Vídeo: El Real Madrid ya está en la capital
Real MadridLiverpool
Real Madrid 3 94 1 Liverpool
  1. Benzema 50'
  2. Bale 63'
  3. Bale 82'
  1. Sadio Mané 54'
Pincha en el marcador para desplegar
Final Champions League 2018

El Real Madrid levanta la Decimotercera con la ayuda de Karius

La lesión de Salah y los fallos del guardameta del Liverpool facilitaron la victoria blanca. Marcaron Benzema y dos veces Bale, autor de otra chilena memorable

Actualizado:

Durante décadas, cualquier ademán de chulería o poderío en un defensa se sancionó popularmente con un "a lo Beckenbauer". Era como comparar a alguien con Mike Tyson. Más que una comparación una figura retórica. Pero Ramos levantó en Kiev como capitán su tercera Champions (tiene cuatro) exactamente como hizo Beckenbauer. No es ninguna exageración. Es más, se queda corto. Si se cruzan en un ascensor, es Beckenbauer el que tiene que saludar a Ramos.

El Madrid afianza con su Decimotercera Champions una hegemonía desconocida en Europa desde los años 70. Ya tiene más Copas de Europa que toda Inglaterra. Podíamos explicar al Ajax de Cruyff, el Bayern de Beckenbauer, el Milán de Sacchi. Pero esto del Madrid es inexplicable. El Madrid es una mezcla entre los Globetrotters y Disney con un secreto que se parece más a la fórmula de la Coca Cola que a una filosofía de juego. El partido tuvo dos lesiones, una chilena y dos cantadas. Un renacimiento y una muerte deportiva. Fue una final extravagante, como solo puede serlo un cóctel hecho con la energía de Klopp, la suerte-designio de Zidane y los figurones del Madrid.

La lesión de Salah cambió la final. Ramos, el agente por el que la flor de Zidane elige manifestarse, le hizo una falta y se aseguró de tenerlo bien cogido del brazo para que el egipcio no se le escapara. La caída fue mala y se lesionó. No hubo alevosía, pero esto va a condicionar mucho la proyección de Ramos (y su yeguada) en el mundo árabe.

La lesion llegó justo en el peor momento del Madrid, que con la alineación de Cardiff había intentado sin éxito imponer un juego elaborado. Era incapaz de dar tres pases, Isco quedaba muy lejos y Casemiro estaba haciendo el peor partido de su carrera. Las pérdidas de balón eran constantes.

El Liverpool es como un resumen de la evolución cronológica del desarrollo del fútbol: base inglesa, un cerebro brasileño (Firmino) y dos alas africanas, de una frescura excitante y nueva. Y todo eso entrenado por un alemán.

Firmino dirigía la presión alta del Liverpool, y se imponía con éxito a Casemiro. Isco no tejía. En los fallos del Madrid, que eran de tipo epidémico, no solo había falta de acierto o velocidad, había miedo. La verticalidad de Salah y Mané exigía prudencia, pero también llegaban los laterales. Robertson centró, hubo algún córner para el peligroso Van Dijk, y en el 23 Navas le detuvo un balón a Alexander-Arnold tras ocasión previa de Firmino. El plan del Madrid había sido tocar, pero no daba tres pases. La sensación era que la pegada y la velocidad se las había dejado en el banquillo.

Pero en el 30 se fue Salah y el Liverpool quedó cojo. Mané se fue a la derecha y Lallana ocupó la izquierda. Era ya un equipo normalizado. El Liverpool perdió su salida y el Madrid el miedo. Aunque Carvajal se lesionara minutos después, el intercambio de lesiones dejaba un saldo incomparable. El Madrid, sin el castañeteo de dientes, comenzó a tocar de otro modo. Se vio ya el caracoleo de Isco; Benzema, magnífico, se sumergía como un batiscafo buscando la jugada, y Marcelo extendía su ala de fútbol. El Madrid ya era el Madrid y acabó la primera parte atacando y con la pelota. Gol anulado a Benzema tras larga posesión, ocasión de Nacho y chut último de Benzema.

Klopp se colocó en un más ordinario 4-4-2 y tras el descanso ya se apreció la sideral distancia entre Kroos, Modric y la media inglesa. Isco tiró al palo y luego vino el 1-0, un cante de Karius que aprovechó Benzema de forma casi idéntica a su gol contra el Bayern. Cuando se puso a morder por fin a los porteros acabo decidiendo la semifinal y la final; contra porteros, eso sí, rubios, alemanes, guapos e imberbes. Parecía una autocita del Madrid. Benzema estaba repitiendo algo. La flor se replicaba.

Pero el Liverpool sorprendió. Empató en un córner en el que Lovren se impuso y Mané llegó antes. Si era de temer una resurreción espitirual del Liverpool, electrizado por el gol, duró poco. Otra vez se desencadenó la epifanía madridista. Zidane retiró a Isco, metió a Bale, pues el partido estaba más que anglosajón, y todo le salió como si respondiera a un sueño del francés. Así están siendo estos años: el cuento que Zidane escribiría. Vivimos una fantasía de Zizou. Apostó por Benzema y fue el mejor; quedaba Bale por integrar en el final feliz y un pase de Marcelo lo cazó con una chilena inverosímil para el 2-1. Era el gol de Cristiano desde la otra banda y con otra pierna ¿Su último partido? El mejor Bale conocido. Aparecía para ganar la Champions como ya ganó aquella Copa del Rey que abría un ciclo.

Aun respondió el Liverpool. Mané tiró del equipo y chutó al palo. La final era antigua, mala de juego, asombrosa de lances, y hasta peligrosa. Cristiano tuvo un par de contras pero se la quitó Robertson. Era la noche para que se redimieran el resto de la BBC. Aún había final porque el Liverpool no cejaba y Bale pedía balones que no le llegaban. Estaba pletórico y en su ascensión se llevó a Karius en el 3-1: chut de lejos y clamoroso fallo de manos blandas.

Pocas veces se ha visto un hundimiento personal como el de Karius. Hay que temer no ya por su carrera, sino por su vida. Faltaba el gol de Cristiano y cuando estaba a punto, encarando a Van Dijk, saltó un espontáneo inglés. La perfección era ya insoportable.

¿Que el 13 trae mala suerte? Eso era antes. Olviden el 12+1 de aquella España supersticiosa. La Decimotercera del Madrid es un trébol colosal. El Madrid va a por el Madrid. Va a por Gento y Di Stefano. Ha destrozado a sus rivales con una mezcla de encantamiento y calamidades en la Champions más excepcional de todas. El Ajax de Cruyff y el Bayern de Beckenbauer dominaron el fútbol. El Madrid ha ido más allá: ha controlado lo que rodea mágicamente al fútbol.

Actualizado:Actualizar

Muchas gracias por seguir la narración de la final a través de ABC.es. Un saludo y buenas noches.

La terrible pesadilla de Karius en la final de Kiev.

El francés Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, se ha convertido en leyenda, por si aún no lo era, al conseguir ser el primer técnico que logra vencer en tres ediciones consecutivas la Copa de Europa-Liga de Campeones. El preparador blanco igualó en número de títulos al inglés Bob Paisley y al italiano Carlo Ancelotti, pero estos no lo lograron de forma consecutiva.

El delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo logró su séptimo título de máximo goleador de la Liga de Campeones, el sexto de manera consecutiva, tras cerrar la máxima competición continental con un total de 15 tantos. Ronaldo no pudo anotar en la final que enfrentó este sábado al Real Madrid con el Liverpool en Kiev y se quedó a dos goles de su mejor marca en el torneo, los 17 tantos que firmó en la campaña 2013-2014. Con cinco menos que el jugador del Real Madrid, diez, compartirán la segunda posición los jugadores del Liverpool Mohamed Salah, Roberto Firmino y Sadio Mané, que firmó el único tanto del conjunto inglés este sábado.

El galés Gareth Bale, con un doblete tras saltar al campo a los 61 minutos, condujo al Real Madrid a la Decimotercera tras ganar al Liverpool por 3-1 en la final de la Liga de Campeones disputada en Kiev. El francés Benzema aprovechó un error del meta del Liverpool, el alemán Loris Karius, para adelantar al Real Madrid (m.51), pero el senegalés Sadio Mane igualó cuatro minutos después al aprovechar un balón que había cabeceado el croata Dejan Lovren a la salida de un córner. Bale saltó al campo a los 61 minutos en lugar de Isco Alarcón. El galés se erigió en el gran protagonista. Al poco de entrar adelantó de nuevo al Real Madrid con una gran chilena a centro de Marcelo (m.64) y puso la puntilla con un disparo lejano que se le escapó a Karius (m.83).

El Real Madrid ha hecho historia en Kiev al sumar su decimotercer título de la Copa de Europa-Liga de Campeones, el tercero consecutivo bajo el actual formato, algo que ningún equipo había conseguido. El último conjunto que se ciñó tres años seguidos la corona continental fue, en la etapa anterior de la competición, el Bayern Múnich entre 1974 y 1976. El Ajax lo consiguió entre 1971 y 1973, y el Real Madrid es el que ostenta el récord de títulos seguidos al conseguir los cinco primeros de la historia, entre 1956 y 1960. El Real Madrid es el rey de Europa con sus trece títulos, seis más que el Milan, y con cinco figuran su rival de Kiev, el Liverpool, junto al Bayern Múnich y al Barcelona.

Final ¡¡¡¡ El Madrid campeón de Europa por tercera vez consecutiva ¡¡¡¡

93ENTRA UN ESPONTÁNEO cuando Cristiano buscaba el cuarto del Madrid ¡¡¡

92Saque de esquina para el Real Madrid.

91La afición del Madrid ya entona el campeones, campeones ¡¡¡

90El árbitro señala tres minutos de prolongación.

89Falta de Nacho sobre Mané. Lanzamiento lateral.

88Cambio en el Real Madrid, el tercero. Se retira Benzema y entra Marco Asensio.

88Falta de Firmino sobre Nacho en su intento de remate de cabeza.

86El Real Madrid está a cinco minutos de levantar su tercera Champions seguida, la decimotercera de su historia.

85Bale ha estado a punto de lograr el triplete. Qué gran actuación del galés.

83La primera tarjeta del partido llegó antes del cambio de Milner por Enre Can. La recibió Sané.

83Vaya regalo de Karius ¡¡ El disparo de Bale desde 25 metros era fácil para el guardameta, al que se le doblaron las manos.

83Goool de Bale ¡¡¡¡ Zapatazo del galés que se come el guardameta del Liverpool ¡¡¡

82Cambio en el Liverpool. Se retira Milner y entra Enre Can.

81Karius salva el gol de Benzema ¡¡¡¡¡ Qué gran pase de Bale al francés, cuyo remate fue desviado por el guardameta del Liverpool.

80El Madrid intenta protegerse con la posesión de la pelota.

79Emocionante final el que estamos viviendo, muchos nervios en ambos bandos.

78El Liverpool juega ahora en campo del Madrid, pero no encuentra huecos en la defensa blanca, muy bien organizada.

76Hemos entrado en el tramo final de la segunda parte, emoción en el Olímpico de Kiev.

75Fuera de juego de Benzema en el saque de esa falta, ejecutada por Kroos.

75Falta de Alexander-Arnold sobre Nacho.

74Robertson evita el gol de Cristiano, que se quedó solo en el área grande. El defensor se adelantó por detrás al portugués y mandó el balón a córner.

72El balón se le marcha a Cristiano en una lance con Van Dijk por la derecha. Saque de puerta.

71Emocionante final la que estamos viviendo el Olímpico de Kiev. El Liverpool ha dado un paso al frente, pero deja huecos atrás.

70Mané al palo ¡¡¡¡¡ El lanzamiento lejano del jugador del Liverpool se estrelló en el palo.

69Sergio Ramos se adelanta a Mané y eviat el remate del jugador del Liverpool. Saque de esquina.

68Fuera de juego de Lallana, que se quedaba solo ante Keylor Navas.

67El conjunto de Zidane se ha hecho dueño y señor de la pelota después del gol de Bale, que ha dejado tocado al Liverpool.

65El Madrid vuelve a adelantarse en la final. Qué gran remate de Bale, que ha marcado nada más entrar en el partido.

64Pase de Marcelo desde la izquierda y remate de chilena espectacular de Bale desde la frontal del área grande.

64Goool de Bale ¡¡¡¡ Golazo de chilena del galés ¡¡¡¡

63El Madrid cambia de plan con la entrada de Gareth Bale. El Madrid sigue teniendo la posesión de la pelota y el Liverpool muerde para defenderse.

62El fallo de Karius en el gol de Benzema.

61Segundo cambio del Madrid. Se retira Isco y entra el galés Bale.

Ver más