Camino Tokio 2020

Mas y Cantero: «Nuestro objetivo es clasificarnos para los Juegos de Tokio»

Son el futuro a corto plazo de la vela española y su objetivo es conseguir una medalla en los próximos Juegos

Actualizado:

La Catalana Silvia Mas (21) y la Canaria Patricia Cantero (28) forman una de las tripulaciones del presente de la vela Olímpica Española, pero especialmente del futuro inmediato. El trofeo Princesa Sofía 2017, fue su primera participación juntas, en el que terminaron terceras. Este año la cita más importante para ellas será el mundial absoluto en Aarhus. Desde 2017, llevan firmando estar entre las tres primeras en todas las Worlds Cups de la temporada culminando la final de la World Cup de Santander en tercera posición y ganando el mundial juvenil. Este 2018 han estado en el «top ten» en las World Cups y séptimas en el Campeonato de Europa.

¿Cómo surgió vuestra unión en el 470?

Silvia: Me quede sin tripulante a mitad de temporada. Patricia en esos momentos no estaba navegando ya que había terminado su campaña de Río 2016 y le propuse navegar juntas, ya que reunía todas las capacidades físicas que requiere el 470. Fue algo rápido, pero necesario para no perder la temporada y fue una decisión muy acertada. Vamos hacer juntas toda la campaña hacia Tokio 2020.

Patri: Yo había dejado de competir después de la campaña para Río 2016 y me había centrado en los estudios, aunque seguía teniendo muchas ganas de volver a navegar e intentar llegar a unos Juegos. Un día Silvia me llamó porque su tripulante lo había dejado y decidí que era una gran oportunidad que no podía desaprovechar.

Se os ve una tripulación muy unida y sólida, ¿cuál es vuestro punto fuerte? ¿Y cuál el débil?

Silvia: Puntos fuertes son el compromiso como equipo a mejorar y entrenar hacia conseguir nuestro objetivo. El respeto dentro del barco, la humildad al reconocer nuestros errores y las ganas de mejorar y saber que somos un equipo con el mismo objetivo donde nos apoyamos en todas las decisiones y creemos la una en la otra. Puntos débiles serían el poco tiempo que llevamos juntas.

Patri: Creo que la clave es que las dos tenemos muchas ganas de trabajar duro para conseguir llegar a ser las mejores. Somos muy competitivas y las dos estamos comprometidas con este proyecto al 100%. Sin duda el físico es uno de nuestros puntos fuertes ya que ambas podemos tener el peso y la estatura ideales para el 470. Como punto débil diría que el más obvio es el poco tiempo que llevamos navegando juntas, que sobretodo nos supone una falta de compenetración en algunas ocasiones.

¿Qué ha supuesto para cada una y a nivel personal esta apuesta?

Silvia: Un gran sacrificio porque a la vez estamos estudiando, pero las ganas de llegar al número uno en el ranking mundial son tan grandes que cualquier esfuerzo vale la pena.

Patri: Yo personalmente me he tenido que mudar a Barcelona y dejar atrás a mi familia y amigos, también es bastante difícil continuar con los estudios aunque estoy siguiendo con ellos.

¿Cuándo os disteis cuenta de que los resultados os podían llevar a estar en el pódium del ranking mundial y qué plan hicisteis para preparar el Mundial?

Silvia: No nos lo esperábamos al ser un equipo nuevo, pero solo miramos en mejorar a diario lo máximo posible con ilusión y esfuerzo y luego los resultados llegan solos. No hay que precipitarse. Poco a poco y buena letra. Estuvimos entrenando mucho para el Mundial, haciendo las World Cups previas y yendo tiempo antes a Grecia a entrenar en ese campo de regatas donde se celebró el campeonato.

Patri: Siempre supimos que estar en un podio de un Mundial es algo muy difícil, aunque es verdad que en general tuvimos una muy buena temporada que nos motivó para seguir trabajando y aprendiendo al máximo. Para el Mundial nos trasladamos a Grecia con bastante antelación e hicimos una concentración de una semana con entrenamientos de agua muy intensivos para empezar a conocer el campo de regatas. Después volvimos a casa para descansar un poco antes de volver y aún tener otra semana previa para terminar de pulir muchos aspectos.

¿Cuál es la relación con el resto de tripulaciones, en una clase tan competitiva como la 470?

Silvia: La relación es buenísima. Aunque obviamente todo el mundo quiere ganar, no hay que olvidarse que por encima de todo está la deportividad, el compañerismo, necesitas también a tus compañeros de equipo para mejorar, sin ellos es muy difícil mejorar rápido. No se trata de ganar molestando a tus compañeras, se trata de ganar porque eres mejor como equipo, por el esfuerzo y dedicación, ese es nuestro objetivo por lo que entrenamos a diario.

Patri: La verdad es que nos llevamos muy bien con el resto de tripulaciones, tanto españolas como extranjeras. Personalmente creo que tener una buena relación con el resto de chicas del equipo español es clave para que al entrenar juntas nos mejoremos el nivel mutuamente y por consiguiente el del país. Al tener buena relación podemos tener piques sanos en el agua que nos harán esforzarnos más y después estar contentas en tierra.

¿Qué tal es vuestra relación con el equipo masculino de 470?

Silvia: Muy buena, siempre son risas, apoyo, entrenos juntos donde nos hacemos la vida imposible mutuamente (en el buen sentido), y siempre tienen mucho que enseñarnos ya que llevan más tiempo en esta clase navegando.

Patri: Con los chicos también nos llevamos muy bien y como tienen más experiencia en la clase, entrenar con ellos siempre nos da un plus de exigencia que es muy beneficioso para nuestro aprendizaje.

Hablando de preparación durante el año, ¿cómo es vuestro día a día? ¿En qué basáis vuestros entrenamientos diarios?

Silvia: Entrenamos de lunes a viernes y hacemos todas las regatas del circuito internacional. Me levanto a las 6 de la mañana, voy a entrenar, voy a la universidad, luego a entrenar y después al gimnasio. Muchas veces no puedo ir a las clases, pero con mis compañeras nos las apañamos para seguir pasando de curso.

Patri: Pues normalmente un día navegamos unas 4 horas y vamos al gimnasio una hora y media más. Aparte de estudiar o ir a clase y trabajar en el barco.

Formaste parte de las Becas Podium. ¿Sin una beca seria imposible competir para ir a unos Juegos?

Silvia: Doy un millón de gracias a Becas Podium de Telefónica, a la Federación Española, a Movistar, Unir y Go Sharing Dreams y a vosotros, los medios que no dejáis de apoyarnos, sin vosotros sería imposible, la vela es un deporte muy costoso y todavía más si compites contra los mejores equipos a nivel mundial. Este año la Federación está destinando muy buenos recursos tanto en planificación, entrenadores y medios materiales con lo que los resultados no se han hecho esperar, la sintonía con nuestro entrenador Gustavo Martínez y nuestro director Técnico Asier Fernández es total, así mismo con todo el equipo pluridisplinar y Chimo González como preparador Olímpico.

Silvia, además de navegar con Patricia, has navegado separada para poder correr el mundial juvenil y el Campeonato de Japón ¿Porque decidiste correr estas dos regatas, y qué has sacado de positivo ?

Silvia: Quise correr el nacional Japonés porque es el campo de regatas donde se celebraran los Juegos. También había muchísimo nivel y además competíamos masculino y femenino a la vez y estaban también los campeones del mundo actuales en las dos clases. Fue un bonito triunfo por primera vez en aguas Japonesas. El Mundial juvenil lo corrí porque tengo 21 años y creo que no puedo perder la oportunidad de correr un Mundial juvenil y en el mismo campo de regatas donde serán los Juegos Olímpicos. Se saldó con la victoria con lo que siempre es una satisfacción representar a tu país y llevarlo a lo más alto.

¿De todos vuestros éxitos deportivos hasta el momento, con cuál te quedarías?

Silvia: Con el tercero en la final de la Copa del Mundo en Santander. Fue un campeonato muy duro como equipo y muy clave para afrontar el futuro. La medal race fue muy ajustada y tuvimos muchísimas sensaciones dentro del cuerpo donde tuvimos que saber manejarlas.

Patri: Este año tuvimos buenos resultados en general, pero eso no quita que tuviéramos bastantes complicaciones en cada una de las regatas en las que participamos. Es difícil elegir, pero personalmente me quedaría con cuando ganamos la «medal race» del Mundial 2017. Fue una regata muy exigente físicamente y la peleamos como nunca, había poco viento pero aún así subieron la bandera de remar y tanto en ceñida como en popa conseguimos hacerlo muy bien y era algo en lo que habíamos estado trabajando mucho los meses previos al mundial. En esa prueba estaban las 10 mejores embarcaciones de la flota y ganarla supuso una inyección de motivación.

¿Qué objetivos os gustaría conseguir a corto, medio y largo plazo?

Silvia: A corto plazo estar top 5 en todas las regatas del circuito. A medio ser número 1 en el ranking mundial. A largo clasificarme a los Juegos Olímpicos

Patri: A corto plazo nos vamos a centrar mucho en seguir conociéndonos y compenetrándonos. A medio plazo diría que conseguir una forma física óptima es el objetivo más importante, y seguir en el top en cuanto a resultados y a largo plazo pues lo mismo que todos los que se proponen hacer una campaña olímpica… Medalla en los Juegos de Tokio 2020.

¿Algún ídolo en la vela?

Silvia: Mathew Belcher (7 oros en el campeonato del mundo 470). Es el deportista más humilde que he conocido nunca. Lo que hace que sea mi ídolo es su forma de ser como persona, es un gran regatista pero mejor aún como persona. No se le sube la fama a la cabeza.

Patri: Admiro mucho a Daida e Iballa Ruano, windsurfistas de la PWA. Hoy en día cuentan entre ambas con 26 títulos mundiales. Son un referente en cuanto al deporte femenino se refiere. Un ejemplo a seguir, mujeres que triunfaron en ‘un deporte de hombres’ gracias a su esfuerzo, constancia y sacrificio.

¿Qué objetivos os gustaría conseguir a corto, medio y largo plazo?

Silvia: A corto plazo estar top 5 en todas las regatas del circuito. A medio plazo estar número 1 en el ranking mundial. A largo plazo clasificarme a los Juegos Olímpicos

Patri: A corto plazo nos vamos a centrar mucho en seguir conociéndonos y compenetrándonos, necesitamos muchas horas de conducción y maniobras para hacernos la una a la otra, en cuanto a resultados top 5 en las regatas del circuito. A medio plazo diría que conseguir una forma física óptima es el objetivo más importante, y seguir en el top en cuanto a resultados y a largo plazo pues lo mismo que todos los que se proponen hacer una campaña olímpica… Medalla en los JJOO de Tokio 2020.

¿Me podríais resumir en una frase vuestro lema personal?

Silvia: Con trabajo en equipo siempre se llega más lejos.

Patri: Nunca pierdo, o bien gano o aprendo.

¿Un sueño por cumplir?

Silvia: Ser la número 1 a nivel mundial

Patri: Mi sueño es ganar una medalla en unos Juegos Olímpicos y haber llegado ahí disfrutando cada día de este deporte.