Volvo Ocean Race

«Mapfre» y «Vestas», duelo de 25 millas

El equipo español saldrá primero en la segunda parte de la última prueba, que arranca este lunes a las 11.00 hora española

Actualizado:

Los siete veleros que conforman la flota de la Volvo Ocean Race ya han completado la primera parte de la cuarta prueba de la Etapa Cero, un sprint de 25 millas náuticas en la que han alcanzado una velocidad máxima de 10 nudos debido a los flojos vientos que han obligado a dividir la prueba en dos partes.

El Mapfre ha mantenido las excelentes prestaciones que está mostrando en esta primera fase de entrenamientos de la Volvo Ocean Race. El equipo español libró un reñido duelo con el Vestas 11th Hour desde la línea de salida, en el que se impusieron por menos de media milla al final.

Xabi Fernández, su patron, está muy satisfecho con el rendimiento de su equipo en esta fase de preparación. “La Etapa Cero ha sido muy buena para nosotros. Aún nos queda la última prueba entre Saint-Malo y Lisboa, por lo que no ha terminado todavía, pero estoy muy contento con el equipo, el barco, todo parece estar funcionando. Creo que sería un error decir que el trabajo duro se ha acabado, lo cierto es que está empezando. La Etapa Cero ha sido más intensa de lo que habríamos esperado, con lo que ahora queremos llegar a Lisboa. ¡Quién sabe lo que puede pasar hasta entonces!”.

Tras ir de forma neutralizada hasta Chaussé de Sein, iniciarán este lunes por la mañana la segunda parte de forma escalonada en función del tiempo realizado en la primera. Comenzarán con ligeros vientos del sur que de desvanecerán rápidamente y luego volverán desde el oeste.

La flota negociará el paso de un frente frío el martes por la mañana y el nuevo viento les conducirá hacia una carrera de resistencia hasta cabo Finisterre, la punta noroeste de España.

Después de negociar el estrecho canal entre el Cabo de Finisterre y la zona de exclusión de tráfico marítimo, tendrán una ruta bastante sencilla por la costa portuguesa. Aquí no hay estrategias que valgan, sólo velocidad pura antes de sacar el freno de mano en el río Tajo adentrarse hacia el centro de Lisboa.