Támara Echegoyen, en la embarcación
Támara Echegoyen, en la embarcación - María Muiña

Volvo Ocean RaceUna pionera en la vuelta al mundo

Támara Echegoyen será la primera española en la Volvo Ocean Race que comienza mañana en Alicante

Actualizado:

Siete equipos participan en esta edición de la Volvo Ocean Race, la vuelta al mundo con escalas, que navega por cuatro océanos y dobla los tres cabos más importantes del mundo. Es una regata dura, pero que nunca ha estado vetada a las mujeres, aunque éstas no hayan proliferado en las 13 ediciones que hasta ahora se han disputado. En los 43 años de vida de la regata han participado 112 mujeres, y mañana de los 62 regatistas que tomarán la salida, 18 de ellos son mujeres. Diez debutan y tres compiten en la VOR por tercera vez. Representan a doce países, con Gran Bretaña y Australia como los más representados (tres cada uno); Holanda tiene dos y Bermudas, Brasil, Francia, España, Dinamarca, Irlanda, Suiza, Italia y Nueva Zelanda, una.

La más legendaria es la británica de 44 años Dee Caffari, el único patrón femenino de esta edición, al mando del «Turn The Tide On Plastic» y en su segunda participación tras haberlo hecho en el «Team SCA» sueco. También ha regateado en la Vendée Globe, la Global Challenge o la Barcelona World Race. Es la única mujer que ha dado la vuelta al mundo en ambas direcciones (hacia el este y hacia el oeste), además de ser la única mujer que ha navegado alrededor del mundo tres veces sin escalas ni asistencias.

Támara, la primera

La gallega Támara Echegoyen, de 33 años, campeona olímpica y una de las mejores regatistas nacionales de vela ligera será la primera española en participar en una vuelta al mundo y lo hará como tripulante del «Mapfre». Ya lo intentó en la pasada edición cuando se examinó para ser tripulante del barco sueco «SCA», pero se decidió por seguir entrenándose para llegar a los Juegos de Río en condiciones. Támara es sincera y ahora recuerda cómo convenció a Xabi Fernández para que la diera una oportunidad: «Le acosé un poco y ahora tengo la suerte y privilegio de navegar con un equipazo. Es difícil para mí porque no tengo experiencia en vela oceánica, pero estoy segura de que daré la talla». La navegante española no escapa a los «piropos» de sus compañeros, que todos se han volcado para que cuando llegue la hora de la verdad esté preparada, física y psicológicamente. Los más jóvenes, Ñeti y Willy, hablan maravillas de ella. No en vano, como sice su patrón, Xabi Fernández, «se ha ganado el puesto para pasar junto a nosotros más de ocho meses».

La vela oceánica española entra en la historia con Támara Echegoyen como primera navegante femenina.