Aficionados a la espera de la final de la Championes League 2018
Aficionados a la espera de la final de la Championes League 2018

Final Champions 2018Seis mil ingleses sin entrada

Hay treinta y dos mil británicos en Kiev. Rugen, cantan de madrugada, mandan en los bares y ya se han enfrentado a ultras ucranianos

En directo, final Championes League: Real Madrid - Liverpool

¿Dónde está Kiev, la sede de la final de la Champions 2018?

enviado especial a KievActualizado:

La pelea que radicales ucranianos mantuvieron con seguidores del Liverpool sobrepasados de alcohol en un local de Kiev ha sido la advertencia para que los aficionados españoles actúen con prudencia en la capital. Los ingleses comenzaron a llegar el miércoles a la ciudad y son mayoría en la calle. También lo serán en el coqueto estadio olímpico, amarillo y azul, los colores nacionales, como si Las Palmas jugara en casa. Habrá veintisiete mil seguidores rojos, incondicionales de Klopp, en las gradas, pero ahora mismo quedan seis mil forofos británicos que no poseen entrada y que amenazan con llenar los bares para ver jugar a su equipo. El «You’ll never walk alone» se cumple físicamente. Menos mal que el Real Madrid juega las cartas de su superioridad teórica en el fútbol puro.

«Son muchos más (32.000) y están borrachos desde las tres de la tarde, hay que tener cuidado y no mostrar que eres español», señalan con prudencia los seguidores madridistas consultados por ABC

Los aficionados españoles serán alrededor de veinticinco mil y la mayor parte aterriza hoy en Kiev. «Hay que ser prudentes, comer y cenar con tranquilidad, sin cánticos ni otras cosas, porque estos ingleses están bebidos desde las tres de la tarde y pierden el control», argumenta Valle González García, una joven madrileña. Su hermano Alejo explica que las noches son peligrosas: «Llevamos aquí desde el miércoles y hemos visto muchos borrachos del Liverpool en los locales y por las calles. Se sienten los dueños y es mejor hablar bajito, porque cuando reconocen que hablamos español te cantan, te señalan y es mejor sonreír y no responder. Por las noches están cantando hasta las tres de la madrugada por todos los sitios y abarcan las aceras de lado a lado para no dejar pasar a los demás e imponer su fanfarronería».

Es esa ley de la fuerza bruta la que abrió la espita en la contienda con ultras ucranianos que esperaban un gesto feo de los ingleses para actuar. Hoy llegan a Kiev veintitrés mil españoles que equilibrarán el ambiente por la capital ucraniana. Están aleccionados. «Ya hemos avisado a los amigos que vienen para que tengan cuidado», indica Juan García, un madridista toledano. «Los ingleses estarán este sábado más bebidos que nunca y algunos buscarán gresca, habrá que buscar sitios más tranquilos, como los restaurantes, que no es lo suyo».

Pagan 1.550 euros por una localidad

«Lo hemos visto, han pagado 1.550 euros por una entrada normal, no era de las caras, pero no sé el precio porque el inglés salió corriendo». Juan Carlos López, un madrileño de 58 años, nos relataba esta historia de la reventa. El precio habitual en el mercado extraoficial ronda los 1.200 euros. «Si pagas en dólares es mejor, te bajan a mil», dice Andrei Myliyev, un ucraniano que se conoce el paño: «Si vienes con euros te piden más porque saben que eres de uno u otro equipo». Los británicos romperán hoy el mercado.