Vídeo: Mañana de activación para el Real Madrid en Kiev - ATLAS

Final Champions League 2018Zidane: «Cuando decides el once, claro que se queda mal sabor de boca»

El técnico del Real Madrid sabe que tiene delante una decisión peliaguda, pero es su trabajo: «Los jugadores lo saben y lo asumen, Como dijo Isco, ese marrón es mío»

En vivo, final de la Champions League: Real Madrid - Liverpool

ENVIADO ESPECIAL A KIEVActualizado:

Zidane está muy cerca de reescribir la historia del Real Madrid y del fútbol. Ningún entrenador blanco ha ganado tres Champions, y solo Ancelotti y Bob Pasley han logrado este número de orejonas desde el banquillo, pero ninguno de ellos de manera consecutiva, algo que sí puede conseguir el francés mañana: «Detrás de todo esto hay mucho trabajo y mucho talento. Y yo lo vivo con tranquilidad, y también con pasión y emoción. Me encanta competir, tener un poco de presión el día del partido, y algo de presión. Somos humanos y vivimos de emociones».

Zidane reconoce que no siempre se siente valorado, a pesar de estar a las puertas de una gesta irrepetible, pero tampoco le da importancia. Le gusta vivir en un segundo plano, tranquilo, disfrutando en la intimidad. Y pasándolo mal, porque para él es un fastidio elegir el once de una final de Champions: «Es el peor momento como entrenador. Claro que se me queda mal sabor de boca. Pero es mi trabajo y los jugadores lo saben y lo asumen. Como dijo Isco, soy yo el que se tiene que comer el marrón. Todos mis jugadores son muy buenos, pero muchos se van a quedar fuera de la lista o en el banquillo. Lo bueno es que aunque el jugador pueda estar decepcionado, pensamos solo como equipo y una vez empezado el partido somos todos una piña»

El técnico francés contradijo las palabras de Klopp, que considera favorito a los blancos, y ensalzó que Cristiano llega a tope a la final, aunque no sabe exactamente si al 150 por ciento como insinuó hace un par de semana: «Si está al 140 tampoco va a pasar nada. Él vive por estos partidos».

Mensaje de Ramos

Antes de Zidane, comparecieron ante los medios Sergio Ramos y Marcelo, los dos primeros capitanes del Real Madrid. El andaluz, tranquilo y concentrado, quiso devolver a Klopp los piropos previos: «Halagar es una estrategia de distracción. Ellos también funcionan como un reloj suizo»

El central volvió a insistir que tienen la misma hambre y motivación que en la primera Champions, que los 24 jugadores de la plantilla están «como toros» y que Salah es un grandísimo jugador, aunque Messi y Cristiano están en otra órbita y no ve normal que comparen al egipcio con el luso.

Mientras, Marcelo evitó polemizar con el técnico del Liverpool, que aseguró entre semana que era el punto débil del Madrid porque no sabia defender: «Yo eso no lo he escuchado de su boca y no voy contestar», explicó el brasileño, que prevé una final al ataque: «Somos dos equipos que nos encanta atacar y será un partido muy abierto».