Superyacht Cup

Del 19 al 23 de junio, la Superyacht de Palma

Se trata de la prueba de superyates más grande y antigua de Europa, en la que participan también los Clase J

PalmaActualizado:

En menos de quince días, del 19 al 23 de junio, las embarcaciones más grandes y espectaculares del mundo se darán cita en la bahía de Palma de Mallorca para disputar la 22ª edición de la regata de superyates más grande y longeva de Europa, la Superyacht Cup Palma. Se trata de una prueba exclusiva en la que solo es posible participar con invitación, y que reúne una muestra de las más bellas y poderosas embarcaciones del mundo, gobernadas por tripulaciones que cuentan en su haber con campañas de America’s Cup y Volvo Ocean Race, entre otros títulos.

Entre los participantes destaca la presencia de los Clase J, embarcaciones diseñadas para participar en las primeras ediciones de la America’s Cup, entre las se encuentran verdaderas joyas náuticas como el clásico Velsheda, cuya botadura data de 1933, o la última unidad en incorporarse a la flota, el Svea, que con 43,6 metros de eslora, es también el de mayor tamaño de este grupo. Ambos se enfrentarán al poderoso Ranger, la primera de las réplicas modernas de estos barcos tras el resurgir de la clase.

Los Clase J abrirán la competición el miércoles 20 de junio en la bahía de Palma, con la incorporación del resto de la flota el jueves 21, ofreciendo un espectáculo único que podrá verse desde la costa.

Los superyates, que competirán a partir del jueves 21, navegarán divididos en las clases A, B y C, con la incorporación de la clase Corinthian como novedad en 2018, en la que se navegará sin spinakker y con una tripulación reducida. El actual defensor del título absoluto de esta regata, Bolero, un diseño Frers de 32 metros de eslora, no faltará a la cita de Palma, como tampoco lo hará el vencedor de la última edición en Clase A, Win Win, un habitual de la prueba, diseñado por Javier Jaudenes y construido por Baltic Yachts, uno de los patrocinadores del evento. Otros potentes rivales a batir serán el esbelto Inou; el Wally de 45 metros Saudade, que en 2017 contó con Bouwe Bekking como táctico; el queche de 35 metros Sojana o Ganesha, una de las tres embarcaciones del astillerp Vitters Shipyard que participan en la prueba.

Cruzando por primera vez la línea de salida de Palma estarán Aquarius, Bliss y Highland Fling, este último con increíbles credenciales en competición. Por su parte, el gigante de 62 metros de eslora Athos llega fresco tras una travesía de cuatro años alrededor del mundo, así como el super-queche de 45 metros Mari-Cha III, que estrenará aparejo y una nueva vela mayor cuadrada tras realizarse un “refit” en 2017. Además contará de nuevo con Mike Sanderson, regatista neozelandés que en 2006 se convirtió en el más joven en ganar una Volvo Ocean Race.

Entre las incorporaciones de última hora está Missy, un ligero barco de 33 metros de eslora que es el primer resultado de la colaboración de Vitters Shipyard y Malcolm McKeon; Q, anteriormente llamado Mondango, cuyos 52 metros también han pasado por el refit, y el sloop Scorpione of London - antes Pink Gin- construido por Baltic Yachts, uno de los patrocinadores de la prueba. También se unirá a esta flota de élite el impresionante Silencio -ex Perseus-, un queche de 50 metros de eslora tan bello como potente, que fue completamente remodelado en 2012.

La Superyacht Cup fue fundada en 1996 como una reunión de tripulantes de barcos a la espera de cruzar el Atlántico al final de la temporada de vela del Mediterráneo, y desde esa fecha no ha abandonado la isla, excepto en el año 2007, que pasó a celebrarse en Valencia con motivo de la America’s Cup. Desde entonces, las más impresionantes embarcaciones de todos los tiempos han atravesado su línea de salida, con algunos de los regatistas más destacados del panorama internacional, que desde hace 22 años no quieren perderse un evento exclusivo y único, tanto en el agua como el tierra.