DE SAN BERNARDO
Real Madrid

Santillana: «Juanito, Del Bosque y Camacho se merecían aquella Champions del 81»

Entrevista con el ariete, autor de 290 goles, que lo gano todo con el club menos la Copa de Europa: «Pido a este Real Madrid la revancha»

ENVIADO ESPECIAL A KIEVActualizado:

Era el emblema del Real Madrid de aquella época. Un ariete que es señalado como ejemplo de hoy y de siempre, para la eternidad. Un nueve clásico. Su vuelo sin motor en los remates de cabeza, con sus botas a la altura de las narices de los centrales, es recordado por los aficionados de Italia, Inglaterra y Alemania cada vez que ABC viaja a los partidos de Copa de Europa. El Inter y el Derby County le consideran el diablo hecho persona. Se llama Carlos Alonso González y es conocido como Santillana porque nació en Santillana del Mar e hizo famosa a su localidad en todo el mundo. Santillana marcó 290 goles en el club blanco. Lo ganó todo, excepto la Copa de Europa. Esa espina no podrá quitársela. Perdió la final de 1981 frente al conjunto de Bob Paisley. Ahora le pide a Cristiano que le quite esa espina.

«Tuvimos muy mala suerte en aquella final de 1981. Stielike estaba con un tirón, al 40 por ciento; Juanito tenía problemas en una rodilla y Cunningham salía de una larga lesión»

-¿Le gustaría jugar esa final?

Ojalá pudiera! Sobre todo para ganar la revancha al Liverpool por aquella final que perdimos en el 81. Pero cada jugador tiene su época y yo viví aquella. No me quejo de nada, Ganamos muchos títulos, tuvimos mucho reconocimiento y solo nos faltó la Copa de Europa. Son rachas. El club estuvo sin ganarla desde 1966 a 1998 y ahora mira, vamos a por la cuarta en cinco años. Le digo una cosa: en mí época solo podíamos fichar dos extranjeros, que eran Stielike y Cunningham. Ahora hay libertad de fichajes. En aquel Real Madrid del 81 había muchos canteranos, jugadores muy jóvenes, como los llamados García, Sabido... Si hubiéramos tenido la posibilidad de fichar a algún otro futbolista importante más, como los que hay ahora, no habríamos perdido.

-Juanito, Del Bosque, Camacho, Stielike y usted eran los líderes de aquel Real Madrid. Les faltó coronarse con el gran título continental.

-Fue una pena, aquella Copa de Europa habría sido el broche de oro para la carrera de Juan, de Vicente del Bosque, de Camacho, de Uli y de la mía. Se la merecían. Nos la merecíamos. Pero nos tocó un rival más experimentado, que ya había ganado dos Copas de Europa unos años antes, y perdimos por un error en los minutos finales. Así es el fútbol. Camacho tuvo antes la oportunidad de marcar y el disparo se le fue alto. Sabíamos que ese partido lo ganaba quien marcaba primero. Fueron ellos. Todos pensábamos que era una final que llegaría a la prórroga, quizá también a los penaltis, y ese gol postrero decidió. De todas formas tuvimos muy mala suerte al afrontar aquella cita tan importante.

-¿Por qué lo dice?

-Porque llegamos a París diezmados. Cunningham había salido de una lesión que le tuvo muchos meses sin jugar y no estaba aún en su mejor forma. Stielike había sufrido un tirón siete días antes y jugó al 40 por ciento y Juanito sufría problema en una rodilla. Todo se puso en contra.

-Pues el Liverpool tampoco demostró su teórica superioridad.

-En efecto, fue un duelo muy igualado, les plantamos cara y perdimos por una sola jugada. Estuvimos muy cerca de romper con la mala racha de quince años sin ganar la Copa de Europa.

-Iba usted con mucha ilusión, aunque el favorito fuera el club inglés. Dijo que si supiera que iba a perder, no habría ido.

-Sí, porque aquellos grandes jugadores que me acompañaban merecían este título para rematar sus carreras.

-Son rachas, como usted dice, porque también jugó con la quinta del Buitre y se quedó igualmente a las puertas de conquistarla.

-Sí, ya con la quinta del Buitre nos topamos con el Milán de Sacchi, Van Basten, Gullit, Rijkaard, Baresi y Maldin, que eran un equipazo.

-Aquel Real Madrid se mereció ganar la que obtuvo el PSV, que les venció en semifinales por el valor doble de los goles, sin superarles nunca.

-Aquello sí que fue mala suerte. En el Bernabéu dominamos, tuvimos muchas ocasiones y empatamos a un gol. Ese tanto suyo les permitió clasificarse, pues en Eindhoven sujetaron el empate a cero y atacamos todo el partido. Estrellamos dos tiros en los postes, pero nada, no entró. Fue una verdadera lástima.

-Ahora, el Real Madrid tiene la oportunidad de resarcirle de aquella derrota ante el Liverpool.

-Quiero esta revancha y pido a los jugadores del Real Madrid que ganen la revancha. Por fútbol deben ser los campeones.

-¿Es favorito el Real Madrid?

-Es mejor equipo, tiene mucha mayor calidad. Sabemos que esto es fútbol y el Liverpool te puede marcar en un contragolpe y sorprender, pero en condiciones normales tiene que ganar el Real Madrid, porque la posesión de balón debe ser suya y luego habrá que rematar ese dominio con la clase de Cristiano, Modric, Kroos, Marcelo, Bale, Lucas y Asensio, según quien juegue.

-El equipo de Kloop posee dos balas, Salah y Mané, y un nueve falso que da pases, Firmino, que nada tiene de parecido con Santillana. Ese ataque es peligroso.

-Es verdad, pero Zidane y su cuerpo técnico lo saben y habrá que tener cuidado atrás, para controlar después el partido y hacer valer que el Real Madrid es mejor.

-El Real Madrid tiene la posibilidad de ganar cuatro Champions en un lustro. Lleva ocho temporadas alcanzando las semifinales como mínimo. Es otro récord.

-Si conquista en Kiev la cuarta Copa de Europa en cinco años será un hito. Se acerca a la leyenda de la época de las cinco ganadas con Di Stéfano. Hay que valorar lo que el Real Madrid está haciendo. Cuando lo comparas con otras épocas en las que no se ganaba la Champions te das cuenta de lo importante que es lo que se consigue ahora. Es el premio a un gran trabajo desde la directiva, con los fichajes y la confección de la plantilla, al trabajo en el campo del entrenador y su cuerpo técnico.

-El Real Madrid de baloncesto ganó la Copa de Europa el domingo y ahora puede hacer doblete con el fútbol. Otro récord.

-Fíjese lo que podemos vivir los madridistas, dos Copas de Europa en el mismo año, en una semana. Hay que poner en valor lo que significa eso, el excelente trabajo tanto en fútbol como en baloncesto. Se están haciendo las cosas muy bien.

Santillana en el Real Madrid (1971-1988): Nueve Ligas, cuatro Copas, dos Copas de la UEFA, una Copa de la Liga. Jugó 645 partidos con el Real Madrid y marcó 290 goles.