Real Madrid

Zidane pide a Modric, Kroos e Isco que disparen

Cristiano realiza el 43 por ciento de los remates y el técnico busca variantes; ensaya para que los mediocampistas tiren más y den menos pases

Actualizado:

Llega el gran duelo europeo, nacido en 1976, y Zidane está preocupado. Cinco goles en los cuatro últimos partidos. Uno al atlético, uno a la Juventus, uno al Athletic y dos al Málaga. Tres dianas de Cristiano, repartidas ante el equipo italiano y los dos conjuntos rojiblancos en tres encuentros sin victoria: derrota ante los juventinos, 1-3, y empates a un tanto ante Atlético y Athletic. Triunfo por 1-2 en Málaga. Todos esos datos se acercan bastante al promedio que Zidane y su cuerpo técnico escenifican en su memoria estadística: si Ronaldo no acierta hay un problema. Los tres puntos ante el colista, sin el portugués, son una excepción que confirma la regla, por ser el rival más débil del campeonato, hundido moralmente.

Kroos lleva cuatro goles en 34 remates; Modric suma dos tantos en 34. En ambos casos son pocos disparos y aciertos. Isco ha marcado ocho dianas en 58 tiros, que es un buen porcentaje. Pero Zidane también le pide más

Los hechos son incontestables en la radiografía de datos del cuadro técnico. El Balón de Oro ejecuta el 43 por ciento de los remates del Real Madrid. Si el artillero no está en el campo o se encuentra muy vigilado y solo consigue un tanto en un partido, la victoria se antoja imposible.

El Real Madrid solo ha conseguido cinco goles en los últimos cuatro partidos y eso preocupa al técnico; la buena noticia para Zidane es que los blancos han marcado siempre un gol como mínimo en cada encuentro de Champions desde el 0-0 de las semifinales de 2016 frente al City, en Manchester

Zidane pide al equipo que tire más a puerta y conceda menos pases en el área. Solicita a Kroos, Modric e Isco que disparen más y que haya menos toques y retoques alrededor del área. «No tenemos que meternos hasta la portería con el balón». Las cifras estadísticas que manejan Bettoni, Llopis y Msaidie son claras: el 43 por ciento de los remates son de Cristiano, uno de cada dos, porque es quien se sitúa mejor para disparar y los compañeros le buscan antes de disparar ellos. Ese protagonismo casi monopolístico eso se nota mucho cuando él no juega o está muy marcado.

El cuadro técnico ha estudiado con vídeo las razones por las que el Real Madrid solo ha marcado cinco goles en los últimos cuatro partidos, desde que Ronaldo marcó de tijera en Turín. La causa es que se encuentra rodeado de contrarios y sus compañeros no aprovechan ese aspecto. Siguen buscándole.

Zidane está preocupado con razón: cuando no está o no marca Cristiano no se hacen goles. El francés ha dirigido varios entrenamientos estos días centrados en el disparo a portería.

La noticia positiva en la Champions es que el Real Madrid no ha dejado de acertar en la Copa de Europa desde hace dos años, desde el empate contra el City en Manchester en las semifinales de 2016. desde entonces siempre consiguió al menos un gol en cada encuentro de Liga de Campeones. Pero ahora, camino de la final, en el momento clave del curso, solo anota una diana de promedio y eso ocupa mucho al entrenador.

Kross solo lleva 4 goles en 37 disparos, es decir que hace un disparo por partido de promedio. Es muy poco. Y Modric lleva dos goles de 34 remates y también tiene un promedio de un disparo por partido. Eso no es nada. Zidane dice que esto no puede ser. Isco suma ocho goles en 58 remates. Pero el entrenador ruega más. Zidane les ha dicho que al borde del área hay que tirar y lo están ensayando. Solo les permite parar el balón y disparar.