Nicolás Terry - Fuerza 11

Cero al cociente

No entiendo como se puede nombrar jefe de preparación olímpica a un hombre con intereses comerciales en la vela

Nicolás Terry
El Puerto de Santa María (Cádiz)Actualizado:

Y bajo la cifra siguiente. Este «dicho» es el que hay que aplicar al equipo preolímpico español en estos dos años de mandato de Julia Casanueva, ya que en todas sus participaciones hasta la fecha el resultado ha sido un fracaso, con la excepción de algún veterano que ha dado algo de luz en un mundo de tinieblas.

Un pobre balance que no deja en buen lugar al director de la preparación olímpica Asier Fernández, ni tampoco a los que le designaron para ese puesto, y como muestra un pequeño vistazo a los últimos eventos celebrados. En los Europeos de 470 y Láser, sextos, séptimas y décimos respectivamente. Y en el de Finn que se disputo en mi tierra no digamos, el mejor español el 18.

Y de las regatas que se incluyen en el circuito preolímpico, en la primera de Miami salió el sol y el equipo español se trajo tres medallas, un segundo y dos terceros, siendo una de ellas para las tablas. Después, en la segunda y quizás una de las más importantes, el Princesa Sofía, fracaso total, ninguna victoria y tan solo un quinto en 470 masculino, un cuarto en Finn, un quinto y un octavo en tabla femenina y tan solo la clase Nacra tuvo algo de protagonismo con un tercero y un cuarto. En Hyeres solo dos bronces, en Nacra y en la clase 2.4 de vela adaptada. Y en la última disputada en Medemblick la única victoria española, concretamente en la clase Nacra, donde el ilustre veterano Fernando Echávarri se impuso junto a Tara Pacheco.

Hay una cosa que me ha llamado mucho la atención en esto de la preparación olímpica, y no es otra que el hecho de trasladar las Tablas desde su base permanente en Puerto Sherry hasta Palma. Desde que se ha producido la diáspora no se han comido un rosco, tan solo las también ilustres veteranas Manchón y Alabau tiran del carro aunque con escasos resultados.

Mientras, la enorme cantera joven que siguen navegando en la bahía de Cádiz no paran de alcanzar buenos resultados, arrasando en España y bien colocados en Europa. Quizás ha llegado la hora de que el nuevo y flamante presidente de la FAV, Paco Coro, le haga ver a quien corresponda que con las tablas se han equivocado y que tanto Marina como Blanca deben regresar a Tarifa y a El Puerto y volver desde aquí a la senda de los triunfos.

Hay cosas que no entiendo en esta Junta Directiva, por una parte centrar la preparación olímpica en una isla, y que me perdonen los mallorquines, ya que no tengo nada contra ellos, pero para un regatista nacido en la península es más caro desplazarse a Palma que a otro lugar, pues nada en la Federación, dale que te pego. Y por otra, y ojo que no haya malas interpretaciones a estas líneas, no entiendo cómo se nombra responsable de la preparación olímpica a un señor que tiene intereses en el mundo de la vela, ya sea como director deportivo de un club o entidad o como propietario de una escuela de tablas.

Nicolás TerryNicolás Terry