Jaume Soler - Tripulante 18

Futuro sin presente

Vendemos que somos la repera y en el fondo lo único que hay es mediocridad

Jaume Soler
JerezActualizado:

Vivir de las rentas del pasado tiene sus ventajas y sus inconvenientes. El problema radica cuando solamente vives del pasado, cuando el presente no acaba de encontrar su sitio y el futuro siempre es una incógnita.

El Equipo Español ha dejado de ser aquella armada que a finales del siglo pasado y a principios de este era el referente de la vela mundial. Esto por desgracia hace tiempo que se ha acabado. Hemos pasado de jugar en la Champions a regional, con una dirección deportiva que no parece tener muy claro que rumbo tomar, ya sea por ineptitud o por falta de medios.

En mi columna del mes de diciembre ya avisaba que las cosas no pintaban bien, que la dirección olímpica estaba desaparecida sin asistir por ejemplo a una de las regatas olímpicas por excelencia que se celebran en casa como es la Christmas Race; en la columna de febrero recordaba que con la World Cup Series en Miami y el Sofía llegaba el momento de la verdad. Y la realidad está siendo extremadamente dura.

En Palamós no hubo ni una victoria española en clases olímpicas, ni Miami y ni en Mallorca. Tres regatas con importante participación internacional, y los españoles viendo los triunfos desde la barrera. Algo me dice que no se estará haciendo bien.

Luego nos venderán que en vela ligera y juvenil sí se consiguen grandes éxitos. Estos mismos éxitos ya los conseguían cuando eran juveniles los que hoy son absolutos, pero parece que cuando llegan a jugar con los mayores ya no es lo mismo.

La culpa no es de los chavales, ellos hacen lo que pueden, de la mejor manera que saben y con los medios que tienen, ya sean propios en gran medida y los que les aporte la federación, que cada vez son menos, por mucho que quieran vender de cara a la galería bicicletas con tres ruedas.

Cuando salga publicado este artículo parte del Equipo Pre-olímpico Español estará en plena competición en la World Cup Series de Hyères. A lo mejor ganamos en todas las clases en las que participamos y me dan en toda la boca. Ciertamente sería una buena señal.

Jaume SolerJaume Soler