empresa está descartada entre otras cosas porque no es posible. La mayor parte de los paradores están ubicados en edificios que fueron cedidos para este fin. Cuestión distinta es que se realice una gestión privada, o indirecta de algunos de ellos. Eso sí lo vamos a hacer.

—¿Cómo lo que se plantea en la Comunidad de Madrid para los hospitales?

—Madrid y otras muchas comunidades. Y también muchos municipios tienen privatizada la gestión de los parques y jardines, la de recogidas de residuos sólidos o la limpieza.

—De momento han puesto encima de la mesa más de 600 despidos y cierres de algunos paradores. ¿Cómo van las negociaciones?

—Estamos avanzando y nuestra voluntad es llegar a un acuerdo pronto. Hemos reducido a la mitad esa propuesta de recorte de empleos.

«Algo pasa si Iberia reduce ingresos y rutas y British crece»

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
Mª. J. P./ S. A. La mala gestión de las cajas de ahorro ha costado a cada español 1.300 euros en ayudas públicas
Motor

Exceso de velocidad, la multa más frecuente

agencias

Es la infracción más frecuente de las constatadas durante la campaña de vigilancia en carreteras convencionales de la Dirección General de Tráfico (DGT) entre los pasados días 20 y 26, y ha sido el ...

Lo último...
Últimos vídeos

CC.OO y UGT piden ?prudencia?

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.