Xabi Fernández le ha dado al equipo español mucha confianza
Xabi Fernández le ha dado al equipo español mucha confianza - María Muiña
Volvo Ocean Race

Xabi: «Me preocupa que pensemos que todo está encaminado»

«En la salida de Lisboa se nos echó el tiempo encima. Después, la clave fue rodear el anticiclón de Santa Helena por el exterior»

MadridActualizado:

La victoria del "Mapfre" en la segunda etapa de la vuelta al mundo entre Lisboa y Ciudad del Cabo coloca al equipo español en cabeza de la clasificación general. Xabi ha conseguido confeccionar un equipo casi cien por cien español y con muchas posibilidades de lograr un triunfo final.

La salida de Lisboa fue rara, ¿qué pasó?

Sí que fue un poco rara. Estábamos muy centrados pensando un poco en qué vela usar, dónde hacer el stacking, etc. Justo después del río, un poquito pensando demasiado adelante y la realidad es que se nos echó el tiempo encima. Entre eso y el posicionamiento de la salida con la corriente, fue un error nuestro. Perdimos el layline y salimos tarde. Esperemos que no vuelva a pasar. Quizás hicimos todo el procedimiento un poco tarde, izamos la mayor tarde, cosas que normalmente estamos haciendo muy bien desde la Etapa 0 y todos los entrenamientos. Es salir y ponernos las pilas lo antes posible porque es verdad que estuvimos un poco más despistados.

¿Cómo organizaron las guardias?

Somos nueve tripulantes a bordo. Juan [Vila, navegante] es el único que está fuera de guardia y los otros ocho estamos en guardias de cuatro horas. Somos parejas y nos vamos alternando y al final hay siempre cuatro personas en cubierta y cuatro descansando. Y luego o Juan o yo, que yo al final estoy en una guardia pero más flexible, a veces o me voy antes para estar después, depende un poco del tiempo.

¿La bajada hasta Canarias fue lo más igualado?

Sí lo fue. Nosotros cometimos un pequeño error la primera noche en la que trasluchamos un poquito pronto, íbamos con mejor ventaja y podríamos haberla mantenido un poco más, pero es complicado saber cuándo trasluchar, si es tarde porque es tarde, si es pronto porque es pronto… Fue igualado, muy bonito, muy rápido. ¡En una semana estábamos en el ecuador!

¿Qué parte del recorrido de esta etapa destacaría?

Las primeras 48 horas. Sabíamos que tendríamos viento duro pero quizás tuvimos aún más del esperado: 35 nudos sostenidos mucho tiempo y el barco fue bien.

¿Dónde lo pasaron peor?

Quizás ahí porque las salidas de etapa ya son de por sí bastante duras por el cambio entre estar en la vida normal en tierra e ir al barco y con todos los líos de preparación antes de salir. Y encima, muy mojados, sin poder quitarte la ropa durante un par de días porque había que estar al loro, mucha gente en cubierta más tiempo del que le correspondía… Quizás fue lo más duro.

¿Este año los Doldrums no han sido tan malos?

No, ya se veía en el parte que no íbamos a parar. Íbamos un poco atrás y nosotros hubiésemos querido parar un poco más pero la realidad es que menos mal que antes, entre Cabo Verde y los Doldrums, pudimos pillarles otra vez porque sino hubiera sido un problema. No nos hemos parado ni un momento en toda la etapa y la verdad es que mucho mejor así.

¿Cuál fue la clave de la victoria?

Rodear el anticiclón de Santa Helena por el exterior, por la zona de Brasil. Aunque era un role a la izquierda, porque el viento va rolando a la izquierda, fuimos con un rumbo más caído, más lento, y poco a poco le fuimos bajando la proa a "Dongfeng" y cuando trasluchó ya fue tarde para él. La verdad es que fue la clave.

La vuelta al equipo de Pablo Arrarte le ha dado calidad y ¿qué más?

Pablo es sin duda uno de nuestros pilares en el equipo. Yo creo que es uno de los timoneles más cotizados que hay ahora mismo en la Volvo Ocean Race. Ha traído obviamente calidad y un poco eso que hace falta de un jefe de guardia: que esté realmente muy motivado y muy pendiente del rendimiento del barco todo el día; y además viene de otro equipo, hizo la edición pasada con "Brunel", y también aprendió otras cosas y es mucho más completo de lo que era hace dos vueltas al mundo.

¿Cómo ha sido el comportamiento de la chicas?

Lo han dado todo, tanto una como otra. Támara era la primera vez que hacía una etapa tan larga, a veces me ha dado la sensación que se le ha hecho un poco largo, pero en general lo ha hecho muy bien y ahora con un buen descanso estará preparada para la siguiente etapa. Y Sophie tiene su rol bastante más definido y lo ha hecho muy bien también. Está más fuerte y también con un buen descanso volverá con más fuerza.

¿Las últimas 500 millas han sido un paseo?

Un paseo no, pero antes de la trasluchada nos venían pillando entre cinco y ocho millas por parte y la verdad es que fue estresante tener a un equipo como "Dongfeng" a 75 millas y luego llegó a estar a 17. Pero una vez que trasluchamos y cogimos el frente, ya con el viento del Sur, sí que, o pasaba algo raro o teníamos la regata ganada. No fue un paseo ni mucho menos, además hizo mucho viento, hasta 35 nudos, pero sí que fue un poco más relajado.

¿Por qué no utilizaron el modo invisible?

Cuando pensamos en utilizarlo, en el momento de la trasluchada del último frente, ya vimos que todos los partes y routings eran muy claros y no había mucho que esconder. Mirando para atrás quizás lo hubiésemos usado en Santa Helena, pero no fue necesario y también creemos que si no vas a ganar nada de él no tiene mucho sentido.

¿Qué sintió cuando vio a lo lejos Ciudad del Cabo y sabía que casi era inalcanzable?

Ver Ciudad del Cabo ya es emocionante de por sí después 20 días navegando. Un poco de recuerdos encontrados con la última vez que llegamos aquí y salió todo mal acabando últimos, a esta vez que veníamos ganando. Sí que me recordó mucho más a la de "Telefónica", que también ganamos aquí. Además las montañas grandes ya se ven desde muy lejos, desde unas 40 millas, y la gente se anima y llegamos a una hora muy buena además, a mediodía. Fue una buena sensación.

¿Qué le preocupa de la próxima etapa Ciudad del Cabo-Melbourne?

Pues como cualquier otra me preocupa que, lo peor que podemos hacer ahora, es pensar que tenemos mucho margen con los demás o que esto ya está encaminado. Va a ser una etapa mucho más dura que ésta última, con condiciones más exigentes, y en la que creo que sí podemos sacar más ventaja, por lo menos con unos equipos, pero que está claro que con otros equipos como "Dongfeng" vamos a tener que pelearlo. Y luego lo de siempre, es una etapa en la que es muy fácil decir que hay que ir a tope, pero también hay que ser un poco razonable y conservadores porque además cuenta doble y lo que no puedes hacer es romper algo y perderla o hacer un último o cosas así. Y me preocupa que la gente descanse y esté motivada porque realmente van a ser entre 17 y 18 días muy duros.