Roger Federer, durante un entrenamiento en Rotterdam
Roger Federer, durante un entrenamiento en Rotterdam - EFE
Tenis

Las cuentas de Federer para quitarle el número uno a Nadal

El suizo, que este miércoles debuta en el torneo de Rotterdam, aspira a recuperar el trono de la ATP

Actualizado:

Roger Federer, a sus 36 años, se mueve por el circuito con la ilusión de un juvenil, recuperada la energía después de un 2017 primoroso y un inicio de 2018 que vaticina domingos de gloria. Hay un tenista eterno en esa figura, padre de cuatro hijos y cada día más sensato a la hora de programar su calendario. Federer, campeón en Australia hace poco más de un par de semanas, se entusiasma ahora con un nuevo reto: quiere volver a ser el número uno del mundo y necesita ganar tres partidos esta semana.

El suizo, con 20 grandes en su mochila, no domina la ATP desde el 29 de octubre de 2012, una barbaridad. Sin embargo, siempre ha estado en las alturas y únicamente se salió de la zona noble a finales de 2016, un curso condicionado por unos problemas físicos que le llevaron hasta el puesto 17 de la clasificación. De eso hace un año, y ahora la historia es completamente distinta.

Después de defender la corona en Melbourne, y beneficiado por el abandono de Rafael Nadal en cuartos de final, Federer tiene a tiro el número uno. Por eso, y de manera sorprendente, aceptó la invitación del torneo de Rotterdam y esta misma semana podría recuperar el maillot amarillo si cumple con los pronósticos en el evento holandés. Este miércoles debuta ante Ruben Bemelmans.

«No me puedo creer que esté así de cerca. El número 1 no es algo sencillo de conseguir y sé que tengo una semana de duro trabajo por delante, sobre todo mentalmente para no pensar demasiado hacia adelante y lo que supondría para mí ya que aún no soy número 1 y mientras no lo eres, no lo eres, es así de simple», comenta el genio helvético. «Significaría mucho para mi equipo, mi familia, mis fans y todos aquellos que me han apoyado durante este camino desde mi regreso en 2016, que ha sido increíble. Ya estábamos felices por cómo estaba yendo todo pero pensé que podría intentarlo y ver si puedo volver al número 1 esta semana», resume.

Llegados a este punto, a Federer le basta con alcanzar las semifinales en Rotterdam, y eso pasa por vencer a Bemelmans en el estreno superar dos rondas más. De ese modo, le quitaría el liderato a Rafael Nadal, que volvió a la cima del tenis desde el 21 de agosto de 2017.