Real Madrid

Pinhas Zahavi se hace otro Neymar

El agente que llevó al brasileño al Barcelona por 222 millones será la llave de la «operación Real Madrid»

Actualizado:

Su arte es enfriar los sentimientos ligados al fútbol que tienen presidentes y futbolistas para dejarlos a un lado y alcanzar traspasos importantes sin el resquemor de los colores y de las consecuencias sociales de toda operación relevante a escala mundial. «Si no le quitas los apegos humanos al fútbol no habría traspasos». Es periodista deportivo y esta profesión, la nuestra, le permitió conocer todos los entresijos del fútbol, palpar los latidos de dirigentes, entrenadores y jugadores de Europa y América del Sur para saber cómo abordar a quienes deciden y a quienes triunfan con el balón hasta convertirse en agente de muchos jugadores y hacerles ascender hasta las más altas cotas. Se llama Pinhas Zahavi, tiene el apelativo cercano de Pini y es el hombre clave para que Neymar cumpla el objetivo de llegar al Real Real Madrid.

Convencer al jeque. Zahavi tiene el reto más difícil de su vida: conseguir que Al-Khelaifi acceda al traspaso y ponga un precio, porque si se queda, no estará a gusto. El agente FIFA advertirá al jeque que si impone su derecho de retención el jugador continuará en una posición de disgusto, incómodo, y todo irá a peor en el seno del PSG

Judío, natural de la pequeña localidad israelí de Ness Ziona, hombre de mundo, Zahavi dejó de ejercer el periodismo deportivo en 1988, cuando tenía 45 años, para dedicarse exclusivamente a la representación. Su relación con el fútbol de primer nivel comenzó en 1979, Tras diversos traspaso medianos, su salto a la primera división de los agentes se produjo en 1990, cuando transfirió a su compatriota Rosenthal, que militaba en el Standard de Lieja, al Liverpool. Kenny Dalglish era el gerente del Liverpool. Abrió una veta por la que consiguió los contactos de Souness, Alex Ferguson, Ron Atkinson y Terry Venables, todos ellos referentes de la Premier.

El jeque le pidió a Neymar y Zahavi se puso manos a la obra y convenció al brasileño. Llegó al PSG por 222 millones. El israelí cobró once millones de comisión, el cinco por ciento del traspaso

Ya estaba en la primera línea. Pero siempre hay un futbolista que significa el espaldarazo de un apoderado. Su «descubrimiento» de Rio Ferdinand, que en el año 2000 jugaba en el West Ham, le llevó a la cima. Lo traspasó al Leeds por 23 millones de euros. Dos años después, colocó a Ferdinand en el Manchester United por 36 millones. Fue el gran golpe de una adquisición exitosa. Llevó a cabo diversas operaciones de Marcelo Salas, Stam y Verón. Y su alianza con Abramovich como hombre de confianza supuso que dirigiera los fichajes del magnate ruso en el Chelsea. Ahora, su misión es traer a Neymar al Real Madrid después de conseguir su fichaje por el PSG hace un año, desde el Barcelona. Es el reto más difícil para el israelí en una trayectoria plagada de imposibles.

Esto «son solo negocios»

El año pasado, Al-Khelaifi le dijo que deseaba contratar a Neymar. Estaba molesto por las formas del Barcelona, que había tentado a Verratti con insistencia sin pasar por el despacho del presidente del club parisino. Convenció al padre del brasileño y a la estrella. Había que abonar la cláusula, 222 millones. Fue pagada. Ahora está en contacto permanente con papá Neymar como brazo ejecutivo para lograr su transferencia al Real Madrid.

Ahora, Zahavi le pide que negocie. Neymar desea irse y el israelí argumentará a Nasser Al-Khelaifi que admita una situación familiar de «rechazo» que se produce muchas veces en el fútbol. y que sin el brasileño no se acaba el mundo, fichará otros jugadores

Su meta es complicada. Debe exponer al jeque que la figura quiere irse. Es el punto de partida. El Real Madrid es el destino elegido. Pinhas Zahavi debe convencer a Nasser Al-Khelaifi que «esto son solo negocios», que no aplique los sentimientos al negocio, y que admita la situación para que ponga precio al delantero. Que acepte que el futbolista y su familia no están a gusto en el PSG y desean marcharse. Es Neymar quien ha dado el paso adelante. Zahavi debe explicar a Nasser Al-Khelaifi que no puede ser intransigente. Que fichará otros futbolistas, pero debe dar vía libre al suramericano y abrir la plica. Es su objetivo. Aportar frialdad a la situación y decirle que sin Neymar no se acaba el mundo, ni el PSG. Si alguien puede alcanzar este acuerdo, es Zahavi.